Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Las lluvias torrenciales seguidas de inundaciones repentinas se han cobrado más de 220 vidas en India, Pakistán y Afganistán, dijeron el miércoles las autoridades y los medios de comunicación locales.
file photo

Foto de archivo
El Met Office ha pronosticado más lluvias en las próximas 24 a 48 horas, ya que la región está bajo el control de un ciclo de tormentas eléctricas y vientos racheados del oeste.

Las tormentas en los estados del norte, centro y oeste de la India a última hora del martes han causado la muerte de al menos 50 personas, informaron los medios de comunicación locales.

El estado más afectado fue Rajasthan, donde se reportaron 21 muertes, dijo Ashutosh Pednekar, oficial de socorro del estado, a la Agencia Anadolu.


El Primer Ministro de la India, Narendra Modi, expresó su angustia por la pérdida de vidas debido a las lluvias intempestivas.

"Las autoridades están monitoreando la situación muy de cerca. Se está prestando toda la ayuda posible a los afectados", añadió.

Agua hasta la cintura

En el vecino Pakistán, las lluvias seguidas de inundaciones repentinas han causado 39 muertes y docenas de heridos en los últimos dos días, informaron el miércoles las autoridades y los medios de comunicación locales.

Según la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, una agencia estatal que coordina diferentes organizaciones de socorro y rescate, la mayoría de las muertes han sido reportadas en el noroeste de Khyber Pakhtunkhwa (KP) y el suroeste de las provincias de Baluchistán.


Más de 2.000 casas y una enorme cantidad de cultivos de trigo dañados debido a las fuertes lluvias en el Punjab, dijo Mian Khalid Mehmood, ministro provincial de gestión de desastres, a los periodistas.

Las fuertes lluvias causaron inundaciones repentinas en partes de KP y Baluchistán, obligando a cientos de residentes a trasladarse a lugares más seguros, mientras que varias ciudades del noreste de la provincia de Punjab también recibieron fuertes lluvias, informó la emisora local Geo News.

Las imágenes transmitidas por televisión mostraban varios vehículos atrapados en aguas que llegaban hasta la cintura mientras los socorristas respaldados por las tropas del ejército los ayudaban en algunas partes de Baluchistán.

Las lluvias intempestivas flanqueadas por vientos racheados también derribaron árboles, postes de electricidad y letreros en varias ciudades, además de causar daños a los cultivos de trigo, principalmente en Punjab.

La mayoría de las muertes se debieron al colapso del techo y a la electrocución.

134 muertos en Afganistán


Las autoridades de Afganistán extendieron el miércoles las alertas de inundaciones repentinas a 22 de un total de 34 provincias del país, en medio del pronóstico de más lluvias.

La Autoridad Nacional de Gestión de Desastres del país anunció que se han formado equipos de emergencia para vigilar y limpiar las zonas vulnerables, incluidos los asentamientos informales alrededor del río Kabul, en las afueras de la capital, Kabul.

Después de un período de sequía durante meses, Afganistán recibió lluvias torrenciales en las dos últimas semanas, lo que provocó inundaciones repentinas en Herat, Helmand, Badghes, Badakhshan, Ghor, Kunduz, Logar, Diakundi y varias otras provincias.

La radio local Azadi Radio informó hoy que al menos 134 personas murieron y miles de hogares fueron destruidos por la lluvia y las inundaciones en las últimas tres semanas.


Shadi Khan Saif contribuyó al informe desde Kabul, Afganistán