Bienvenido a Sott.net
sab, 24 jun 2017
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Butterfly

La zona de confort, una prisión con apariencia de oasis (video)


Imagina que te encuentras en un oasis, perdido en algún lugar de un enorme desierto. En él tienes todo lo que necesitas para sobrevivir con comodidad: agua, fruta, sombra,.. De modo que construyes un pequeño muro a su alrededor para protegerte de los posibles peligros del vasto desierto. Cuando lo consigues te instalas en ese nuevo hogar en el que tienes todo lo que necesitas. ¿Crees que si permanecieses dentro de esos muros toda tu vida serías
feliz?

Es probable que durante un tiempo estuvieses bien sintiéndote seguro. Pero es posible que trascurrido éste, comenzases a preguntarte qué hay más allá de esos muros, qué misterios guarda el páramo paisaje, qué seres se deslizan sobre sus arenas, qué enigmáticas tribus nómadas lo rondan, cómo se apreciarán las noches estrelladas cuando la vegetación no te impide ver el cielo en las noches mágicas del desierto,...

Comentario: Así mismo lo invitamos a leer:


Heart - Black

Gaslighting, la forma de abuso más sutil y corrosiva

¿Alguna vez alguien te ha hecho creer que estabas loco? ¿Qué lo que tanto afirmas nunca ha pasado? Cuando te hacen dudar de tu criterio, de lo que consideras que ha ocurrido, puedes sentirte confundido e incluso llegar a caer en una depresión. Es una estrategia muy efectiva de manipulación que muchas personas utilizan para hacer sufrir y aprovecharse de otros. Estamos hablando del Gaslighting, también conocido como hacer luz de gas, la forma de abuso más sutil y corrosiva.
El término "Gaslighting" no está escogido al azar, sino que está sacado de una película conocida como "Gaslight" en la que el protagonista le hace creer a su mujer que desvaría y que debe acudir a un psicólogo. Todo esto tiene un fin, robarle la fortuna. Una verdadera tortura para cualquier persona que se convierta en víctima de este brutal engaño.

Comentario: Así mismo lo invitamos a leer:


Brain

Los cerebros de los alumnos se sincronizan durante una clase

Los cerebros de los alumnos se sincronizan durante una clase, ha descubierto un estudio, ya que sus ondas cerebrales presentan modelos similares. La sincronización es mayor cuanta más concentración tienen los alumnos. La investigación, basada en EEG, servirá para determinar cómo la audiencia de un espectáculo puede influir sobre lo que se produce en el escenario.
© NSF
Un momento de la investigación. Foto: Diane Quinn.
Cuando las personas de un grupo están concentradas unas con otras y con el entorno, sus ondas cerebrales presentan modelos similares. Lo ha descubierto un estudio que utilizó electroencefalografía (EEG) portátil para registrar simultáneamente la actividad cerebral de una clase de alumnos de secundaria durante un semestre.

Comentario: Lo invitamos a leer también:



Brain

Distorsiones cognitivas: 7 formas en que la mente nos sabotea

Autoestima. Uno de los conceptos más empleados, tratados, y en consecuencia manoseados de la historia de la psicología. La corriente cognitiva (aquella que incluye "lo mental" dentro de la ecuación humana) es la que inició en su momento el concepto de autoestima, definiéndola como la forma (positiva o negativa) en la que nos valoramos a nosotros mismos. Y es esta misma rama la que define a la autoestima como participante principal de la salud mental o de la ausencia de ésta. Con una autoestima positiva, lo más probable es que se tengan más pensamientos positivos acerca de mundo y de uno mismo, una percepción más optimista del futuro,y una mayor sensación subjetiva de felicidad.
Sin embargo, la autoestima no es un factor fijado en nuestra mente, algo que no cambia con el tiempo y que no depende de las situaciones que vivmos. De hecho, puede crecer o decrecer dependiendo de algo que conocemos como distorsiones cognitivas.

Comentario: Una vez que nos damos cuenta de que tenemos este tipo de distorsiones cognitivas, entonces podemos ir poco a poco trabajando para ir modificando estos pensamientos que en ocasiones pueden ser tóxicos para nosotros y las personas con las que nos relacionamos.

En este caso recomendamos las siguientes lecturas:



Butterfly

Estudio comprueba que el altruismo es la clave para ser feliz


¿Qué se necesita para ser realmente feliz? Hay quienes dicen que la felicidad es el resultado de un condicionamiento pavloviano, en el que el esfuerzo alcanza recompensas como el dinero, sexo, diversión, amor, comida, placer; otros, que la felicidad reside en las dosis adecuadas de serotonina, epinefrina y endorfinas después de la explosión de sensaciones corporales y emociones psíquicas; y unos pocos, que diferencian entre el éxtasis de placer, aquella que puede volverse en adicción y evasión de la realidad, y la felicidad, esta que se queda a largo plazo pese a no ser exuberante en su sentir. La realidad es que en cada definición de felicidad existe la solución a numerosos tratamientos enfocados en la salud mental de las personas.


De acuerdo con estudio publicado en Journal of Positive Psychology, la felicidad prolongada, la menos intensa pero con mayor impacto en la estructura mental y cerebral de un individuo, es la clave para prevenir depresión en adolescentes. En palabras Emily Esfahani Smith, autora de la investigación:
La felicidad sin un significado caracteriza una vida egoísta, narcisista y relativamente oscura, en la cual las cosas pueden ir bien, las necesidades y el deseo son fáciles de satisfacer, y las dificultades son evadidas. Y mientras que la felicidad sin significado es una emoción que se siente en el aquí y en el ahora, que eventualmente desaparece, como todas las emociones lo hacen, una felicidad con significado, es duradera. Se conecta entre el pasado, el presente y el futuro.

Comentario: Esto es algo que está ocurriendo mucho en nuestros días, si a usted le preguntaran qué es lo que más quiere en esta vida, tal vez su primer respuesta sería "ser feliz." Sin embargo, somos seres sociales, necesitamos de una conexión real con los demás para realmente encontrar un sentido a nuestras vidas. Estamos tan ensimismados todo el tiempo que los niveles de depresión, ansiedad, estrés y un sinfín de enfermedades se están agravando. ¿Pero qué pasaría si se saliera de esas narrativas de solo preocuparse por el "yo" y se comenzara a mirar por los demás? Claro, en todo hay que tener un equilibrio.

Cada quien en este mundo tiene alguna característica que podría ser de ayuda para los demás, y si realmente explotamos eso, sin tener la idea de recibir algo a cambio, haciéndolo de manera humilde y con toda la honestidad, podríamos juntos ir creando poco a poco algo mejor para nuestra humanidad, que como vemos en las noticias no solamente en el ámbito político, sino social, las cosas parecen estar decayendo.
Cada hombre debe decidir si caminará a la luz del altruismo creativo o en la oscuridad del egoísmo destructivo.
-Martin Luther King, Jr.
Así mismo recomendamos leer:
¿Y por qué es tan importante la empatía con los demás? Vea el siguiente vídeo: [en inglés]




Life Preserver

¿Qué es la psicoterapia existencial?

© Desconocido
Traducido y editado para Psyciencia por: Maria Fernanda, Alejandra Alonso y David Aparicio.
Sólo existe un problema filosófico verdaderamente serio... Juzgar si la vida vale o no ser vivida responde a la pregunta fundamental de la filosofía."
- Albert Camus.
La psicoterapia existencial es mucho menos conocida en comparación con otros enfoques del bienestar mental. En este artículo intentaré resaltar brevemente sus principios y esquema porque creo que podría y debería jugar un rol más importante en cómo lidiamos con los problemas que todos inevitablemente enfrentamos como parte de la vida.

En esencia, la psicoterapia existencial es la aplicación de ideas filosóficas a los problemas del vivir. En su forma más efectiva, puede habilitar a una persona a entender mejor el potencial de su existencia y estimularla para encontrar una nueva perspectiva de la vida y de cómo la viven. Puede ayudar a las personas a encontrar sabiduría y aprendizaje en sus sufrimientos y equiparlas para tomar decisiones consideradas y valientes, lo que les permite aceptar y trascender su situación actual que los lleva a terapia.

La pregunta fundamental de la filosofía de Albert Camus, de juzgar si la vida vale o no ser vivida, captura una parte significativa de la filosofía del existencialismo: el significado. Se basa en que, si partimos desde el punto en que aceptamos que vale la pena vivir, entonces tenemos que comprometernos a vivirla de la mejor manera que podamos y tenemos una responsabilidad con nosotros mismos de crear una existencia significativa en la cara de la inevitable ansiedad existencial que viene con el desafío.

La psicoterapia existencial es un enfoque fenomenológico de la terapia, que le da importancia a la experiencia subjetiva del individuo en terapia y le da aún más relevancia a la descripción de esa experiencia, en vez de interpretarla y juzgarla. El trabajo de un terapeuta existencial está filosóficamente fundado en las cuatro cuestiones de la existencia - problemas que naturalmente surgen del hecho de que existimos: la libertad y la a menudo olvidada responsabilidad que viene con ella, el aislamiento, la muerte y la falta de significado.

Cada cuestión está enraizada en los trabajos filosóficos de los pensadores existenciales de los siglos XIX y XX, desde Kierkegaard hasta Nietzsche; Heidegger hasta Sartre y en las bases del trabajo terapéutico existencial. A continuación exploraré brevemente cada cuestión y tocaré lo que significa la fenomenología en la práctica, con la esperanza de dar mayor claridad a este a veces mal entendido enfoque de la psicoterapia.

Comentario: Recomendamos leer también:


Bulb

La diferencia entre información, conocimiento y sabiduría (o por qué más información nos ha hecho menos sabios)

Hoy conocemos más cosas, pero somos menos sabios.

El Internet originalmente, según la visión de Tim Berners-Lee, fue diseñado con la intención de convertirse en una herramienta de conocimiento. Se creía que la libre difusión de información automáticamente produciría una sociedad del conocimiento, una especie de nueva Ilustración. Hoy cualquiera se puede dar cuenta --quizás porque el modelo capitalista ha cooptado la tecnología de la información-- que el Internet no ha cumplido esta promesa de libertad y bienestar a través de la información. El Internet se parece cada vez más a un medio de comunicación como la televisión, cuya función esencial es entretener, pasar el rato, distraernos (al tiempo que se nos venden todo tipo de cosas e, incluso ya, nuestra información nos convierte en productos). De aquí que se haya creado el compuesto infotainment, la inseparabilidad del entretenimiento y la información, el signo de nuestros tiempos; la información es reducida fundamentalmente a un componente de entretenimiento o mera utilidad (top tens para hacernos ricos, guapos, sanos, más productivos, etc.), pero no tiene lo que Walter Benjamin llamaba un lado épico, de verdad, de sabiduría.

Las diferencias entre las palabras conocimiento y sabiduría se han vuelto un tanto difusas, ya que éstas son usadas comúnmente como sinónimos sin mucho discernimiento. Una diferencia yace en que conocimiento contiene el prefijo "con", que significa "junto" y por lo tanto remite a una gnosis dualista, dentro de un constructo sujeto y objeto, o algo que se obtiene con o del mundo exterior. La palabra sabiduría en español tiene un origen que denota una percepción, una experiencia directa de la realidad, específicamente un sabor; podemos decir que la sabiduría es saborear el conocimiento, un acto superior que nace del reposo y la reflexión del mismo. En inglés la palabra "wisdom" (sabiduría) tiene un origen similar, en este caso su raíz ("wit") tiene el significado de "ver". Esta palabra tiene la misma raíz que el latín "videre" (ver) e incluso que el sánscrito "veda", (como en los Vedas), sabiduría, visión. Podemos sugerir entonces que el conocimiento tiene que ver más con la aplicación y recordación de información que se produce colectivamente y que la sabiduría tiene que ver más con la asimilación de la experiencia, con la capacidad de ver, descubrir e interpretar la realidad.

"El conocimiento es adquirido, la sabiduría es descubierta (en uno mismo)", dice Charlie Amber de Daily Zen:
Parece que las personas han empezado a pensar que funcionan como las computadoras. Entre más información le meten a sus cabezas, mejor... El acceso a esta información puede darle la impresión a una persona de estar mejor informada, pero esto no la hace más sabia.
Amber resalta un punto importante, que podemos notar como algo que distingue al conocimiento de la sabiduría: el primero es productivo, busca conocer para hacer; la segunda, es contemplativa, busca conocer para ser:
Un siglo de industrialización y modernización ha convencido a las personas de que la conciencia más alta en el ser humano es la conciencia productiva. Es paradójico que el hombre, al moverse en la dirección de la satisfacción material y el confort, se encuentra cada vez más alejado de la vida espiritual.

Comentario: Cabe resaltar que no debemos descartar la importancia de la información ni el conocimiento como partes esenciales de la sabiduría. La sabiduría, es cierto, puede venir de muchas formas y, quizás, en ciertos casos, ciertos individuos poseen una gran sabiduría sin necesidad de tener demasiada información. Pero es en la combinación de estas formas de conocimiento y entendimiento que quizás podemos alcanzar grados más elevados de comprensión de la realidad en la que vivimos, es decir, adquiriendo información lo más precisa y cruda posible, conocimiento y desarrollando la sabiduría a través del desarrollo personal y de la experiencia del conocimiento que vamos adquiriendo.

Recomendamos leer también:


Brain

¿Hemos malentendido la inteligencia? ¿Qué es realmente?

La palabra inteligencia proviene del latín intellegentĭa, que a su vez se deriva de intelligere (que viene de los téminos inter - entre, y legere-leer-elegir). De este modo, puede deducirse que su traducción es leer entre líneas, o, elegir entre líneas. Así, también podríamos decir que la persona inteligente es la que mejor elige.

Sobre todo Occidente (aunque hoy prácticamente en todo el mundo), desde 1912 comenzó a emplear el famoso test conocido como IQ (coeficiente intelectual) para medir la inteligencia de las personas. Este coeficiente se ha convertido en un estándar para medir la inteligencia, aunque basado en los valores sobre lo que en occidente se considera una persona inteligente: mayormente asociado a la resolución de problemas y el proceso y entendimiento de la información.

Comentario: Así mismo recomendamos ampliamente leer:



Brain

Neuroplasticidad cerebral y emociones positivas

Como vimos en entradas anteriores, la plasticidad o plasticidad cerebral puede definirse como la tendencia natural de la arquitectura cerebral a desplazarse en direcciones positivas o negativas en respuesta a influencias intrínsecas y extrínsecas. Actualmente, debido a un nuevo conjunto de conocimientos y al avance tecnológico en el ámbito científico, sabemos que nuestro cerebro es moldeable y modificable, no solo en etapas sensibles de desarrollo como se afirmaba hasta no hace mucho, sino a lo largo de todo nuestro arco vital.
Nuestro cerebro se transforma constantemente mediante la vivencia de experiencias, creando nuevas neuronas, realizando nuevas conexiones entre las ya existentes y activando o inhibiendo el funcionamiento de circuitos neuronales. Los últimos hallazgos evidenciados desde el campo de las neurociencias muestran claramente el potencial para mejorar la plasticidad cerebral (Goh & Park, 2009) proporcionando a los seres humanos una esperanza sin precedentes para nuestro futuro.

Comentario: Lo invitamos a leer también:


Butterfly

¿Quieres aprender a detectar tus proceso mentales inconscientes? Aprende a meditar

El psicólogo Carl Jung consideraba que una de las claves en el proceso de individuación --el "Santo Grial" de su psicología-- era hacer conscientes aspectos de la mente inconsciente que determinan nuestra conducta de manera permanente por definición, sin que podamos percibirlo. Para ello Jung desarrolló diversas técnicas, incluyendo el uso de mandalas; un método probado por la religión y ahora por la ciencia es la meditación.
Un famoso estudio sobre el libre albedrío realizado en 1983 por el neurocientífico Benjamin Libet pidió a varios voluntarios que apretaran un botón en el momento en el que ellos así lo quisieran, mientras miraban un reloj especial que les permitía observar el tiempo con mucha precisión. Comúnmente la personas pensaban que estaban decidiendo apretar el botón 200 milisegundos antes de que sus manos se movieran --sin embargo, los electrodos revelaron que la actividad en el cerebro que controla el movimiento ocurre 350 milisegundos antes de que se tome una decisión, lo cual sugiere que nuestra mente inconsciente es la que lleva el mando y "decide" cuándo apretar el botón.

Comentario: Así mismo desde SOTT recomendamos ampliamente la práctica del programa de meditación Éiriú Eolas:
La práctica del control voluntario de la respiración, que consiste en inhalar, retener el aire, y exhalar de manera consciente, junto con la meditación y la respiración diafragmática, tiene aplicaciones beneficiosas en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, enfermedades pulmonares como el asma, los desequilibrios del sistema nervioso autónomo y los trastornos psicológicos o relacionados con el estrés. También ayuda a curar enfermedades crónicas degenerativas, incluyendo las enfermedades autoinmunes, el cáncer y las enfermedades de la civilización moderna. No sólo tiene una aplicación terapéutica sino también preventiva, y sus efectos son acumulativos, aunque a menudo los resultados positivos se hacen notar desde la primera sesión
.
Si quiere leer más acerca de la meditación, recomendamos los artículos siguientes: