Imagen
© telesur
Centroamericanos migran hacia EEUU a riesgo de ser víctimas del secuestro y otros delitos, con el peligro de ser deportados
Al menos 116 hondureños fueron asesinados en los primeros cinco meses de este año intentando transitar de manera ilegal la zona fronteriza entre México y Estados Unidos (EE.UU), confirmó este miércoles la directora de Asuntos Consulares de la Cancillería de la República, Dilcia Aguiriano.

En una rueda de prensa ofrecida en Tegucigalpa (capital), Aguiriano ratificó que "con la ilusión de conseguir mejores condiciones de vida, ante la falta de oportunidades en Honduras y dejando atrás a su familia, sus amigos y país, unos 116 hondureños perdieron la vida en lo que va del año".

La autoridad precisó que según las estadísticas oficiales, los meses de marzo y enero son los que tienen mayor número de repatriaciones con 30 y 31, respectivamente; seguido de febrero con dos; mientras que en mayo se registraron 11.

"La mayor parte, han fallecido en su tránsito por México, mientras que otros fueron estando ya en los EE.UU. En lo que llevamos del año tenemos 116 repatriaciones de hondureños fallecidos que han sido repatriados, a través de las gestiones de la Cancillería", agregó Aguiriano.

Con respecto al género de las víctimas, la autoridad puntualizó que la mayoría son hombres, y que éstos, a nivel general, perdieron la vida en hechos violentos. Hasta ahora, las entidades donde ocurren mayor cantidad de muertes es el estado mexicano de San Luis Potosí (centro); mientras que en EE.UU. las ciudades de Houston (sur), Miami (sureste), Washington (noreste) y Nueva York (noreste) también se presentaron varios homicidios.

Al menos 100 mil emigrantes anuales

Un informe publicado recientemente por el Foro Nacional para las Migraciones en Honduras (Fonamih), precisó que al menos unos 100 mil hondureños, de 18 y a 32 años de edad, marchan cada año en busca de "otra vida" en la nación norteamericana.

Del mismo modo, otros estudios realizados por Organizaciones No Gubernamentales (ONG) señalan que la mayoría de los inmigrantes centroamericanos que pasan por México provienen de Honduras.

Según los emigrantes, la causa del éxodo es la pobreza que padece casi el 70 por ciento de la población en Honduras, cuya crisis social y política ha aumentado desde el pasado 2009, cuando se produjo un golpe de Estado que derrocó al presidente democraticamente electo, Manuel Zelaya.