Imagen
© Desconocido
Yusuf Raza Gilani
La Casa Blanca declaró hoy que las autoridades paquistaníes fueron informadas de la operación para matar a Osama bin Laden sólo después de que las tropas norteamericanas salieron del espacio aéreo del país, pero el embajador de Pakistán en Londres declaró lo contario, al hablar de una operación conjunta.

El primer ministro paquistaní, Yusuf Raza Gilani, dijo en tanto que "hubo una coordinación en la inteligencia de los dos países" para descubrir el lugar en que estaba el jefe de Al Qaeda.

Además, el embajador de Pakistán en Londres, Wajid Shamsul Hasan, sostuvo hoy que en la acción hubo colaboración de las fuerzas de su país, lo que se contrapone con la versión oficial norteamericana.

"Fue una operación conjunta en la que fuerzas estadounidenses y paquistaníes colaboraron secretamente, fue ejecutada profesionalmente y terminó con éxito", afirmó.

Wajid Sahmsul sostuvo que la operación es una prueba de la "colaboración" entre las agencias de inteligencia de ambas naciones, la CIA y el ISI. Por su parte, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, declaró que el gobierno de Pakistán colaboró con el de Estados Unidos para "ubicar" a Osama bin Laden, pero no para matarlo.

Imagen
© Desconocido
La Casa Blanco siguió en directo ejecución de Bin Laden.
"La colaboración con Pakistán ayudó a los estadounidenses a encontrar el lugar donde se escondía Bin Laden", indicó.

Más tarde, cuando un portavoz oficial dio la versión de una acción unilateral norteamericana, el gobierno de Estados Unidos dijo que las autoridades de Pakistan mostraron "extrema comprensión" por la decisión de atacar a Bin Laden sin notificarlas previamente.

Por otra parte, documentos del gobierno estadounidense obtenidos por WikiLeaks y publicados por el diario Daily Telegraph afirman que miembros de los servicios de seguridad paquistaníes informaban a Bin Laden cada vez que las tropas norteamericanas se le aproximaban.

En diciembre de 2009, el gobierno de Tayikistán advirtió a Estados Unidos que "espías paquistaníes corruptos" mantenían al jefe de Al Qaeda al tanto de los movimientos de las tropas de Washington.

En uno de los textos diplomáticos, el general Abdullo Sadulloevich Nazarov, funcionario antiterrorista tayiko, dijo a los estadounidenses que "muchos en Pakistán" sabían dónde estaba Bin Laden.

"En Pakistán Bin Laden no era un hombre invisible, muchos conocían sus movimientos en Waziristán del Norte, pero cada vez que se intentaba un raid sobre sus escondites el enemigo lograba advertirlo de esa aproximación por fuentes en las fuerzas de seguridad", agregó el despacho.

Otros documentos, relacionados con el campo de detención norteamericano en Guantánamo, Cuba, revelan que los estadounidenses eran cada vez más cautos al compartir información antiterrorista con los paquistaníes.

Según la versión dada hoy por Estados Unidos, Bin Laden permanecía a pocos cientos de metros de una academia militar paquistaní.

Según analistas locales, el ISI rompió relaciones sólo recientemente con Al Qaeda debido a la decisión de la red de apoyar a los milicianos en el noroeste paquistaní.

Estas versiones indican que el ISI mantenía lazos con los grupos armados, con el objetivo de influir en la situación en Afganistán una vez que se retiren las tropas estadounidenses de ese país.