Aprueba Trump la liberación de fondos federales

© Megamedia
MIAMI (EFE y AP).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó ayer la declaración de "gran desastre" en Florida por el potente huracán "Irma", lo que permitirá la llegada de fondos federales para paliar sus consecuencias.

"Agradezco que el presidente Trump, con quien he hablado múltiples veces esta semana, haya apoyado al cien por cien nuestros esfuerzos y ofrecido todos los recursos del gobierno federal", indicó el gobernador de Florida, Rick Scott.

"Estamos trabajando con los profesionales de gestión de emergencias locales y con Fema (la agencia federal) para asegurarnos de que no se escatima ningún gasto para ayudar a las familias a responder y recuperarse".

La declaración de desastre autoriza el 100 por cien de reembolso federal por treinta días en todas las medidas de protección de emergencia de los condados, como los costos de los centros de operación de emergencias, los refugios y otros gastos relacionados.

Después de 30 días, el gobierno federal reembolsará el 75% de esos costos, tanto a nivel local como estatal.

Asimismo, la medida autoriza que el gobierno federal reembolse a todos los condados el 75% del gasto en la retirada de escombros y ayuda financiera directa para las familias impactadas en varios condados (Charlotte, Collier, Hillsborough, Lee, Manatee, Miami-Dade, Monroe, Pinellas, y Sarasota).

El gobierno aumentará estos porcentajes y destinará fondos adicionales según sea necesario a medida que "Irma" avance.

Solicitud previa

La firma de la declaración se produjo pocas horas después de que el gobernador se la solicitara al presidente en una llamada telefónica.

Trump, que pasa el fin de semana con su gabinete en Camp David (Maryland) firmó ayer también la declaración de desastre en Puerto Rico y amplió la ayuda federal de la declaración de desastre del jueves para las Islas Vírgenes estadounidenses, azotadas con dureza por el huracán.

Antes de llegar a Florida con categoría 5, el ciclón causó unas 30 muertes y cuantiosos daños a su paso por el Caribe. Hasta ahora han muerto al menos tres personas en Florida a consecuencia del fenómeno.

Las autoridades de Florida ordenaron el desalojo de 6.3 millones de personas ante la llegada del embate de "Irma" y, además del éxodo masivo de residentes que abandonaron el estado, fueron miles los que decidieron acudir a los refugios habilitados en escuelas, polideportivos y otras instalaciones para protegerse del ciclón y de sus devastadores efectos.