EEUU no modificará su firme posición sobre Corea del Norte hasta que Pyongyang dé pasos concretos para renunciar a su programa nuclear, más allá de la oferta norcoreana de iniciar negociaciones, dijo en un comunicado el vicepresidente estadounidense Mike Pence.
the two koreas
© Podvitski / Sputnik
Los diálogos de paz entre las coreas avanzan y EE.UU. se siente muy incómodo
"Sea cual sea la dirección que tomen las conversaciones con Corea del Norte, nosotros nos mantendremos firmes en nuestra resolución", dijo el vicepresidente para añadir que "todas las opciones siguen sobre la mesa y nuestra postura hacia el régimen no cambiará hasta que veamos pasos creíbles, verificables y concretos para la desnuclearización".

Una delegación gubernamental surcoreana visitó el 5 y este 6 de marzo Corea del Norte, donde se reunió con su líder, Kim Jong-un.

En el marco de esos contactos, Corea del Norte aseguró que no llevará a cabo nuevos ensayos nucleares ni de misiles balísticos durante eventuales negociaciones con Estados Unidos, según declaró el Gobierno surcoreano en un comunicado.

Tras su visita a Corea del Norte, los funcionarios surcoreanos viajarán a EEUU para anunciar a sus socios estadounidenses los resultados de la visita a Pyongyang.