Imagen
© BBC Mundo
La cuarta parte del trabajo que desarollan los mexicanos es no remunerado.
En México se trabaja más que en cualquiera de los 34 países asociados en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de acuerdo con un informe de esa institución. Los mexicanos dedican 10 horas diarias a trabajar, tanto en empleos remunerados como no remunerados, según el informe Panorama Social 2011, que mide el éxito de las políticas sociales entre los países miembros del organismo.

Los mexicanos también son los más pobres de la OCDE, con uno de cada cinco en la condición de pobreza, cuando la media de la organización es de uno de cada diez. Del tiempo que los mexicanos dedican a trabajar, más del 40%, unas 4 horas y media, se les va en actividades que no son remuneradas, como ir de compras o dedicarse a tareas del hogar.

En ese renglón hay diferencias de género, pues las mujeres emplean 261 minutos más que los hombres a esas tareas, también la mayor diferencia entre los países de la organización. Un reciente estudio de la OCDE titulado Cocinando, cuidando y haciendo de voluntario: el trabajo no remunerado en el mundo, reveló que los mexicanos son los que más tiempo le dedican a este tipo de actividades, que normalmente son llevadas a cabo por las mujeres.

"Los datos recopilados en ese informe demuestran que en las sociedades en las que la mujer tiene más acceso al trabajo remunerado, menor es la carga que le corresponde al llegar a casa", le explicó a BBC Mundo la autora de ese estudio, Veerle Miranda.

Chile desigual

Panorama Social de 2011 también incluye a Chile, que junto con Estonia, Israel y Eslovenia son los miembros mas recientes de la OCDE, creada en 1961 para promover el crecimiento económico y el comercio internacional. Según los datos del informe, Chile es el país del grupo en el que existe más desigualdad social, con un coeficiente Gini (parámetro mundialmente aceptado de desigualdad) de 0,5, casi el doble de la media de los demás integrantes del foro.

Además, la chilena es la tercera sociedad mas pobre de la OCDE, sólo superada por México e Israel. El 18,9% de los chilenos está en condición de pobreza, casi duplicando el promedio de la organización, algo en lo que coincide con estudios de otras instituciones internacionales que destacan el grado de desigualdad del país

El gobierno del presidente Sebastián Piñera parece reconocer la validez de los datos del reporte y calificó de "vergüenza social" esa característica en un país que es considerado modelo económico en el resto del continente.

"Es una vergüenza social que un país que crece tanto tenga estos niveles de pobreza y desigualdad. Por lo mismo estamos teniendo un gasto social muy fuerte, muy importante y no solamente eso sino que un crecimiento económico, que es la gran herramienta para destruir la pobreza", señaló hoy el ministro de Planificación chileno, Felipe Kast.