Comentario: Y no es sólo que Estados Unidos arme a regímenes violentos como Arabia Saudí, sino también su vinculación con el terrorismo que supuestamente están enfrentando.

Esto se ha hecho tan obvio que ya no lo pueden negar y ahora los estadounidenses dicen que sí, que sus rebeldes trabajan con Al Qaeda pero que "realmente ellos no quieren" así que... no pasa nada ¿verdad?
"Los EE.UU. están, tal y como ellos han admitido, apoyando a uno de los grupos terroristas más terribles en el mundo (Al Qaeda) a través de sus representantes rebeldes. Tomen nota de que este hecho hace sólo unos meses habría sido rechazado de plano como una especie de loca teoría de la conspiración, sin embargo, ahora que no son capaces de ocultarlo más, la narrativa de su propaganda ha cambiado. En lugar de negarlo, lo admiten y dicen que sus rebeldes trabajan con Al Qaeda, pero que ellos realmente no quieren, así que está todo bien. El problema, sin embargo, es que cada alegación en este argumento es falsa."
Y como colofón de hoy descubrimos que un Mando Central de EEUU maquilló datos sobre lucha contra Daesh:
"La investigación que duró cinco meses confirma las denuncias de los analistas sobre presiones por parte de sus superiores del CentCom para concluir que la amenaza que emanaba de Daesh no era tan nefasta como se creía", según contaron ciertas fuentes a Sputnik.
¿Cuándo va a despertar la gente a la realidad del terrorismo islámico y exigir responsabilidades a nuestros líderes occidentales por todo el caos que ellos han creado?


El Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) confirma la venta de diferentes tipos de armas a Arabia Saudí por un valor de más de mil millones de dólares.
Un tanque estadounidense tipo Abrams.

Un tanque estadounidense tipo Abrams.
La compañía General Dynamics será el contratista principal de dicha transacción, precisa este martes la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa del Pentágono (ACSP) en un comunicado.

La nota agrega que la venta ayudará a mejorar la seguridad de un socio estratégico regional de EE.UU. que ha sido y continúa siendo un factor importante para la estabilidad política de Oriente Medio.

La venta destinada a Arabia Saudí incluye 130 tanques Abrams y 20 vehículos blindados, así como otros equipos bélicos. El costo estimado es de 1,15 mil millones de dólares, según el texto.
Esta venta aumentará el poder de la infantería de Arabia Saudí, y transmite el compromiso de EE.UU. con la seguridad y la modernización de las fuerzas armadas del reino árabe", ha asegurado la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa del Pentágono (ACSP).
Los legisladores estadounidenses tienen 30 días para bloquear la venta, aunque tal acción es poco frecuente, ha afirmado la agencia británica de noticias Reuters.

La nueva ayuda militar de Washington a Riad sale a la luz en momentos en que el régimen saudí lleva a cabo una agresión militar contra Yemen, que ha provocado la muerte de miles de personas. Estados Unidos también aprobó en 2015 la venta de sistemas de misiles Patriot Avanzado con Capacidad-3 (PAC-3) a Arabia Saudí por un valor de 5,4 mil millones de dólares.

Pese a las constantes críticas y protestas de distintas organizaciones internacionales, varios países occidentales —entre ellos, Alemania, el Reino Unidoy Estados Unidos—, dan con frecuencia su beneplácito a la venta de equipos militares a Riad.