El ministro de Exteriores británico ha subrayado que el bombardeo al país árabe por EE.UU., Reino Unido y Francia ha sido un modo de decir que el mundo "ha tenido bastante del uso de armas químicas".
boris wet his pants
© Internet
¡Ups, qué contrariedad! El control de esfínteres está disminuyendo en Occidente
Los ataques aéreos perpetrados la semana pasada por EE.UU., Reino Unido y Francia contra Siria no cambiarán el rumbo de la guerra ni tampoco llevarán a la destitución del presidente sirio Bashar al Assad, sostuvo el ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson.

"Es muy importante subrayar que no es un intento de cambiar la tendencia de la guerra en Siria o cambiar de régimen", ha declarado Johnson este lunes al llegar a una reunión con sus homólogos de la UE en Luxemburgo. El responsable de Exteriores del Gobierno británico ha precisado que los bombardeos fueron una muestra de que el mundo está en contra del uso de armas químicas.


Comentario: Todos estamos en contra del uso de armas químicas, y no por eso montamos una operación de falsa bandera para culpar injustamente a una nación inocente de usarlas, y luego la bombardeamos para "dar un mensaje".


"Fue el mundo diciendo que hemos tenido bastante del uso de armas químicas", ha señalado Johnson, recogido por Reuters, en referencia al supuesto ataque químico perpetrado la semana pasada en Duma (Guta Oriental), del que Occidente acusa al Gobierno de Bashar al Assad.