La falla de Hayward, que atraviesa cerca de la costa este de la Bahía de San Francisco, es decir, la ciudad de Oakland, podría traer un sismo de condiciones catastróficas por lo que investigadores han diseñado diversos escenarios hipotéticos en la región.
sismo california
© USGS
Hace 112 años, un gran sismo de magnitud 7.9 destruyó gran parte de la ciudad de San Francisco en California, Estados Unidos. Por el sismo, en la actualidad la gente vive atemorizada ante la existencia de la gran falla de San Andrés, que desató aquel terremoto.

No obstante, una nueva investigación muestra que existe una falla menos conocida que corre bajo el corazón del East Bay en San Francisco y que representa un mayor peligro.

Un informe histórico del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) estima que al menos 800 personas podrían morir y otras 18 mil resultar heridas en un hipotético terremoto de magnitud 7 en la falla de Hayward, ubicada debajo de Oakland.

Más de 400 incendios podrían iniciarse, y quemar el equivalente a 52 mil viviendas unifamiliares, y la falta de agua para los bomberos causada por tuberías viejas que se colapsan bajo tierra podría empeorar las cosas, dijo el geofísico Ken Hudnut, asesor científico del USGS para reducción de riesgos.
"Esta falla es lo que llamamos una bomba de tiempo tectónica", explica el geólogo David Schwartz en el USGS. "Simplemente está esperando para estallar".
La falla de Hayward es tan peligrosa porque atraviesa algunas de las partes más pobladas del Área de la Bahía, abarcando la longitud de East Bay desde San Pablo Bay a través de Berkeley, Oakland, Hayward, Fremont y hasta Milpitas.

Esta imagen muestra las fallas que atraviesan en la costa oeste de California, principalmente en la Bahía de San Francisco. La de Hayward marcada en anaranjado.
© USGS
Esta imagen muestra las fallas que atraviesan en la costa oeste de California, principalmente en la Bahía de San Francisco. La de Hayward marcada en anaranjado.
De la población de 7 millones en la región, 2 millones de personas viven encima de la falla, dijo Schwartz, y esa proximidad trae un peligro potencial. El terremoto de Loma Prieta en 1989 se concentró en las escasamente pobladas montañas de Santa Cruz. A pesar de toda la devastación del terremoto de San Francisco de 1906, este se centró en la costa en el Océano Pacífico.

Como los peligros potenciales de la falla se han vuelto más claros en los últimos años, los funcionarios han comenzado a tomar medidas. Los viejos ayuntamientos de Hayward y Fremont han sido abandonados porque se encuentran en la falla. En el Memorial Stadium en UC Berkeley, los asientos se rompieron recientemente y se reconstruyeron para que la mitad oeste de la instalación se pueda mover 6 pies al noroeste del otro lado.

A pesar de tomar tales precauciones, gran parte de la región sigue siendo vulnerable, dijeron los expertos.

El llamado escenario Hayward prevé una escala de desastre que no se ve en la historia moderna de California: 2 mil 500 personas tendrían que ser rescatadas de edificios colapsados ​​y 22 mil estarían atrapadas en elevadores, dijo Hudnut.

Más de 400 mil personas podrían ser desplazadas de sus hogares, y algunos residentes de East Bay podrían perder el acceso a agua corriente limpia por hasta seis meses.

El informe descubrió que un gran terremoto en East Bay también superaría los códigos mínimos de construcción de California, que están diseñados solo para mantener la mayoría de las estructuras lo suficientemente fuertes como para permitir a las personas evacuar de manera segura.

Incluso si todos los 2 millones de edificios en el área metropolitana de la Bahía de San Francisco cumplieran con el código de construcción de la era moderna, un terremoto en Hayward podría colapsar 8 mil estructuras.

De forma aérea así es como atraviesa Hayward la ciudad de Okland. El óvalo del centro es el estadio de la Universidad de Berkeley.
© USGS
De forma aérea así es como atraviesa Hayward la ciudad de Okland. El óvalo del centro es el estadio de la Universidad de Berkeley.
Un terremoto en la falla de Hayward podría provocar réplicas significativas en otras fallas durante hasta medio año después del choque principal.

La falla de Hayward es una de las más rápidas de California, y en promedio produce un gran terremoto una vez cada 150 a 160 años, más o menos 70 u 80 años. El último gran terremoto en la falla de Hayward, una magnitud de 6.8, verá su 150 aniversario el 21 de octubre de este año.

Los fuertes temblores no afectarían solo a East Bay, sino que también se sentirían en San Francisco y en lugares como los valles de San Ramón y Livermore. "No se puede esconder, realmente habrá muy pocos lugares en el Área de la Bahía que no se verán afectados", explican.

La ubicación de la falla de Hayward es tan bien conocida por los geólogos porque en ciertas partes de East Bay, se arrastra lentamente, moviéndose entre terremotos. Eso libera algo de la tensión sísmica que se acumula en la falla cuando la placa del Pacífico se desliza hacia el noroeste en relación con la placa de América del Norte, pero no la mayor parte.

Con décadas pasando desde el terremoto de 1989, "se espera cierta complacencia, y es lo mismo en Los Ángeles después de Northridge", explica Hudnut. Pero "no está bien olvidarlo. Tenemos que recordarlo", dijo.

Pocas personas en el Área de la Bahía saben exactamente dónde se encuentra la falla, incluso en vecindarios concurridos como el centro de Hayward.

Las señales de la falla son evidentes, según Schwartz, quien recientemente llevó a un reportero a una gira. En el lado noreste de Mission Boulevard, entre las calles A y B, se puede ver un bordillo doblado y un muro doblado del edificio.

En el estacionamiento detrás de un restaurante indio, un bache largo en el asfalto muestra la línea límite de la falla de Hayward, ya que el lado oeste se arrastra hacia el noroeste, y el otro se arrastra hacia el sureste.