Bienvenido a Sott.net
dom, 23 abr 2017
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Cross

Joseph Campbell y el poder del mito

El escritor dedicó su vida a quitar las máscaras a los distintos héroes para dar con un mismo molde, con los mecanismos del mito. El poder del mito, un extenso diálogo entre él y el periodista Bill Moyers, revela cómo los arquetipos mitológicos, religiosos y psicológicos moldean la experiencia humana
"El hombre no debería estar al servicio de la sociedad, sino la sociedad al servicio del hombre. Cuando el hombre se pone al servicio de la sociedad, tienes un Estado monstruo. Las virtudes del pasado son los vicios del presente. Y mucho de lo que se creía que eran los vicios del pasado son las necesidades de hoy"Joseph Campbell
Podríamos pensar que a día de hoy los mitos constituyen una mera curiosidad, un objeto arqueológico que atrae la atención de un puñado de estudiosos y que adoptó esa condición de pieza de museo con la llegada de la ciencia moderna. Sin embargo, aunque sintamos que aquellos dioses de la antigüedad no tienen nada que ver con nosotros, seguimos empapados de su influencia. Por un lado, la variada tradición mitológica ha ido moldeando nuestra concepción de la realidad y, por tanto, nuestra interacción con esta. Por otro, los mitos siguen actualizándose camuflados bajo diversos envoltorios e influyendo en el inconsciente colectivo. Joseph Campbell dedicó su vida a quitar las máscaras a los distintos héroes para dar con un mismo molde, con los mecanismos del mito. El poder del mito, un extenso diálogo entre Campbell y el periodista Bill Moyers, revela cómo los temas y símbolos, los arquetipos mitológicos, religiosos y psicológicos moldean la experiencia humana.

Comentario: Vea también:


Butterfly

Este conmovedor corto nos muestra por qué debemos soltar el control y abrazar la vida (video)

Nuestra sociedad perfectamente estructurada nos ha hecho creer que hay un manual para todo, que si damos los pasos adecuados obtendremos los resultados deseados. Ese mensaje nos ha convertido en maniáticos del control. Nos ha transformado en personas que pretenden que las cosas funcionen según sus expectativas, personas que intentan controlar cada detalle, para que nada se salga del guión.
Sin embargo, una de las lecciones más difíciles que la vida se encarga de enseñarnos es que existe el caos, que seguir una serie de pasos perfectamente estructurados no nos garantiza el éxito y que las cosas no siempre ocurren cuando estamos preparados. La adversidad puede golpearnos en cualquier momento, y si nos aferramos al control y pretendemos ir en contra de la corriente natural de la vida, solo sufriremos más y en ocasiones incluso le haremos daño a quienes nos rodean.

Comentario: Así mismo recomendamos ampliamente leer:


Music

El efecto curativo de las 'cinco notas musicales'

La medicina tradicional china explica que la circulación normal de la energía a través de los canales de energía en el cuerpo humano es esencial para la vida saludable de la persona.

Si bien todos los órganos internos influyen en la circulación, es el corazón el que domina los cambios globales de los órganos internos, ya que es el motor de la circulación de la energía y de la vida. El corazón se mueve por las emociones, así que para tener buen salud es extremadamente importante tener un buen estado mental y espiritual.

© Desconocido
La música es capaz de ajustar el propio estado mental, de iniciar procesos de pensamiento, regular el corazón e incrementar el metabolismo; en otras palabras, la música virtuosa puede generar en la persona un estado psicológico bueno y positivo, y afectar el cuerpo entero. Pero existen conexiones aún más detalladas entre la música y el cuerpo humano.

Comentario: Recomendamos leer también:


Butterfly

Bloqueo mental y estrés: el pez que se muerde la cola

A veces notamos que nuestra mente no da para más y nos quedamos estancados. ¿Por qué ocurre eso?

© Desconocido
Hoy en día, pocas personas pueden afirmar no haber sufrido nunca un bloqueo mental o emocional. El ritmo de vida frenético y la exposición a situaciones estresantes hacen que, en algunos momentos, notemos que nuestro cerebro no da más de sí.

Veamos en qué consiste exactamente eso del bloqueo mental y de qué manera se relaciona con el estrés.

¿Qué es el bloqueo mental?

Desarrollemos primero el concepto en sí de bloqueo mental.

En palabras del psiquiatra Manuel Escudero, el bloqueo mental se define como "una interrupción de un proceso cerebral que no nos permite iniciar o terminar alguna actividad o situación. Este fenómeno se puede considerar como la imposibilidad de seguir una línea de pensamiento que afecta a nuestras conductas, merma nuestra eficacia y limita nuestro potencial para conseguir nuestro objetivo final."

Comentario: Sin duda, machacarnos no ayuda a salir de los ciclos de retroalimentación negativa que pueden ser iniciados por el bloqueo mental. En vez de eso, es probable que los empeoren al provocar aún más estrés y sentimientos de derrota. Una manera efectiva de reducir el estrés y desbloquear nuestra mente es la meditación, combinada con técnicas de repiración que relajan y ayudan a enfocar la mente. Desde SOTT, recomendamos conocer el programa de reducción de estrés y meditación, Éiriú Eolas, que ayuda a salir del bloqueo mental y fomenta una actitud proactiva que conduce a asumir la responsabilidad de ser escultores de nuestro propio cerebro (y de nuestra vida). Para conocer más, puede leer el artículo Éiriú Eolas: Expansión del conocimiento. Vea también nuestro programa de SOTT Radio Network en español - Especial Éiriú Eolas: Expansión del Conocimiento.

Recomendamos leer también:


Hearts

Depresión: una nueva forma de entenderla y atacarla

Nada es más motivante que recibir mensajes de agradecimiento de personas que mejoraron su salud a raíz de leer el Blog y seguir los programas. Me sorprendió desde el principio la cantidad de personas que afirmaban no sólo haber mejorado su cuerpo, también su mente. Por ejemplo, muchos síntomas de depresión habían desaparecido.
Hasta entonces, mi visión sobre la depresión era similar a la de la mayoría: desequilibrio de neurotransmisores, trastornos emocionales... y el tratamiento habitual, por tanto, terapia y medicación.

Comentario: Así mismo desde SOTT recomendamos ampliamente seguir una práctica constante de Éiriú Eolas:
Éiriú Eolas (EE) incluye ejercicios de respiración que estimulan el nervio vago para controlar el estrés, así como técnicas de liberación emocional practicadas en el pasado por Carl Jung y Alexander Lowen. EE ayuda a aliviar el estrés, lo cual conduce a un bienestar generalizado y mejora la calidad del sueño, permitiendo una curación más rápida. Además, EE tiene una excelente aplicación en terapias psicológicas al permitir la liberación de traumas que datan de muchos años −como el abuso infantil− en un ambiente seguro y no re-traumatizante- También ayuda a aliviar el estrés post-traumático y permite mejorar el estado de ánimo, la concentración mental y la tolerancia al estrés.
También, recomendamos la siguiente charla sobre la fuerte relación entre la dieta y la depresión: [puede activar los subtítulos en inlgés]




Magic Wand

"Los cuentos infantiles enseñan sin dar lecciones, es el niño quien extrae su significado"

La lectura es un salto al universo emocional: un viaje cuyo riesgo es quedarse prendado, incendiado, asombrado con sus constelaciones. Quien no lee puede que se haya perdido tantos mundos que solo recuerde un sombrío satélite al que llamará vida.
Es una sala de simulación casi infinita, un tobogán a nuevas situaciones, sensaciones y experiencias; un lugar de aprendizaje en el que comprender las emociones, ponerse en la piel de otros, ser miles de seres. Un ejercicio mágico de empatía. Los avances en neurociencia apuntan que se trata de un buen hábito para mantener en forma las capacidades mentales y por ende nuestro cerebro. Es además un gozo.

Comentario: Vea también:


Magnify

Científicos, entre el saber y el ser

La visión del científico heroico y puro sigue muy presente en nuestro imaginario; de ahí el escándalo con el que recibimos las recurrentes noticias sobre el comportamiento censurable de algún investigador. Cuestionar esas visiones edulcoradas es el cometido de Los pecados de dos grandes físicos: Newton y Einstein, obra de Eduardo Battaner. No tenían un pelo de inmaculados, pero, como afirma el autor, "el sabio imperfecto puede hacer una ciencia perfecta".
© Wikipedia
Cuando Auguste Comte, el padre del positivismo, pergeñó en 1849 un calendario en donde, en lugar de los santos cristianos, figuraban eminencias del pensamiento y de las artes como Arquímedes, Volta o Cervantes, dio un impulso decisivo a la transformación del científico en un santo laico.

Coherentes con ese estatuto sacro, las biografías de científicos se inspiraron en las vidas de los santos. Las hagiografías - de contenido en gran medida imaginario - repetían la trayectoria de Jesús: eclosión a tierna edad de su vocación, toma de conciencia de su misión salvadora, ejecución de milagros, reconocimiento público de su santidad y un final trágico en el martirio.

Comentario: Si vemos en retrospectiva la historia, podemos comprobar que una gran cantidad de científicos, genios y personalidades relevantes tuvieron un comportamiento cuestionable, pervertido y hasta criminal; sin duda que eso no impide hacer ciencia o contribuir en algo. ¿Pero podemos asegurar que la ciencia y la humanidad van por buen camino, que evolucionan de la mejor manera posible, que no es importante la salud mental ni la vida personal de nuestros científicos o de cualquiera de nosotros para contribuir a la sociedad? Compartimos la siguiente reflexión al respecto:
"La gente capta lo que debe entenderse por «saber». Reconocen la posibilidad de diferentes niveles de saber: comprenden que el saber puede ser más o menos elevado, es decir, de más o menos buena calidad. Pero esta comprensión no la aplican al ser.... Ellos no comprenden que el saber depende del ser. Y no solamente no lo comprenden, sino que no quieren comprenderlo. En la civilización occidental en particular, se admite que un hombre pueda poseer un saber vasto, que pueda ser por ejemplo un sabio eminente, autor de grandes descubrimientos, un hombre que hace progresar la ciencia, y que al mismo tiempo pueda ser, y tiene el derecho de ser, un pobre hombre egoísta, discutidor, mezquino, envidioso, vanidoso, ingenuo y distraído. Parece que aquí se considera que un profesor tiene que olvidar en todas partes su paraguas.

Y sin embargo, tal es su ser. Pero en Occidente se estima que el saber de un hombre no depende de su ser. La gente da mayor valor al saber, pero no sabe darle al ser un valor igual, y no tiene vergüenza del nivel inferior de su propio ser. Ni siquiera comprende lo que esto quiere decir. Nadie comprende que el grado del saber de un hombre es función del grado de su ser.

Cuando el saber excede demasiado al ser, se vuelve teórico, abstracto, inaplicable a la vida, aun puede tornarse nocivo, porque en lugar de servir a la vida y de ayudar a la gente en su lucha contra las dificultades que la asaltan, tal saber comienza a complicarlo todo; desde luego, ya no puede aportar sino nuevas dificultades, nuevos problemas y toda clase de calamidades que no existían antes.

La razón de esto es que el saber que no está en armonía con el ser, nunca puede ser bastante grande o, mejor dicho, no puede estar lo suficientemente calificado para las necesidades reales del hombre. Éste será el saber de una cosa, ligado a la ignorancia de otra: será el saber del detalle, ligado a la ignorancia del todo: el saber de la forma, ignorante de la esencia."

Fragmentos de una enseñaza desconocida. P.D. Ouspensky



Roses

Padres jardineros vs. padres carpinteros: ¿Cómo la crianza moderna pone una camisa de fuerza a los niños?

En 2011, un equipo de psicólogos realizó un experimento muy interesante con niños de edad preescolar. Los investigadores les dieron un juguete hecho a partir de diferentes tubos de plástico, cada uno con una función distinta: uno emitía una especie de chirrido, otro se iluminaba, de otro salía música y el último tenía un espejo oculto.

© Desconocido
En algunos casos, un experimentador entraba en la habitación y se golpeaba, aparentemente de manera accidental, con el tubo que emitía un chirrido. En otros casos el experimentador se comportaba más como un maestro y les mostraba a los niños cómo funcionaba el juguete, enseñándole solamente cómo activar el tubo que emitía el chirrido. A continuación, dejaron solos a los pequeños con el juguete.

Los psicólogos comprobaron que los niños a quienes les habían "enseñado" jugaban de manera más limitada y repetitiva, se aburrían más rápido del juguete y ni siquiera descubrieron todas las funciones de los tubos. Al contrario, los niños a quienes simplemente les dejaron el juguete, sin darles orientaciones, jugaron con mayor libertad, de manera más creativa y descubrieron todas las funciones de los tubos.

Para Alison Gopnik, profesora de Psicología de la Universidad de California, este experimento pone de manifiesto uno de los peores errores que cometemos en la educación infantil: pensar que la tarea de los padres es ayudar a los niños a desarrollar con éxito una serie de tareas a lo largo de la vida.

Afirma que "en los últimos treinta años el concepto de la paternidad y la industria que lo rodea han transformado el cuidado de los niños en algo obsesivo, aprensivo y controlador que no es bueno ni para los padres y mucho menos para los niños".

Muchos padres ven en sus hijos una proyección de ellos mismos por lo que vierten sobre ellos sus propios sueños, ilusiones y planes. Sin darse cuenta, su educación se enfoca en moldear la personalidad de sus pequeños vástagos para que estos realicen los sueños que ellos mismos no pudieron cumplir. Según Gopnik, estos progenitores serían los "padres carpinteros".

Comentario: Recomendamos leer también:


Arrow Up

¿Por qué salir de mi zona de confort?

¿En algún momento te has sentido estancado? Como si tu situación actual no representara ningún reto ni preocupación para ti. De alguna manera te sientes confiado, seguro y a gusto, pero lo cierto es que no resulta nada productivo debido a que no hay oportunidades de cambio ni de crecimiento. Es como si estuviéramos desperdiciando nuestra vida.

© YouTube
Cuando intentamos salir de esa zona, comenzamos a sentir miedo por la incertidumbre de no saber qué nos espera. Somos humanos y es normal que temamos a lo que no conocemos. Sin embargo, debemos ir en búsqueda de las oportunidades. A pesar de que sea molesto el sentimiento de incomodidad con la situación nueva, al comenzar a experimentar cosas diferentes nos daremos cuenta de que el momento es ahora y debemos aprovecharlo.

Comentario: Recomendamos leer también:


Hearts

Una flor en el camino: la metáfora perfecta de por qué amar no es poseer

En Pijama Surf hemos abordado el tema del amor. En cierta forma sería imposible no hacerlo, pues se encuentra casi en cualquier aspecto de nuestra cultura: la ciencia, las artes, la filosofía, la vida en sí. Con cierto contagio de la atmósfera que se respira en este día podríamos parafrasear la conocida sentencia de Terencio y decir que al amor nada de lo humano le es ajeno.

Con todo, es posible que esa casi omnipresencia del amor resulte también en una confusión generalizada. Es posible que en medio de tantas narrativas sobre el amor, las personas no sepan ya qué es amar. ¿El amor debe ser según se desarrolla en las chick flicks hollywoodenses? ¿El amor debe ser trágico como en casi todas las películas francesas? ¿El amor sigue una línea recta o más bien va dando tumbos y bandazos porque sus implicados son incapaces de entenderlo y ejercerlo?

Comentario: Puede leer también: