Imagen
© Desconocido
Un poblador de la zona indicó que una empresa que opera en la zona no reportó el incidente ocurrido en su plataforma petrolera.
Vecinos de Paita denunciaron que decenas de litros de petróleo que, según explican, provendrían de una planta de la empresa Savia Perú, ubicada a 10 kilómetros de la playa de Colán, Piura, se derramaron en el mar e incluso inundaron 9 kilómetros de arena desde la zona de la Bocana hasta el hotel Bocatoma. El hecho se habría sido causado por la mala conexión de una manguera que suministraba el crudo.

El presidente de la Asociación de Propietarios y Moradores de La Esmeralda de Colán, Miguel Alarcón, denunció el hecho el último 9 de abril en la comisaría de San Lucas alertando que la compañía no había reportado el problema.

Aunque en palabras de Alarcón, el incidente no se trata de la rotura de una tubería ni es algo grave, sino solo un "simple derrame de petróleo de operaciones" que incluso es "común y corriente en estas plataformas"; "en cuestión de horas el petróleo llegó hasta la costa, manchando la playa y matando aves indefensas y peces; cómo hubiera sido un derrame de alta magnitud".

Según informó el diario "La República", las manchas de crudo se veían en el mar el pasado 10 de abril y también en la orilla, en donde yacían inertes peces y aves.

Versión de Savia Perú

A través de un comunicado de prensa, la empresa Savia Perú deslindó cualquier responsabilidad en los hechos y negó que el derrame de crudo haya ocurrido en sus plataformas en Colán.

"Reafirmamos que el incidente en mención, no ha ocurrido dentro de las operaciones de su plataforma ubicada frente a las playas de Colán, como tampoco en ninguna otra de propiedad de la empresa. Nuestra compañía viene colaborando con las autoridades correspondientes a fin de investigar el origen de este incidente y deslindar las responsabilidades caso. Cabe precisar que la Capitanía de Puertos realizó, el pasado lunes, una inspección en las plataformas de Savia Perú RCI y SC1, así como en las barcazas Houma Trader y OT&T, ubicadas en la misma zona y a los alrededores de la playa, no habiendo encontrado evidencias de derrame de hidrocaburos, según consta en el informe emitido" indica la nota.