Fue un meteoroide, más brillante que Venus y menos brillante que la Luna, que entró en la atmósfera, desplazándose en línea recta y dejando su trazo en forma de meteoro

La noche del viernes 16 de diciembre, un cuerpo incandescente cruzó los cielos de Venezuela, procedente de Colombia, sorprendiendo a cientos de personas en distintos lugares. Entre ese grupo estaba Marcos Cáceres, quien reportó haber visto desde el estado Miranda un luz muy fuerte aparentemente en ascenso.
© Correo del Orinoco

"Estaba en Charallave, haciendo ejercicios con algunos amigos, y en medio de nuestra actividad física me percato de que en el cielo está una luz redonda de color blanco. Eran entre las 06:30 y las 07:00 pm, aproximadamente", describió el testigo.

Al principio pensó que se trataba de una aeronave común, ya que cerca de esa zona hay un aeropuerto, por tanto, "es muy común la presencia de aviones y helicópteros", reflexionó. Sin embargo, la hipótesis quedó descartada al detectar que la esfera dejaba a su paso una "especie de llama ardiente" que aparecía y desaparecía por momentos.


"Me di cuenta de que no era un avión y le avisé a mis compañeros, ellos también lo presenciaron y, al igual que yo, quedaron asombrados", relató Cáceres. Dijo que por unos segundos siguieron la trayectoria de la luz, "que no iba tan veloz", pero luego esta "desapareció en el cielo" sin dejar rastro alguno.

TAMBIÉN EN TRUJILLO

Ese mismo día, aunque un poco más tarde, entre las 07:40 y las 08:00 pm, Cristian Urbina manifestó haber observado una luz muy fuerte que surcó los cielos de Sabana de Mendoza, en el estado Trujillo. "Estábamos en una fiesta, salimos a la terraza, y yo fui el primero en ver, luego le dije a mis compañeros", describió.

De acuerdo con el relato del joven testigo, el cuerpo luminoso "tenía forma alargada" y parecía cambiar de color, "entre azul y verde". Indicó que al cabo de unos 5 segundos, este "cruzó de derecha a izquierda" y rápidamente se desapareció en el firmamento ante la mirada atónita de los presentes.

OBSERVACIÓN PERFECTA EN TÁCHIRA

Desde la Loma del Viento, en la ciudad tachirense de San Cristóbal, Pedro Zambrano también observó, por unos 40 segundos, el inusitado fenómeno. "Era una luz blanca, muy intensa, con destellos azules, y una punta afilada, con coloración roja y amarilla", reveló.

La esfera luminosa, confirmó el testigo, siguió una trayectoria lineal sobre la superficie aérea, pero hubo un momento, antes de perderla de vista, en el que esta aparentó caer abruptamente. "Eso me pareció muy extraño, ningún cometa hace eso", analizó.

Zambrano, quien se desempeñó por algunos años en el ámbito militar, duda acerca de lo que pudo haber sucedido la noche del 16 de diciembre. "Conozco algo de vectores aéreos, y por la forma y esquema de vuelo me parece que esto fue otra cosa", concluyó.

SORPRESA LUMINOSA EN COJEDES

Por su parte, William Escobar reportó haber sido sorprendido en la ciudad de San Carlos, estado Cojedes, por un hecho de similares características. "Íbamos por la carretera troncal 05, vimos una luz verde con cola. Como estaba manejando y había bastante tráfico, no pude detenerme a grabarlo o tomar una foto", detalló.

En su criterio, este acontecimiento reúne varios elementos inusuales: "Me llamó la atención el color verde, y que iba en trayectoria horizontal, no descendiendo, como normalmente ocurre. ¿Será que por su trayectoria rozo la Tierra y siguió en esa dirección, en vez de ir descendiendo?", cuestionó.

EL ARGUMENTO CIENTÍFICO

Según Rafael Barrios, integrante de la Asociación Larense de Astronomía (ALDA), se trató de un fenómeno astronómico común: "Fue un meteoroide, más brillante que Venus y menos brillante que la Luna, que entró en la atmósfera, desplazándose en línea recta y dejando su trazo en forma de meteoro", precisó.

Entrevistado por el periodista Héctor Escalante, detalló que el hecho tuvo lugar aproximadamente a las 07:30 pm (HLV). Dijo que en este caso, "no llegamos a ver al meteoroide, sino al trazo", denominado meteoro, "pero si hubiese llegado a caer algo en la superficie, lo llamaríamos meteorito". De acuerdo con el especialista, hasta el momento no ha habido reportes de meteoritos que hayan caído en ninguna zona del país.

Indicó que la coloración del cuerpo incandescente se tornaba entre azul y verde, y que este "siguió una trayectoria de suroeste a sureste". La mejor observación se tuvo en la localidad colombiana de Villavicencio. Sin embargo, acota que también pudo apreciarse de forma simultánea en distintas ciudades venezolanas, "debido a que el desplazamiento se da en la alta atmósfera".

Aunque en algunas de las fotos que inmediatamente comenzaron a circular por las redes sociales, pareciera que el cuerpo radiante va en ascenso, Barrios señala que realmente eso es una percepción, "producto de la latitud en la que se encontraban las personas y de la perspectiva que da el cielo local".

Puntualiza el integrante de Asociación Larense de Astronomía que, a pesar de que el radiante de la lluvia de meteoros está activo en esta época del año, "la dirección del trazo de este meteoroide no es congruente con la de estos radiantes", por lo tanto, añade, "se le clasifica como esporádico".