Traducción por el equipo de SOTT en español

Las personas mentalmente fuertes tienen hábitos saludables. Pueden manejar sus emociones, pensamientos y comportamientos en formas que las llevan hacia el éxito en la vida. Vea a continuación las cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen para que usted también pueda ser mentalmente más fuerte.

1. No pierden el tiempo sintiéndose mal por sí mismos

Las personas mentalmente fuertes no se quedan sentados sintiendo lástima por sus circunstancias o cómo las han tratado otros. En cambio, asumen la responsabilidad de su papel en la vida y entienden que la vida no siempre es fácil o justa.


Comentario: Sobre este punto, puede leer: Victimismo Crónico: Personas que funcionan en "modo queja"


2. No entregan su poder

No permiten que otros los controlen, y no le dan a alguien más poder sobre ellos. No dicen cosas como, "Mi jefe me hace sentir mal", porque entienden que están en control sobre sus propias emociones y tienen una opción en la forma en que responden.


Comentario: O como bien lo decía Eleanor Roosevelt:
"Nadie puede hacerte sentirte inferior sin tu consentimiento."



3. No le temen al cambio

Las personas mentalmente fuertes no intentan evitar el cambio. En contraste, aceptan el cambio positivo y están dispuestas a ser flexibles. Ellos entienden que el cambio es inevitable y creen en sus habilidades para adaptarse.

4. No gastan energía en cosas que no pueden controlar

Usted no escuchará a una persona mentalmente fuerte quejándose de equipaje perdido o atascos de tráfico. En cambio, se centran en lo que pueden controlar en sus vidas. Reconocen que a veces, lo único que pueden controlar es su actitud.


Comentario: Ésta es una de las grandes enseñanzas en las que se centraban los estoicos. Si realmente ponemos atención solamente a lo que podemos controlar, todo será mucho más fácil. Enseñanzas de los estoicos para el conocimiento personal


5. No se preocupan por agradarle a todos

Las personas mentalmente fuertes reconocen que no necesitan complacer a todo el mundo todo el tiempo. No tienen miedo de decir no o hablar cuando sea necesario. Ellos se esfuerzan por ser amables y justos, pero pueden lidiar con que otras personas estén molestas si no los hacen felices.

6. No tienen miedo de tomar riesgos calculados

No toman riesgos imprudentes o absurdos, pero no les importa tomar riesgos calculados. Las personas mentalmente fuertes pasan tiempo pesando los riesgos y beneficios antes de tomar una gran decisión, y están plenamente informados de las potenciales desventajas antes de tomar medidas.

7. No se quedan en el pasado

Las personas mentalmente fuertes no pierden tiempo pensando en el pasado y deseando que las cosas fueran diferentes. Reconocen su pasado y pueden decir lo que han aprendido de él. Sin embargo, no reviven constantemente malas experiencias o fantasean sobre los días de gloria. En cambio, viven para el presente y planean para el futuro.

8. No cometen los errores una y otra vez

Las personas mentalmente fuertes aceptan la responsabilidad por su comportamiento y aprenden de sus errores pasados. Como resultado, no continúan repitiendo esos errores una y otra vez. En su lugar, avanzan y toman mejores decisiones en el futuro.


9. No resienten el éxito de otras personas

Las personas mentalmente fuertes pueden apreciar y celebrar el éxito de otras personas en la vida. No se ponen celosss ni se sienten engañadas cuando otros las superan. En cambio, reconocen que el éxito viene con trabajo duro, y están dispuestas a trabajar duro para su propia oportunidad de éxito.

10. No se rinden después del primer intento

Las personas mentalmente fuertes no ven el fracaso como una razón para renunciar. En cambio, usan el fracaso como una oportunidad para crecer y mejorar. Están dispuestas a seguir intentando hasta que lo hagan bien.

11. No le temen a los tiempos de soledad

Las personas mentalmente fuertes pueden tolerar estar solas y no temen el silencio. No tienen miedo de estar a solas con sus pensamientos y pueden usar el tiempo de inactividad para ser productivas. Gozan de su propia compañía y no dependen de otros para la compañía y el entretenimiento todo el tiempo, sino que pueden ser felices solas.

12. No sienten que el mundo les debe nada

Las personas mentalmente fuertes no se sienten con derecho a cosas en la vida. No nacieron con una mentalidad de que los demás se ocuparan de ellos ni de que el mundo les debiera dar algo. En cambio, buscan oportunidades basadas en sus propios méritos.

13. No esperan resultados inmediatos

Si están trabajando en mejorar su salud o conseguir echar a andar un nuevo negocio, la gente mentalmente fuerte no espera resultados inmediatos. En cambio, aplican sus habilidades y tiempo como mejor son capaces y entienden que el cambio real toma tiempo.