Desde febrero, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos ha mantenido la alerta naranja en las zonas de alto riesgo del volcán Tungurahua por el aumento de la actividad que generó en ese mes. Sin embargo, la SNGR resolvió retornar la alerta amarilla debido a que en la actualidad la actividad que se registra en la montaña es baja.
Imagen
© Wilson Pinto
José Miranda, morador de Lligua, aseguró que la caída de rocas hasta el río Pastaza es producida por vibraciones y sonidos muy fuertes del volcán.
Lourdes Mayorga, directora provincial de la SNGR, informó que al retornar a alerta amarilla los efectivos policiales y militares fueron levantados de los puntos estratégicos en que se mantenían para evacuar a la población en caso de ser necesario.

Advirtió que por cuestiones de seguridad se mantienen controles en zonas como la vía Los Pájaros (Baños)-Penipe (Chimborazo) que es considerada altamente riesgosa porque pueden bajar lahares (flujos de lodo con piedras) por las catorce quebradas de la carretera, en los flancos de la montaña.

Por su parte, la gobernadora de Tungurahua, Lira Villalva, dijo que no se sabe cuánto tiempo dure la alerta amarilla porque como se conoce el comportamiento del volcán Tungurahua, porque este se caracteriza por ser variable.