reactor nuclear
© Steve Miller, Archivo / Foto AP
Vista aérea de la planta nuclear en Waterford, Connecticut, en marzo de 2003. La instalación cerró dos de sus unidades el domingo 12 de agosto de 2012 debido al sobrecalientamiento provocado por el calor extremo en julio.
EE.UU. La planta nucleoeléctrica de Connecticut apagó una de sus dos unidades debido a que el agua de mar que utiliza para enfriar la planta está demasiado templada.

La Unidad 2 de la Estación de Energía Millstone es cerrada ocasionalmente para mantenimiento y otras cuestiones, pero en sus 37 años de historia nunca ha sido apagada porque el agua esté demasiado caliente, dijo el lunes el vocero Ken Holt.

El agua de la sonda de Long Island es utilizada para enfriar componentes clave de la planta y es descargada de vuelta a la sonda. El agua no puede tener una temperatura mayor a 23,8 grados Celsius (75° Fahrenheit), pero después del caluroso mes de julio ha registrado en promedio 24,8 grados (76,7 F), informó la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos.

La oficina federal emitió la semana pasada una "enmienda para una licencia de emergencia" para que Millstone, una subsidiaria de Dominion Resources Inc., utilizara una temperatura promedio de varias lecturas.

"No fue suficiente para evitar el apagado", indicó Holt.

Además del extremo calor de julio, el tibio invierno no ayudó porque mantuvo el agua de la sonda de Long Island inusualmente templada, agregó el portavoz.

Robert Wilson, profesor en la facultad de Marina y Ciencias Atmosféricas en la Universidad de Stony Brook, dijo que las lecturas muestran que la temperatura en la sonda de Long Island es de casi 27° C (80° F), mucho más alta que los típicos 23,3° C (74° F).

Millstone provee la mitad de electricidad usada en Connecticut y 12% del consumo de Nueva Inglaterra. Sus dos unidades producen 2.100 megawatts de electricidad, que se reducen en 40% con el apagado de la unidad 2, dijo Holt.