La construcción de la Planta Hidroeléctrica significa que la tribu Caiapó se queda sin un lugar para vivir. El Cacique Raoni llora cuando se entera de que la presidenta de Brasil, Dilma Roussef, ha aprobado el inicio de la construcción de la hidroeléctrica de Belo Monte, incluso después de decenas de miles de cartas y correos electrónicos dirigidos a ella y que fueron ignorados en los más de 600.000 firmas.

jefe roani llorando
© Desconocido
Desgarradora imagen de un hombre enfrentando la desaparición de su pueblo consecuencia del accionar psicopático de sus líderes
La situación de los Caiapó es precaria, incluso el director James Cameron marchó para que este proyecto no se lleve a cabo y se salve el hogar natural de la tribu (algo muy parecido a la trama de Avatar).

La construcción de la Planta Hidroeléctrica de Belo Monte es casi una sentencia de muerte de los pueblos de la gran curva del río Xingú. Belo Monte tiene por lo menos 400.000 hectáreas de bosque, un área más grande que el Canal de Panamá, por lo tanto la expulsión de 40 mil poblaciones indígenas y locales y la destrucción de hábitats valiosos para muchas especies, todo para producir electricidad a un alto costo social, económico y ambiental.