Traducido por el equipo de Sott.net en español.
censorship free speech
© Getty Images
El bloqueo por parte de Facebook de varias páginas operadas por Maffick Media, no es nada menos que una censura descarada, dijo la directora ejecutiva de la compañía, Anissa Naouai, después de que un grupo de reflexión financiado por EE.UU. las señalara a CNN para que fueran el blanco de un "reporte de ataque".

Las acciones del gigante de los medios sociales, que suspendió las cuentas de In the Now, Soapbox, Back Then y Waste-Ed el viernes pasado, sin dar ninguna explicación ni por lo menos ponerse en contacto con la empresa que dirigía las páginas, no es más que un simple intento de deshacerse de las voces disidentes que critican las políticas de Washington, le dijo Naouai a RT.
"Es una censura flagrante. ¿Cómo más puedes llamarlo?"
Expulsados sin explicación

La expulsión surgió literalmente de la nada, a pesar de que Maffick no violó ninguna de las reglas existentes de Facebook. "No hay ninguna regla que obligue a publicar nada sobre su financiación o financiación personal. Nadie lo hace, tampoco los medios patrocinados por Estados Unidos", dijo Naouai. Sin embargo, aparentemente esa fue la razón del bloqueo, ya que un portavoz de Facebook dijo que el gigante de los medios sociales quería que las páginas fueran más transparentes y revelaran su financiación y "afiliaciones rusas".

Sin embargo, Facebook nunca contactó a Maffick Media directamente. De hecho, ni siquiera respondió a los correos electrónicos de la empresa y se mantuvo en silencio sobre las formas que permitirían restablecer las cuentas. "No hemos escuchado una palabra de Facebook y ya han pasado más de tres días", dijo Naouai.

Toda la situación hace pensar que la suspensión está de hecho relacionada con la popularidad de las páginas, así como con su postura crítica hacia las políticas de EE.UU., dijo la directora de Maffick. "Tenemos presentadores que hablan de cosas de las que no se les permite hablar en otras cadenas como CNN", explicó.


CENSURADO

Anissa Naouai: Nuestra respuesta oficial ante la censura de Facebook a través de la CNN, el Consejo Atlántico y otros socios: maffick.media
"Si un video que dice eso recibe cientos de miles de visitas en una página que tiene millones de visitas, la gente [en Washington] comienza a notarlo y se molesta. Creo que por eso fuimos el objetivo: por nuestro éxito y, como dijo la CNN, por la alta calidad de nuestros vídeos", añadió Naouai.

La directora de Maffick también asumió que un reporte reciente sobre el intento de golpe de Estado patrocinado por Estados Unidos en Venezuela podría haberse convertido en un detonante para esta drástica medida tomada por Facebook. "Hay una política muy... divisiva y odiosa que se está llevando a cabo ahora mismo contra Venezuela", dijo; "no sabemos si este fue el segmento que desencadenó [la suspensión], pero el momento es conveniente".

"Cuando alguien grita que lo que está ocurriendo en Venezuela es un golpe de Estado flagrante, se erizan las plumas de los grupos de reflexión que gastaron millones, si no miles de millones de dólares, para persuadir [a la audiencia de lo contrario] y presionar por sus intereses".

"Interrogación" por la CNN

Algunos detalles de todo este caso pueden parecer extraños. Apenas una hora después de que las páginas fueran bloqueadas, la CNN publicó un informe sobre el tema como si hubieran dado la noticia. "La CNN sabía que íbamos a ser bloqueados antes que nosotros", dijo Naouai, explicando que, cuando se enteró de que las páginas de su empresa estaban suspendidas, la CNN ya había publicado su artículo.


CENSURADO

Anissa Naouai: La CNN contactó a Maffick para que respondiéramos ante el hecho de que nuestras páginas hubieran sido bloqueadas. Menos de una hora después, nuestras páginas, incluida In The Now, fueron bloqueadas por Facebook. Este es un ataque coordinado contra la libertad de expresión.
Semanas antes del bloqueo, la CNN intentó entrevistar a algunos trabajadores independientes que trabajaban con Maffick en un aparente intento de "desenterrar algo sucio", recordó Rania Khalek, la presentadora estadounidense de Soapbox, uno de los programas de videos que Maffick presentaba en Facebook.

Cuando la dirección de la empresa "se enteró de ello" y ofreció una entrevista a la CNN, todo terminó con un "interrogatorio" de 45 minutos cargado de preguntas "poco éticas" que "casi ningún otro medio de comunicación pensaría siquiera en responder".
"Se sentía como un interrogatorio policial: preguntas muy invasivas sobre Maffick y nuestras políticas editoriales. Estaba claro que estaban haciendo un reporte de ataque."
"Un periodista de CNN me preguntó repetidamente sobre mis puntos de vista políticos. No creía en absoluto que yo tuviera control editorial sobre mis guiones. No podía entender cómo era posible", dijo Khalek, una de los que dieron la entrevista a la CNN.

Maffick Media asumió que la CNN podría de hecho presionar a Facebook para que bloqueara las cuentas. "Es un mercado muy competitivo que existe en una atmósfera muy política que es tóxica en este momento en los Estados Unidos", dijo Naouai.

¿Un vacío legal para la censura de Estado?

La propia CNN admite en su reporte que no se topó con las páginas de Facebook en cuestión de forma independiente. En cambio, les fueron señaladas por la Alianza para la Seguridad de la Democracia, que forma parte del German Marshall Fund. Este fondo es un grupo de reflexión, financiado por los gobiernos de Estados Unidos y Alemania, y cuenta en su consejo asesor con personas como Michael Morell, ex vicedirector de la CIA, y Jacob Sullivan, ex ayudante de seguridad del vicepresidente Joe Biden.
Michael Morell
© Win McNamee / Getty Images / AFP
El ex vicedirector de la CIA Michael Morell
Ahora, la CNN, que cayó en una pendiente resbaladiza al examinar la financiación de otros medios de comunicación, tuvo que hacer todo lo posible para persuadir a su audiencia de que la Alianza para Asegurar la Democracia "no recibe ninguna financiación" del German Marshall Fund, al mismo tiempo que sigue siendo parte de ella. Sin embargo, todos estos hechos simplemente añaden una nueva capa a la historia.


Michael Tracey: La CNN obviamente trabajó en coordinación con Facebook y el Fondo German Marshall (progenitor de la página de control de datos "Hamilton 68", que ha estimulado tanto pánico acerca de los trolls rusos en línea) para purgar un medio que no les gusta. Cobarde y escalofriante.
Rania Khalek: Ya han pasado tres días desde que Facebook suspendió la página de In The Now a petición de la CNN y de grupos de reflexión financiados por el gobierno de EE.UU. Teníamos casi 4 millones de suscriptores, no violamos ninguna regla de Facebook, no se nos dio ninguna advertencia y Facebook no nos está respondiendo.
"Tienes este grupo de reflexión financiado por los Estados Unidos que incita a la CNN a presionar a Facebook para que prohíba nuestras páginas. Eso es un acto de censura", dijo Khalek. Ella cree que todo el plan se utilizó para eludir la Primera Enmienda que prohíbe a las autoridades estadounidenses censurar directamente la libertad de expresión. "Por lo tanto, utilizan a un intermediario para presionar a las empresas privadas para que nos censuren", agregó, calificándolo de "vacío legal".


Comentario: Es eso, o sencillamente revela la jerarquía:
  1. Grupos de reflexión
  2. Medios masivos
  3. Redes sociales
Esa es la dirección en que se pasan las órdenes.


"El principio de un fin"

Independientemente de quién esté realmente detrás de la estratagema, la prohibición de algunas páginas de medios de comunicación por parte de Facebook sin ninguna explicación sienta un precedente tremendamente peligroso, según cree Maffick Media. "Una página verificada, con miles de millones de visitas, simplemente desapareció de la red sin ningún tipo de comentario, ningún tipo de requisito, sin romper ninguna regla. Eso no tiene precedentes", dijo Naouai.

"Facebook dicta lo que la gente puede y no puede ver y juzga lo que es contenido bueno y malo. Y todo se basa en las acusaciones y las críticas que provienen de un punto de venta financiado por el gobierno. Si Facebook nos lo hace a nosotros, puede hacerlo a cualquiera", advirtió Khalek.
"Esto se debe al contenido político que desafía las guerras de Estados Unidos. Es un completo acto de censura".
La clase dirigente estadounidense aparentemente busca suprimir los medios de comunicación que "ofrecen una plataforma a voces alternativas que puedan hablar en contra de las guerras de EE.UU. y el control corporativo sobre nuestro gobierno de una manera que simplemente no se oye en nuestros medios corporativos", cree la presentadora de Soapbox.

Sin embargo, si el gigante de los medios de comunicación social y otros similares continúan bloqueando al azar los recursos de los medios de comunicación sin "ninguna razón" para hacerlo, podría crear problemas muy serios para la sociedad, cree Naouai.