Imagen
© Desconocido
Francia le vendió armas a Gadafi.
El presidente galo impulsó el ataque a Kadafi, poco después de que Francia le vendiera armas.

En lo que despertó un escándalo en Francia, tomó estado público que el gobierno de Nicolás Sarkozy le vendió en 2010 armamento y material militar por 126 millones de dólares (casi 90 millones de euros), al ahora derrocado régimen libio de Muammar Kadafi. Así lo reveló ayer un informe oficial del Ministerio de Defensa galo.

Francia fue el primer país que impulsó la actuación de la ONU y de la Otan para poner fin al régimen de Kadafi y Sarkozy se convirtió, a fines del pasado mes de julio, en el primer mandatario en reconocer la legitimidad del Consejo Nacional de Transición libio.

El Informe Anual 2010 de Exportaciones de Armas fue presentado al Parlamento la semana pasada por el vocero del Ministerio, el general Philippe Pontiés, aunque recién se hizo público ayer. Según el documento, París exportó en 2010 al régimen libio material valorado en 126.867.000 de dólares, la mayor cantidad en cinco años.

El vocero se ocupó en aclarar que desde que comenzaron las revoluciones árabes "todas las autorizaciones fueron congeladas" pero la prestigiosa publicación panafricana Jeune Afrique asegura que las fuerzas leales a Kadafi "combatieron a la insurrección con armamento francés recién llegado".

Otros dos países envueltos en la "Primavera Arabe", Túnez y Egipto, adquirieron armas francesas valoradas en 77 y 56 millones de dólares, respectivamente.

Se fue la Otan

La Otan concluye anoche su operación militar en Libia, siete meses después de iniciarla, con una visita sorpresa a Trípoli del secretario general, Anders Fogh Rasmussen, para recalcar que la Alianza no se involucrará en cuestiones internas libias.