miedos


Incluso las personas que consideramos más valientes han tenido que aprendercómo superar los miedos. Si temes a algo con todas tus fuerzas (pueden ser las arañas, los aviones o emprender un proyecto) lo primero que debes hacer es reconocerlo. Luego trabajar para sortear los obstáculos.


Tips para superar los miedos

Se suele decir que es necesario luchar contra aquello que tememos. Sin embargo, mientras más nos enfrentamos a ellos, pareciera que más fuertes se hacen.

Entonces ¿cómo debemos actuar en esa situación? Aquí te contamos cómo superar los miedos:

1. Reconoce que tienes temor

El miedo es una de las emociones más comunes en los seres humanos y aparece desde que somos pequeños.

Cuando el temor toma el control de nuestras vidas y nos afecta en lo cotidiano sin dudas se convierte en un problema que debemos solucionar.

Por ello la primera acción que tenemos que tomar es aceptar la situación. Eso no te hará menos valiente ni menos querido, sino más genuino.

2. Identifica los síntomas

Si el miedo ocasiona un gran pánico o ansiedad, por su culpa evitas situaciones o personas, te produce angustia y te das cuenta de que no es racional es momento de hacer algo al respecto.

Los síntomas pueden variar. No obstante, entre los más frecuentes encontramos:
  • Taquicardias
  • Mareos
  • Sudoración excesiva
  • Falta de aire
  • Desmayos
3. Recuerda tus fortalezas

Aunque le tengas miedo a las alturas o a las serpientes ese temor no te define como persona. Tienes a tu favor muchas fortalezas y virtudes que merece la pena sacar a la luz.

¿Cómo? Primero que nada sabiendo cuáles son y luego usándolas en las situaciones en que estás temeroso.

Busca esa seguridad que te caracteriza, la capacidad de resolver un problema o tu habilidad para hablar con la gente. Nunca sabes en qué momento podrás aprovechar esos dones.

4. Reflexiona sobre sus orígenes

Todo temor tiene un inicio. Por ello, una manera de superar los miedos es buscando en el pasado hasta el momento exacto en que comenzaron.

Quizás se deba a algo que has vivido en la niñez, a una película que te ha dejado un trauma, a una situación con un familiar, a que has sido testigo de un accidente o a que miras demasiado las noticias.


Comentario: Si bien las noticias pueden ser un poco abrumadoras, también es súmamente importante tener consciencia de lo que está pasando en el mundo y reconocerlo.


5. Exponte a tus miedos

¿Temes a las alturas? ¡Sube al edificio más alto de la ciudad! ¿Le tienes miedo a las arañas? ¡Ve al zoológico o al museo! ¿Tu temor a los aviones no te deja ir de vacaciones lejos? ¡Compra unos boletos sin pensarlo dos veces!

Si huyes de lo que te atemoriza siempre mantendrás esos sentimientos y emociones. Es necesario que aprendas y te des cuenta de que eres capaz de afrontar todo lo que se ponga en tu camino.

¿Tienes miedo de ahogarte? Asiste a clases de natación; ¿Le temes a la oscuridad? Deja cada vez menos luces encendidas por la noche.

Recuerda que la mayoría de los temores solo viven en tu mente y que no son un peligro real. La exposición debe ser gradual.

6. Imagina una vida sin miedo

Ya que el cerebro nos puede jugar una mala pasada en muchas oportunidades, tenemos que hacer lo posible para prestarle batalla. ¿Cómo? Imaginando una situación ideal sin temores.

Por ejemplo, si temes a las alturas, imagina que estás en la cima del Empire State o de la Torre Eiffel mirando hacia abajo y que todo está perfecto.

Si tienes miedo a los perros piensa que estás disfrutando de un día en el parque rodeado de mascotas y jugando con ellas.

7. Habla de lo que sucede

Una de las mejores maneras de superar los miedos es exteriorizarlos. Esto quiere decir que no dudes en contarle a alguien de confianza lo que te produce esa situación en particular.

Hablar sobre los temores es una excelente manera de desahogarnos y, en muchos casos, de darnos cuenta de que no son tan graves como pensábamos.

A su vez poner tus emociones en palabras te puede servir para encontrar la mejor solución o qué estrategia llevar a cabo.

8. Deja de lado los tabúes

Muchas veces los miedos se basan en falsas creencias e información errada. No todas las arañas entrañan un peligro mortal, es muy poco probable que un avión se estrelle y no es cierto que todos los proyectos propios fracasen.

Por eso, la próxima vez que tengas miedo, piensa si se trata de algo verdadero o de una consecuencia de los tabúes o la desinformación.

9. Relájate

Cuando el temor nos "ataca" el cuerpo reacciona de una manera muy particular. Esta respuesta de "huida o lucha" nos genera mucho estrés, ansiedad e incluso angustia.

Una buena opción para que esto no suceda o que los síntomas sean menos pronunciados es saber relajarnos. Puedes:
  • Realizar ejercicios de respiración profunda por la nariz y con los ojos cerrados.
  • Recitar un mantra como los que se usan en yoga
  • Tener a mano un objeto que te tranquilice (por ejemplo, un muñeco de felpa o un rosario), etc.
10. Conviértete en un experto

La última recomendación para superar los miedos tiene que ver con cómo actuamos ante las situaciones poco agradables que nos rodean.

Puedes, por ejemplo, aprender sobre arácnidos, aviones, corrientes marinas o edificios. Incluso, sin darte cuenta, te convertirás en un experto en el tema y gracias a la información tendrás menos temor.