El mundo podría tener tan solo 15 minutos de advertencia para prepararse para una tormenta solar brutal antes de que golpee la Tierra, informan medios británicos.
relámpago
© CC0 / Pixabay
El golpe directo de una tormenta espacial podría sumir a nuestro planeta en la oscuridad, cortando el suministro de electricidad en todo el mundo. Los meteorólogos tendrán solo un breve lapso para predecir cuándo se producirá.

De acuerdo con la meteoróloga británica Catherine Burnett, las eyecciones de masa coronal pueden viajar en cualquier dirección desde el Sol y, si se dirigen hacia la Tierra, podrán envolverla por completo.

"Una eyección de masa coronal significativa tarda 19 horas en viajar a la Tierra. Pero una vez que veamos una eyección abandonando nuestra estrella, aún no sabremos hasta 15 minutos antes de que llegue a nuestro planeta cuál es su orientación magnética y si veremos algún impacto", explica Burnett.

Las tormentas espaciales pueden ser inofensivas y se ven comúnmente en la Tierra en forma de aurora boreal. Sin embargo, una tempestad de mayor magnitud podría poner los sistemas de energía y navegación fuera de servicio en todo el mundo.

La Oficina Meteorológica del Reino Unido ejecuta un servicio de pronóstico del tiempo espacial 24 horas al día y los siete días de la semana para analizar lo que está sucediendo en el sistema solar. Ahora también da pronósticos del clima espacial.