Un sistema de clima extremo golpeó Omsk, Rusia, el viernes 9 de junio y trajo lluvias torrenciales, granizo e incluso un fenómeno inusual tipo tornado. Se informó que la velocidad del viento era de hasta 20-25 m / s.e.
© YouTube/Marat Beset (captura de pantalla)

La tormenta se extendió durante varias horas con inundaciones que paralizaron el flujo de tráfico en la ciudad. También se informó de lluvias 'tropicales' en las cercanías de Stavropol, Pyatigorsk, Ras Al Khaimah, Magnitogorsk y Bratsk.