Imagen
© hoy.com.do
Los aguaceros han dejado a cientos de familias a la intemperie.
El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó que hay 11,150 personas desplazadas de sus hogares y 2,943 viviendas afectadas por las intensas y continuas lluvias caídas en el Norte y el Noroeste del país. Se regisrraron daños en Hato Mayor, Duarte, Samaná, San Pedro, María T. Sánchez, La Vega, Monte Cristi, Santiago y Puerto Plata. En Sosúa, Puerto Plata, se registraron los mayores daños, unas 1,500 viviendas fueron afectadas. Las actividades turísticas se han reducido a su mínima expresión.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó que 11,150 personas han sido desplazadas de sus hogares y 2,943 viviendas afectadas en la región Norte y la Línea Noroeste, por las lluvias caídas desde el pasado martes.

Las lluvias son provocadas por un sistema frontal que continuará afectando al país hasta mañana. El COE informó que 23 provincias están bajo alerta. Hubo daños en las provincias de Hato Mayor, Duarte, Samaná, San Pedro, María Trinidad Sánchez, La Vega, Monte Cristi, Santiago y Puerto Plata.

En Sosúa, Puerto Plata, se registraron los mayores perjuicios, con unas 1,500 viviendas afectadas, de las que 60 permanecían ayer inundadas en los sectores Maranata, Villa Emmanuel, La Grúa, Loma Bajita, Bella Vista, Casa Linda, El Batey y Sosúa Abajo. Diez familias fueron desplazadas a refugios y las actividades turísticas se han reducido de manera considerable. También en Cabarete hubo inundaciones.

Las familias evacuadas estaban desde anoche en el Multiuso deportivo, casas de familias y al liceo secundario "General Gregorio Luperón". La construcción de un edificio de tres plantas encima de una cañada y fallas en el sistema de desagüe provocaron la inundación más grande que recuerda esta comunidad, especialmente en el sector El Batey, luego de las lluvias torrenciales de anoche.

Esta edificación fue levantada por el Sindicato de Camioneros de Sosúa en el lado Sur de una estación de gas propano. Para esta construcción fue secado por completo un arroyo que se desbordó, provocando serias inundaciones en el sector El Batey. Ha causado pérdidas económicas considerables en viviendas y comercios, como automóviles seriamente averiados y enseres y plantas eléctricas fueron arrastrados arroyo abajo.

Uno de los sectores más afectados es Bahía del Coral, en la parte Este, donde un muro que se construyó para represar las aguas que circulan por el arroyo se convirtió en una trampa mortal para las familias que residen en su entorno, ya que este reventó y provocó daños considerables.

Los Comedores Económicos distribuyeron raciones de alimentos crudos a familias afectadas. En tanto en Monte Cristi se inundaron 400 casas por el desbordamiento de la cañada Triada del Diablo. Provincias en alerta. En alerta amarilla están las provincias de Monte Cristi, Santiago, Puerto Plata, María Trinidad Sánchez, La Vega, Monseñor Nouel y San José de Ocoa.

En alerta verde están Duarte, Hermanas Mirabal, Dajabón, Espaillat, Santiago Rodríguez, Samaná, Valverde, Monte Plata, Hato Mayor, San Pedro de Macorís, El Seibo, Azua, Peravia, San Cristóbal, Santo Domingo y Barahona. Los desplazados están en casas de familiares y amigos.

Santiago. El Comité de Emergencia se declaró en sesión permanente para evaluar los daños de las lluvias y ayudar a las comunidades afectadas. El representante del Poder Ejecutivo y presidente del Comité, Raúl Martínez, informó que el Gobierno ha dispuesto la entrega de alimentos cocidos y crudos y materiales de construcción para la reparación de 20 casas dañadas por las inundaciones.

El subdirector de la Defensa Civil, Francisco Arias, reiteró su llamado a los que viven en zonas de peligro para que estén conscientes de la situación en que viven y de que deben ser los primeros en abandonar sus casas ante situaciones de emergencia. Martínez y Arias indicaron que visitaron las zonas afectadas por las lluvias en el kilómetro siete de la carretera Licey, en Monte Adentro, donde constataron los daños ocasionados.

Martínez dijo que gestionará que el Ministerio de Obras Públicas busque una solución al drenaje pluvial de toda la zona afectada, y se entregaron órdenes de materiales de construcción a damnificados por las lluvias en diferentes puntos de la ciudad.

Operación continua. Mientras tanto, el Observatorio del Agua decidió, después de una revisión de las presas, mantener en operación continua el complejo Tavera-López Angostura y Monción con la finalidad de tener un espacio útil disponible de regulación por los efectos que puedan producir las lluvias esperadas hasta mañana.

Frank Rodríguez, director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), dijo que las precipitaciones han contribuido significativamente a la recuperación de los embalses.

Hoy continúan las lluvias. La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) pronosticó que continuarán hoy los aguaceros, tormentas eléctricas y ocasionales ráfagas de viento en el Noroeste, Norte, Noreste, Sureste, Cordillera Central, centro y la frontera. Las lluvias amainarían mañana viernes. Meteorología mantiene el aviso de inundaciones y deslizamientos de tierra en las provincias en alerta. En cuanto a las condiciones marítimas, Meteorología advirtió que las pequeñas embarcaciones que realizan sus actividades en la costa del mar Caribe deben navegar con precaución cerca del perímetro costero y no aventurarse mar adentro, debido a vientos y olas anormales.