Imagen
© Desconocido
Son menos del 1% de la población y ganaron pese a la crisis.
Mientras los activistas de Occupy Wall Street señalan al 1% más rico del planeta como el responsable de la crisis que azota al mundo desarrollado, el banco Crédit Suisse informó ayer que las personas con patrimonio superior al millón de dólares incrementaron del 35,6% al 38,5% su participación en la riqueza global en el último año. Los millonarios del mundo son 29,7 millones de personas, menos del 1% de la población mundial, pero según el informe no sintieron el impacto de la crisis. Los países que más vieron incrementar sus riquezas y su cantidad de habitantes acaudalados son los de Asia-Pacífico y América latina.

Los datos corresponden al Reporte de Riqueza Global que elabora todos los años el Crédit Suisse. El estudio proyecta que en los próximos cinco años, la riqueza del planeta aumentará un 50% hasta u$s 345.000 trillones, lo cual llevará el promedio por habitante un 40%, hasta unos 70 mil dólares.

Desde el último informe, publicado en enero de 2010, la riqueza total acumulada en el planeta (en forma de activos financieros, dinero, inmuebles y otros) aumentó un 14 por ciento. La locomotora fueron "las economías emergentes, en especial Latinoamérica, Asia y África", destacó Crédit Suisse. En la región Asia-Pacífico, por ejemplo, el patrimonio sumado de toda la población se dispararó un 23%, mientras el de América del Norte sólo trepó un 9,2% y el de la castigada Europa, apenas un 4,8%.

Otro dato ilustrativo sobre el nuevo equilibrio del poder mundial es la carrera entre las naciones desarrolladas y China, India, Brasil y otras potencias "emergentes". La riqueza actualmente acumulada en China, por ejemplo, equivale a la que había en Estados Unidos en 1968. Pero en cinco años, según el Crédit Suisse, ya habrá alcanzado la que el país del Norte recién había acumulado en 1990, 22 años después. Con Brasil la cuenta es similar: sus patrimonios sumados igualan hoy los de los estadounidenses en 1925, pero para 2016 ya habrán empatado con el Estados Unidos de 1948.

El reporte también prevé que el número de millonarios en el planeta aumentará de los actuales 29 millones a unos 47 millones para 2016. En ese sentido, proyecta que continuará el proceso de concentración del ingreso y la riqueza que, para muchos economistas, fue precisamente la causa de la crisis.

En el vértice de la pirámide (ver gráfico) se ubican los "individuos de ultra alta riqueza neta", con patrimonios superiores a los 50 millones de dólares cada uno. Según el banco suizo, son apenas 84.700 personas. De ellos, unos 29 mil tienen más de 100 millones cada uno. Y 2.700 poseen más de 500 millones cada uno.

Dentro de ese selectísimo grupo, Estados Unidos posee por lejos el mayor batallón de megamillonarios: un 42% del total. Le siguen a gran distancia China, con un 6,4%, Alemania, con un 4,9%, Suiza, con el 4,5%, y Japón, con el 4 por ciento. Lo curioso es que en el promedio calculado por habitante Estados Unidos no figura siquiera en el podio, lo cual revela lo mal distribuida que está su riqueza y exhibe las razones que mueven a los manifestantes de la Gran Manzana.

El endeudamiento también es mucho mayor en las naciones industrializadas que en las emergentes. En Europa, por caso, "cada adulto está sentado sobre una deuda de 25.550 dólares", segun el Crédit Suisse, mientras que en Asia-Pacífico, el nivel cae a 9.200 dólares per cápita. El dato también sugiere una mayor sustentabilidad del crecimiento de los "emergentes", ya que fueron justamente las deudas las que hicieron explotar la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos.

Suiza y los países escandinavos, con la riqueza mejor distribuida

Nadie se sorprendería al notar que a la cabeza de la riqueza mundial se sitúa Estados Unidos, donde se concentra una fortuna de 81 billones de dólares. Según las previsiones de Crédit Suisse, en 2016 el país seguiría liderando la lista de naciones con mayores patrimonios familiares, con 82 billones. Pero para ese año, China ya habría desplazado a Japón de la segunda posición al duplicar la riqueza de sus hogares hasta los 39 billones de dólares, frente a los 31 billones que atesorará Japón.

En términos de riqueza media por persona, Suiza, Australia y Noruega son las tres naciones más ricas, con el país helvético a la cabeza, al alcanzar los 540.000 dólares por persona, el único país del mundo en superar la marca de 500.000 dólares.

El promedio del patrimonio neto del suizo, al medirse en dólares, se vio impulsado por el alza del 10 por ciento en el valor del franco suizo en el primer semestre del año. El de Australia, en cambio, trepó por los mejores precios de las commodities agrícolas. Noruega también.