Unas 140 personas han muerto hasta ahora en las inundaciones que se registran en el norte de India, provocadas por las lluvias monzónicas, han anunciado las autoridades locales.
A waterlogged ward in a hospital in Patna, capital of Bihar, after vast areas of the state were inundated by delayed monsoon rains
© Sachin Kumar/AFP/Getty Images
Una sala anegada en un hospital de Patna, capital de Bihar, después de que vastas zonas del estado fueran inundadas por las lluvias tardías del monzón.
En los últimos cuatro días, 111 personas han muerto en la región de Uttar Pradesh y otras 28 en la vecina zona de Bihar, debido a este monzón que llega tarde este año y que en octubre debería haberse retirado de estas zonas.


Numerosos residentes de Patna, la capital de Bihar, han tenido que abandonar sus casas debido a los ríos de agua sucia que han inundado las calles. Aunque la lluvia ha terminado, muchas partes de esta ciudad, de dos millones de habitantes, están sumergidas y numerosos comercios y escuelas siguen cerrados.

Unos 900 detenidos de una prisión de Uttar Pradesh también han tenido que ser evacuados.

El monzón anual, vital para la agricultura y las fuentes de agua naturales, dura de junio a septiembre. Pero este año, el fenómeno de vientos y lluvias torrenciales será el más importante desde 1994, según el departamento indio de meteorología.

En julio, las lluvias monzónicas dejaron un total de 650 muertos en India, Nepal, Bangladés y Pakistán.