Bienvenido a Sott.net
sab, 27 ago 2016
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Heart - Black

"Esta educación le está robando a la gente su conciencia, su tiempo y su vida"

"La crisis de la educación no es una crisis más entre las muchas crisis que tenemos, sino que la educación está en el centro del problema. El mundo está en una crisis profunda porque no tenemos una educación para la conciencia.
Cuando uno escucha a este psiquiatra chileno de 75 años da la sensación de estar frente al Jean-Jacques Rousseau de nuestro tiempo.

Alberto Fraile Oliver entrevista a Claudio Naranjo.
Cuenta que estaba bastante dormido hasta que en los años 60 se fue a vivir a EE.UU., allí fue discípulo de Fritz Perls, uno de los grandes terapeutas del siglo XX y formó parte del equipo del Instituto Esalen en California. Allí tuvo grandes experiencias en el mundo terapéutico y en el mundo espiritual. Contactó con el sufismo y se convirtió en uno de los introductores de Eneagrama en Occidente. También bebió del budismo tibetano y el zen.

Claudio Naranjo ha dedicado su vida a la investigación y a la docencia en Universidades como Hardvard y Berkeley. Ha fundado el programa SAT, una integración de la terapia Gestalt, el Eneagrama y la Meditación para enriquecer la formación de profesores. En este momento está lanzando un aviso muy contundente: o cambiamos la educación o este mundo se va a pique.

Comentario: Vea también:


People 2

Habilidades de comunicación: Técnicas para la Comunicación Eficaz

1. La comunicación

Somos primordialmente seres "sociales", en el sentido de que pasamos la mayor parte de nuestras vidas con otras personas. Por consiguiente, es importante aprender a entenderse con los otros y a funcionar adecuadamente en situaciones sociales. Ciertas habilidades de comunicación nos ayudan a mejorar las relaciones interpersonales.

La comunicación es el acto por el cual un individuo establece con otro un contacto que le permite transmitir una información. En la comunicación intervienen diversos elementos que pueden facilitar o dificultar el proceso.
  • Emisor: La persona (o personas) que emite un mensaje.
  • Receptor: La persona (o personas) que recibe el mensaje.
  • Mensaje: Contenido de la información que se envía.
  • Canal: Medio por el que se envía el mensaje.
  • Código: Signos y reglas empleadas para enviar el mensaje.
  • Contexto: Situación en la que se produce la comunicación.
La comunicación eficaz entre dos personas se produce cuando el receptor interpreta el mensaje en el sentido que pretende el emisor.

Comentario: Para poder poner en práctica estos consejos a la hora de comunicarnos (y especialmente en situaciones que pueden ser estresantes o difíciles), es importante aprender a estar lo más consciente posible de uno mismo y a manejar adecuadamente las propias emociones. Por eso, les invitamos a leer también:


Bulb

Mente, memoria y Arquetipo: Resonancia mórfica e Inconsciente Colectivo. Parte 1 - los orígenes del mecanicismo materialista

© Joan Hill
Rupert Sheldrake
Tomado del blog Noticias de abajo.
Rupert Sheldrake es un biólogo teórico cuyo libro Una Nueva Ciencia de la Vida: la hiótesis de la causación formativa (Tarcher, 1981) provocó numerosas controversias. Nature lo describió como "el mejor candidato para la quema en la hoguera", mientras que la revista New Scientist lo calificó como "una importante investigación científica sobre la naturaleza de la diversidad biológica y la realidad física". Debido a que su trabajo tiene implicaciones en los conceptos desarrollados por Jung, como son el Arquetipo y el Inconsciente colectivo, hemos invitado a que Sheldrake exponga sus puntos de vista en una serie de artículos que irán apareciendo de manera sucesiva en las revista Perspectivas Psicológicas. Estos artículos suponen una actualización de la conferencia que dio en mayo de 1986, "Resonancia mórfica e inconsciente colectivo", en el Instituto de Relaciones Humanas de Santa Bárbara.
En este primer artículo voy a hablar del concepto de memoria colectiva para que nos sirva de baseen la comprensión del concepto de Inconsciente Colectivo de Carl Jung. El Inconsciente Colectivo sólo tiene sentido en el contexto de memoria colectiva. Esto nos conduce a un amplio examen de la naturaleza y los inicios de la memoria, no sólo en los seres humanos, ni siquiera solamente en el reino animal, ni tan siquiera en el ámbito de la vida, sino en el universo como un todo. Tal es la perspectiva que abarca un profundo cambio de paradigma que está teniendo lugar en la Ciencia: el cambio de una visión mecanicista a otra evolutiva y holística del mundo.

La visión mecanicista cartesiana sigue siendo, en muchos sentidos, el paradigma dominante hoy en día, sobre todo en Biología y Medicina. El 90% de los biólogos se sienten orgullosos de decir que son biólogos mecanicistas. Aunque la Física ha ido más allá de la visión mecanicista, gran parte de nuestro pensamiento sobre la realidad física aún sigue estando dominado por esa idea. Por lo tanto, voy a examinar brevemente algunos de los supuestos básicos de la concepción mecanicista del mundo con el fin de mostrar cómo está todavía incrustada en la mayoría de nuestros pensamientos.

Comentario: Recomendamos leer también:


Arrow Down

¿Qué le estamos haciendo a nuestros niños? Reflexiones sobre un sistema educativo sin sentido

© Desconocido
Psicológicamente hablando, la escuela, como la conocemos, hace más daño que bien. Es un lugar donde los niños pequeños, naturalmente curiosos y que todavía no están cansados del mundo, van para convertirse en adolescentes confundidos, deprimidos, con una amplia gama de problemas psicológicos que van desde la anorexia y la ansiedad social hasta la depresión y el autoflagelo.

Con métodos tan anticuados para educar a los niños en lugares capaces de succionarle la vida al niño más entusiasta, es un milagro que alguien escape de los efectos de la escuela sin secuelas.

La vida es difícil, misteriosa y complicada, y aún así nosotros vamos "educando" y sofocando a nuestros niños - realmente con las mejores intenciones - sin pensar en lo absoluto en las piedras angulares de la felicidad, como el autoconocimiento y la autoaceptación, el bienestar físico y mental y el propósito.

Inadvertidamente ahogamos a los niños por años. A menudo tanto la escuela como los padres tan bien intencionados llenan cada hora del día de un niño con actividades "enriquecedoras", solo para terminar sofocándolos perversamente, haciendo que se cansen del mundo antes siquiera de que tengan permitido entrar en él con la libertad de un adulto.

Incluso en áreas donde no hay tantos padres bien intencionados para ayudar a hacer cumplir una excesiva cantidad de tareas, se manda a los niños a que cumplan una currícula despojada de todo sentido y sustancia por los burócratas del gobierno quienes creen que es posible convertir la educación en una ciencia y que ven a la estandarización como el modo de asegurar el progreso en una sociedad.

¿Por qué no estamos tratando de crear individuos pensantes que tengan opiniones y que estén comprometidos con grandes ideas a través de la discusión? ¿Dónde están la filosofía, la política y la psicología en esas currículas? ¿Cómo se supone que los niños puedan siquiera intentar entenderse a sí mismos y al mundo sin estos temas?

Comentario: Recomendamos leer también:


Books

La ficción impulsa el aprendizaje y la empatía

Cada vez son más los estudios que revelan la importancia de la ficción en la vida humana. Una revisión de los más recientes apunta a que la ficción impulsa el aprendizaje y la empatía y que, por tanto, ayuda a socializar y a adaptarnos al mundo. Quizá eso explique por qué buscamos la ficción desde tiempos inmemoriales. Lo hicimos al escuchar historias contadas alrededor del fuego y lo seguimos haciendo, a través de las series de televisión actuales, por ejemplo.

© Pixabay
Se suele asumir que leer potencia nuestra salud mental, pero las evidencias que vinculan a dicha salud obras de ficción como Nada (de Carmen Laforet) o La plaza del diamante (de Mercè Rodoreda), por poner dos ejemplos nacionales, de momento son escasas.

Sin embargo, parece que la cosa está cambiando. En una revisión publicada el 19 de julio en la revista Trends in Cognitive Sciences, un psicólogo-novelista de la Universidad de Toronto (Canadá) llamado Keith Oatley profundiza en esta cuestión.

Señala que, en los últimos años, han aumentado las investigaciones sobre el tema. Por un lado, porque los especialistas están reconociendo la importancia de la imaginación para la cognición, la socialización, etc. Y, por otro lado, por las posibilidades de indagación en el cerebro que ofrecen las nuevas técnicas de registro de imágenes cerebrales.

Comentario: Recomendamos leer también:


Hearts

Ante el vacío existencial: el reto de nuestro tiempo

© Desconocido
Sin duda, los seres humanos de todos los tiempos, se han hecho preguntas similares: ¿Quién soy?, ¿hacía donde voy?, ¿cuál es el sentido de la vida y de mi vida?Las respuestas a lo largo de la historia humana han sido variables. Muchas de ellas se inscriben en los principios de las grandes religiones o de los sistemas filosóficos, también se nutren de la sabiduría popular de los pueblos. Además de la riqueza encerrada en las creencias y los aprendizajes heredados, y en las tradiciones de los pueblos, de las comunidades y de los clanes, se requiere lo que alguien ha llamado la mirada interior, es decir, la exploración del propio ser, para encontrar los caminos más profundos y personales.

Probablemente, quienes han captado y descrito con mayor insistencia la dimensión del vacío como fenómeno humano, fueron los filósofos existencialistas. Por cierto que ellos no nos ofrecen respuestas totales, pero si nos muestran un camino de reflexión en el que cada hombre y cada mujer requiere entrar en contacto íntimo consigo mismo para encontrar sus propias respuestas en lo más hondo de su alma.

Kierkegaar, Buber, Heideger y Sartre, entre otros, enfocan su atención en conceptos tales como la libertad para elegir y decidir, y por ende en la responsabilidad que esto implica. En este sentido, su visión resulta ser mas esperanzadora que otras posiciones que sostienen que el hombre está totalmente determinado por sus condiciones históricas y sociales.

Sin embargo, no se puede negar la influencia evidente de la sociedad, de la cultura, de la historia misma, en las creencias y actitudes de los individuos. Pudiéramos decir que existen terrenos mas o menos fértiles para que los seres humanos desarrollen lo mejor de sí mismos o para que no lo hagan.

A nivel social y familiar, podemos claramente encontrar ejemplos que promueven la comunicación y el respeto; y otros en los que el abuso, la violencia y la sin razón, son norma cotidiana. Desafortunadamente la sociedad de hoy en día, ofrece aspectos preocupantes en los que pareciera que el ser humano ha perdido la brújula de su existencia y la calidad de su esencia. No son raros los ejemplos que podrían llevarnos a cambiar el título "auto-otorgado" de "Homo Sapiens" por el de "Homo Consumens" u "Homo Violentis".

Comentario: Recomendamos leer también:


Music

Nuestro cuerpo se mueve al ritmo de la música por razones muy profundas

© Desconocido
Se ha constatado que el vínculo existente entre la música y nuestro sistema motor se inicia durante la gestación; y también que ese vínculo está arraigado en nuestro cerebro. Ahora, un estudio realizado por científicos noruegos señala, además, que nuestra mente tiene grabadas profundamente imágenes de movimientos corporales relacionados con la producción de sonido; unas imágenes que tendemos a recrear cuando escuchamos música.

¿Por qué la música nos hace mover el cuerpo? En un artículo recientemente publicado por la revista Journal of New Music Research, un profesor de la Universidad de Oslo (Noruega) llamado Rolf Inge Godøy y sus colaboradores han explorado esta cuestión; más concretamente: han analizado una teoría ya existente sobre la relación entre el sonido musical y el movimiento del cuerpo.

Se ha demostrado que, cuando escuchamos música, tendemos a percibir afinidades entre el sonido y el movimiento de nuestro cuerpo. La llamada 'teoría motora de la percepción' señala que estas relaciones de similitud están profundamente arraigadas en nuestra cognición.

Según esta hipótesis, para percibir algo debemos simular activamente el movimiento asociado a las impresiones sensoriales que estamos tratando de procesar. Es decir, que cuando escuchamos música tendemos a simular mentalmente aquellos movimientos del cuerpo que se precisan para producir el sonido. Por tanto, nuestra experiencia de un sonido implica una imagen mental de un movimiento del cuerpo (vinculado a la producción de dicho sonido).

Es posible que esta 'imitación' empiece tan temprano como en la gestación, a juzgar por un estudio de 2015 del Instituto Marqués de Cataluña en el que se analizó el efecto de la emisión de música por vía vaginal en fetos humanos.

En esta investigación se constató que, con solo 16 semanas de gestación, el feto ya percibe la música, y no solo eso, reacciona al estímulo sonoro abriendo la boca y sacando la lengua, como si fuera a "cantar". Así que, desde tan temprano, la música induce una respuesta motora (en este caso, de movimientos de vocalización) en nuestra especie.

Comentario: Puede leer también:


Binoculars

¿Es posible heredar los recuerdos de los padres?

Se sabe bien que de los padres se heredan infinidad de características debido a los 23 cromosomas que aportan para generar la célula que desarrollará la vida. Se recibe por ejemplo, el temperamento y, en algunos casos, cierta variabilidad cromosómica que culmine en un síndrome. Pero la ciencia estudia la posibilidad de que sean los recuerdos los que pasen de una generación a otra.

© Desconocido
La epigenética es una disciplina que pone el tema en el campo de juego. Se trata del estudio de los cambios heredables en el ADN e histonas, que modifican la estructura y condensación de la cromatina, afectando la expresión genética y el fenotipo. En otras palabras, la variabilidad cromosómica y su manifestación en el individuo.

La revista Nature publicó un artículo donde se expone una investigación realizada por Bryan Dias y Kerry Ressler (Universidad de Atlanta, Georgia) en la que la pregunta inicial era si la vida de los antepasados, sus vicios o su participación en la guerra, tendría efectos claros en las posteriores generaciones.

Dias, pasó horas experimentando con ratones y observó cómo el miedo asociado a un olor puede afectar a los animales y dejar una huella.

Expuso a ratones macho a acetofenona (químico de olor dulce utilizado para hacer fragancias) luego de darles un ligero golpe en los pies. Los animales fueron expuestos a este proceso cinco veces al día durante tres jornadas. El resultado fue que empezaron a presentar miedo a la acetofenona aún sin recibir el golpe.

El investigador permitió que los roedores se aparearan con hembras sanas. Sus crías resultaron ser especialemente sensibles a la acetofenona. Lo mismo pasó con sus nietos. La información ambiental fue heredada.

Ahora se le conoce como Herencia Epigenética Trasgeneracional. Las experiencias traumáticas quedan grabadas en el ADN y, al reproducirse, puede afectar el sistema nervioso central de los hijos.

Comentario: Seguirán decidiendo por nosotros de manera inconsciente, siempre y cuando no hagamos el esfuerzo de traer esos "programas" heredados y adquiridos a la consciencia. El mismo Jung hablaba de la importancia de hacer consciente lo inconsciente y decía que: "Lo que no emerge como Consciencia, vuelve como Destino".

Les recomendamos leer:



Magnify

El cerebro de Narciso

© Desconocido
En la mitología, Narciso era un joven de belleza impresionante pero también vanidoso, que rechazaba continuamente a sus pretendientes. Una vidente le dijo a su madre que Narciso viviría muchos años siempre que no se conociera a sí mismo. Un día el bello joven vio su imagen reflejada en el agua de un arroyo y no pudo separarse de ella. Tanto fue el impulso que Narciso murió ahogado.

El 'narcisismo' hace referencia a la admiración exagerada que un individuo se profesa a sí mismo, ya sea en base a sus cualidades físicas, sus dotes mentales u otras cualidades. En Psiquiatría y Psicología el trastorno de personalidad narcisista está bien descrito en el Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales desde hace mucho tiempo pero, en cambio, son pocos los estudios que se han centrado en conocer sus bases neurales. Uno de esos trabajos ha sido realizado por un grupo de investigadores de la Friedrich-Schiller-University Jena en Alemania.

Los participantes en el estudio fueron seis hombres con trastorno narcisista de la personalidad debidamente diagnosticados por un psiquiatra. A todos ellos se les realizó una resonancia magnética utilizando la técnica de morfometría basada en voxel y también se tomaron imágenes con tensor de difusión. Los resultados se compararon con un grupo de varones sin trastornos mentales igualados en edad.

Comentario: Recomendamos leer también:


Bulb

El Ser Humano emite luz (y esa luz nos dice muchas cosas)

La emisión de biofotones que realiza el cuerpo humano parece ser una fuente de importante información de la salud del organismo.

© Desconocido
A mi juicio uno de los descubrimientos científicos más fascinantes del siglo XX fue el realizado por Alexander Gurwitsch, quien primero notó que los seres vivos emiten luz. En 1923, Gurwistch, quien también descubriera los campos morfogenéticos, observó por primera vez una emisión de luz ultra débil dentro del rango de la luz ultravioleta; llamó a esto "radiación mitogenética", al considerar que estaba relacionada con la división celular y el desarrollo morfológico del organismo; según Gurwistch la luz permitía que el campo morfogenético controlará el desarrollo embrionario. El descubrimiento, polémico y visionario, cayó mayormente en el olvido hasta que en la década de los setena, el científico alemán Fritz Albert Popp lo retomara.

Popp confirmó las observaciones de Gurwistch utilizando tecnología de "foto-multiplicación" ultra sensible (más tarde otros científicos lo replicarían) y logró comprobar que el ser humano también emite luz, esto es lo que hoy se conoce como biofotones. Popp explica (1986):
Prácticamente todos los organismos emiten luz a un ritmo estable desde unos pocos fotones por célula al día hasta varios fotos por organismo por segundo. Un creciente número de observaciones en los últimos 15 años en diferentes laboratorios en todo el mundo sugieren que los biofotones son emitidos por un campo coherente de fotones dentro de los sistemas vivientes. Los organismos son emisores y muy probablemente también receptores de señales electromagnéticas que parecen ser esenciales para su funcionamiento.

Comentario: Como bien lo dice el autor, las ideas presentadas aquí son muy estimulantes e interesantes, pero no podemos llegar a conclusiones que quizás están lejos de ser comprendidas por medio de una ciencia que todavía busca explicar fenómenos vitales e inmateriales a partir de fenómenos físicos, como la misma luz. Sin embargo, resulta muy interesante el planteamiento de que la luz (o quizás la electricidad) funcionaría como una interfaz entre los fenómenos físicos y aquellos que pertenecerían al campo de la "información pura" inmaterial, en el caso que exista algo así.

Le recomendamos leer los siguiente artículos para seguir indagando acerca de estas ideas: