Traducido por el equipo de editores de Sott.net en español

El transporte marítimo en el Golfo de Ob está paralizado y la situación complicada, dice la empresa rompehielos Rosatomflot.
STUCK TANKERS
Es finales de junio, pero el invierno no ha abandonado el Golfo de Ob. La bahía poco profunda, que alberga dos de las terminales de embarque de petróleo y gas más grandes de Rusia en el Ártico, sigue estando llena de hielo rápido.

Ha creado una situación complicada, dice Rosatomflot. La empresa estatal que gestiona los rompehielos nucleares rusos, confirma que la navegación independiente en la zona está paralizada y que los buques de GNL y los petroleros están atascados.

Las compañías navieras habían esperado que el Golfo de Ob estuviera libre de hielo durante el mes de junio y que no sería necesaria la asistencia para romper el hielo. Estaban equivocados.

Según Rosatomflot, parece haber una necesidad de servicios de rompehielos en la zona al menos hasta después de la primera semana de julio. Actualmente hay dos rompehielos nucleares en el Golfo de Ob, el Taymyr y el Vaygach. Además, hay varios remolcadores más pequeños y rompehielos trabajando en las aguas alrededor del puerto de Sabetta.

La planta de gas natural licuado de Yamal depende totalmente de un transporte sin problemas hacia y desde el puerto de Sabetta. Para el proyecto se está construyendo una flota de 15 potentes portaaviones de clase superior. Los barcos son capaces de atravesar de forma independiente hielo de más de dos metros de espesor. Los envíos comerciales desde Sabetta comenzaron a principios de diciembre de 2017.