Imagen
© Desconocido
Arturo Fernández, persidente de los empresarios
Arturo Fernández ha pasado por la SER, el presidente de CEIM cree que "la situación se está alargando en el tiempo, el desalojo en época electoral no era lo más conveniente pero eso ha acabado ya y la situación es insostenible". Fernández asegura que "hay que cumplir la ley, están ilegalmente y esperamos que el gobierno, a través de la Delegación, desaloje a estos jóvenes. Las Fuerzas de Seguridad del Estado tendrán que buscar las fórmulas para el desalojo."

Arturo Fernández ha reconocido, además, que ha hablado con el ministro de Interior, "tenemos buenas palabras, están en ello, el gobierno sabe de la importancia de esta situación. El símbolo es la Puerta del Sol y con eso hay que acabar".

Reunión con la Delegación

Los representantes de la patronal y de los comercios han mantenido este martes una reunión con la delegada del Gobierno a la que han trasladado la preocupación por las pérdidas que están sufriendo como consecuencia de la acampada. Según sus cálculos, el negocio se ha visto reducido en un 80 por ciento. En principio, la delegada, Dolores Carrión, ha escuchado las quejas de los comerciantes, entiende su preocupación pero no contempla desalojar la Puerta del Sol.

Accesos bloqueados

Los empresarios mantienen que la situación debe resolverse cuanto antes porque es "insostenible" y porque los comerciantes "se ven impedidos de ejercer sus derechos y abocados a ver bloqueados los accesos a las tiendas, ante una total impunidad de la conducta de quien lo provoca". Según la misiva, las pérdidas provocadas ha hurtado "la obtención de un beneficio lícito que nunca se recuperará".

Debido a esta situación, Arturo Fernández pide a Rubalcaba que considere "encarecidamente" la "urgente necesidad" de resolver esta "prolongada y anómala situación" a través de los mecanismos del Estado de Derecho.