El tráfico ferroviario en la provincia de Jaén está interrumpido en dirección Sevilla y Madrid como consecuencia de la lluvia que ha causado inundaciones de las vías entre Marmolejo y Arjonilla.
Imagen de este jueves en Huelva.
© EFE
Imagen de este jueves en Huelva.
Un hombre ha fallecido en la localidad de Puenxo (Asturias) y otro en Portugal al paso de la borrasca Elsa, que ha dejado vientos de hasta 160 kilómetros por hora, inundaciones, cortes de carretera, suspensión de clases y caída de árboles, tras castigar la parte occidental peninsular. En Santiago de Compostela, también ha muerto una persona al caer un muro en el Parque Santo Domingo de Bonaval a causa del temporal. La borrasca lleva asociados varios sistemas frontales "muy activos", según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), y se está desplazando de oeste a este dejando a su paso precipitaciones generalizadas, persistentes y localmente fuentes en muchas zonas de España.


Según fuentes de la Policía de Puenxo, en el municipio asturiano de Aller, el fallecido paseaba esta tarde por una pista forestal cuando fue sorprendido por el argayo, que le dejó sepultado bajo rocas caídas desde la ladera. Las fuertes lluvias y vientos han provocado además el corte de la carretera As-17 y el desvío de un vuelo Madrid-Santander.

Además, en la mañana de este viernes, un hombre de 37 años ha resultado herido esta madrugada al caer a la orilla del río Cadagua desde una pared vertical de unos 5 metros en la calle Santamaría del municipio burgalés de Villasana de Mena, al norte de la provincia.

Fueron bomberos de Balmaseda (Vizcaya) los encargados del rescate, que se tuvo que realizar poco después de la una de la madrugada con especial urgencia, dado que el caudal del río estaba subiendo y había riesgo de que el agua llegara al lugar donde se encontraba el accidentado.

La crecida del río Híjar, a su paso por Reinosa, ha inundado toda su zona aledaña y las calles anexas parecen ahora su cauce, con el agua casi superando las puertas de los garajes de las casas, cuyos vecinos podrían ser evacuados, mientras se pide que suban a plantas superiores de los edificios. Además, unas veinte personas están aisladas en sus casas a consecuencia del agua.

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) advierte de que hay diez tramos en situación de alarma en la Cuenca con otros veinticuatro en alerta, fundamentalmente en las provincias de León y Zamora. En concreto, según datos de la CHD, están por encima del umbral de alarma en la provincia leonesa el Bernesga a su paso por Villamanín, Cascantes, la capital leonesa y Alija de la Ribera; el Dueñas, en Crémenes; el Luna en Sena de Luna y el Porma en Camposolillo. En Zamora, la alarma se sitúa en el Tera, en Puebla de Sanabria; y el Esla en Bretó.

El tráfico ferroviario en la provincia de Jaén está interrumpido en dirección Sevilla y Madrid como consecuencia de la lluvia que ha causado inundaciones de las vías entre Marmolejo y Arjonilla, así como entre Jaén capital y Espeluy. Según ha informado Adif, el primero de los cortes se ha producido sobre las 10:20 horas entre Marmolejo y Arjonilla, concretamente entre los kilómetros 369,7 y 370 y está afectando a los trenes que circulan desde Jaén capital a Sevilla.

Asimismo, el 112 Galicia ha informado del registro de un total de 1.575 incidencias, con 118 inundaciones en viviendas, así como la caída de árboles y ramas en carreteras, inundaciones de vías de circulación, desprendimientos de tierra y piedras, y caídas de cables de luz y de teléfono. En la localidad portuguesa de Montijo, se han registrado la muerte de un transportista, impactado por un tronco mientras estaba en la cabina de su camión, y más de 1.800 incidencias desde primera hora de este jueves, según ha admitido el Instituto Portugués de Mar y Atmósfera.

El Ayuntamiento de Barruelo de Santullán, uno de los municipios de la Montaña Palentina más afectados por el temporal Elsa, ha tenido que evacuar esta noche la residencia de ancianos, con 19 personas mayores, que ha resultado totalmente anegada. "Sacarlos de allí ha sido toda una odisea", ha asegurado el alcalde de Barruelo, Cristian Delgado, que ha explicado que "la noche ha sido horrible" porque Barruelo de Santullán "ha sido el punto más afectado por el temporal de agua y viento en el norte de Palencia".

En España, tres provincias más se han sumado a las 41 que desde primera hora de la mañana de este jueves estaban en alerta por lluvia, viento y oleaje debido a Elsa, una borrasca que afectará a toda la Península y a Baleares hasta el mediodía del viernes, cuando volverá a complicarse el tiempo con la llegada de Fabien. Galicia, Andalucía y la mitad occidental del Sistema Central están soportando las peores lluvias, con acumulaciones que se espera superen en algunos casos los 100 litros de agua por metro cuadrado.

En cuanto al viento, el litoral atlántico gallego se ha visto directamente afectado y la estación de San Nomedio en As Neves (Pontevedra) ha registrado velocidades de 160,5 km/h, mientras que Castro Vicaludo en Oia, en la misma provincia, alcanzaba los 151,6 km/h y Corrubedo (A Coruña) llegaba a 132,2 km/h. En total, más de un millar de incidencias se han registrado en tierras galaicas, incluyendo destrozos en el municipio de Verín (Ourense), donde parte del tejado del Instituto de Educación Secundaria Castro de Baronceli literalmente "voló", según efectivos de los servicios de emergencias, y afectó a "viviendas colindantes", aunque por fortuna no causó heridos.

En Lugo, el protagonista ha sido el Miño, que se ha desbordado e inundado amplias zonas, con carreteras cortadas en lugares como Cervantes o Pantón, casas aisladas y suspensión de clases: aquí, el temporal ha afectado sobre todo a la comarca de Terra Chá, según el presidente de la Diputación lucense, José Tomé. En Portugal, las inundaciones y las rachas de viento de hasta 140 km/hora han provocado además una veintena de evacuados, con alerta roja por lluvia y viento en nueve distritos del norte y centro del país y olas de hasta 13 metros de altura en el litoral.

Vuelos y barcos cancelados

Las compañías navieras que operan en la ruta entre los puertos de Ceuta y Algeciras (Cádiz) han cancelado las primeras salidas del día como consecuencia del fuerte temporal de viento asociado a la borrasca Elsa, que está alterando el tráfico marítimo en el Estrecho. Asimismo, se han cancelado todas las salidas desde el puerto de Tarifa (Cádiz) con Tánger Ciudad (Marruecos).

Ya hacia el interior peninsular, Elsa ha ocasionado destrozos en otros puntos de España. De hecho, desde primera hora había 45 provincias en alerta por el viento que, en el caso de la estación de esquí de Alto Campoo (Cantabria), alcanzó los 136 km/h, mientras en Cabrales (Asturias) llegaba a los 133 y en el Valle de Arán (Lleida), a los 115. En Cádiz, la borrasca ha interrumpido el enlace marítimo desde el puerto de Tarifa hasta el marroquí de Tánger Ciudad.

La Aemet mantiene el aviso amarillo en el área del Estrecho por viento, lluvia y fenómenos costeros hasta primera hora de la tarde de este viernes aunque, en el caso de la alerta por fenómenos costeros, se incrementará la madrugada hasta nivel naranja. No obstante, la zona más afectada es Huelva donde, en el municipio de Nerva, la situación puede definirse como "catastrófica" según su alcalde, José Antonio Ayala, debido a una riada originada por un tapón en el cauce del arroyo Santa María.

Un total de ocho vuelos han tenido que ser cancelados en el aeropuerto de Loiu esta mañana como consecuencias de las fuertes rachas de viento que se han registrado en Euskadi en las últimas horas, según ha informado Aena. En concreto, se trata de dos vuelos que tenían destino Madrid, uno a Barcelona, otro a Munich y también los previstos a Lisboa, París, Ámsterdam y Bruselas.

Estos ocho vuelos cancelados son los que no pudieron llegar este pasado jueves también por el viento. A lo largo de este jueves, se produjeron 14 desvíos, principalmente en las dos últimas horas de operativa del aeropuerto.

Además de las ocho cancelaciones, un vuelo de Vueling con destino Granada ha tenido que salir de Vitoria y también se están producido algunos retrasos.

La caída de una gran roca sobre la vía entre las localidades leonesas de La Pola de Gordón y La Robla a causa de las intensas lluvias de los últimos días ha obligado a cortar a primera hora de la mañana el tráfico ferroviario entre Asturias y León, según han informado a Efe fuentes de Renfe. Personal de Adif trabaja en el lugar del incidente para tratar de solventar la situación y está previsto que el tráfico ferroviario pueda restablecerse en torno a las dos de la tarde.