Los terroristas de Daesh y del Frente al Nusra utilizan sistemas pesados con misiles guiados, morteros, ametralladoras y fusiles de asalto Made in USA, confirmó el general sirio Al Ali, citado por el periodista ruso Andréi Stanávov.
© AFP 2017/ Patrick Baz
Durante los años que se ha prolongado la guerra en Siria, este país árabe se ha llenado del hierro de distinto calibre proveniente de todo el mundo, razón por la que es prácticamente imposible monitorear en manos de quién acaba una u otra arma, explica Stanávov en su artículo para Sputnik.

Oficialmente, el Pentágono realiza en Irak y Siria un programa destinado a instruir y dotar con armas a las fuerzas locales para que estas puedan combatir contra Daesh. Para comprobar la legalidad de sus suministros, el país norteamericano utiliza diferentes certificados y acuerdos internacionales.

"Las autoridades estadounidenses no son tan estúpidas como para suministrar armas de producción propia de manera directa. Para eso utilizan a Europa del Este", aseguró Alexandr Jramchijin, vicepresidente del Instituto de Análisis Político y Militar de Rusia, citado por Stanávov.

Según los datos de la ONU, citados por el especialista, cerca de 5.000 morteros, más de 50 lanzacohetes múltiples y varias unidades de vehículos blindados fueron suministrados de Europa del Este a Oriente Medio a través de EEUU, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. "En manos de quién acaban estas armas es una pregunta retórica", enfatizó Jramchijin.

Aunque EEUU asegura que vigila el flujo de armas para que estas no sean capturadas por los terroristas, varios expertos consideran que esto es casi imposible.

Por su parte, los especialistas del Centro de la República Checa de Periodismo Investigativo consideran que este esquema europeo es muy opaco. Ellos afirman que el Pentágono compraba armas en los países de Europa del Este para sus propias necesidades y después de eso las transportaba a Siria.

"Con esta maniobra, EEUU violó el certificado del consumidor final que previene el uso de armas por terceras partes", cita el periodista Stanávov la opinión de los expertos checos.

Además de eso, según los datos del ente, los Estados de Europa del Este, incluida la República Checa, aprobaron la venta de armas por más de 1.000 millones de euros a los países de Oriente Medio y estos, a su vez, las transportaron a Siria.

El general sirio Al Ali está seguro de que los radicales se arman gracias a la implementación del programa de ayuda estatal para los aliados por parte del Pentágono. Según el militar, las cargas mortíferas llegan a Oriente Medio por vías marítimas y penetran en Siria a través de los territorios fronterizos que no están bajo el control de las tropas de Asad.

Los sistemas antitanques modernos BGM-71 TOW, los lanzamisiles antiaéreos Stinger y los fusiles de asalto M4 se convirtieron en las armas favoritas de los yihadistas de Irak y los miembros de la oposición moderada en Siria.

De acuerdo con Jramchijin, estas armas son actualmente las más peligrosas de las que han sido suministradas a Siria desde Occidente.

"Algunas milicias se adhieren al Frente al Nusra -proscrito en Rusia y otros países- y traen consigo a esta organización terrorista todas las armas estadounidenses", recalcó Jramchijin.

Otro canal para el suministro de armas a los terroristas son los kurdos, destaca en su artículo Stanavov, citando la opinión de Ruslán Pújov, director del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías de Rusia.

"Es completamente evidente que los kurdos desplegados en la otra orilla del río Éufrates están bien armados por EEUU. Tienen una centena de vehículos blindados, morteros y saben manejar muy bien sus armas. Es un ejército de pleno valor por lo que cualquier avance del Ejército sirio en los campos petroleros, ocupados por ellos, encontrará una fuerte resistencia. Todas las historias de que los kurdos disponen de armas artificiales quedaron en el pasado... los únicos equipos que aún no tienen son los tanques y la aviación", señaló Pújov.