La madruga del 30 de enero, a las 12:47:29 horas, se registró un sismo de 5.2 grados con epicentro en las costas de Guerrero a 5 km al oeste de Coyuca de Benítez. Sin embargo, en la Ciudad de México no ameritó aviso de alerta sísmica porque la estimación de energía en los primeros segundos, no superó los niveles preestablecidos.
En las costas de Guerrero se detectó un sismo de 5.2 grados.
© Twitter/SAXMEX
En las costas de Guerrero se detectó un sismo de 5.2 grados.
La tarde de este miércoles también se detectó un sismo de magnitud 5.1 con epicentro en Acapulco, Guerrero, donde se empezó a percibir de leve a moderado y después fuerte por la zona de Coyuca de Benítez. En las zonas aledañas tardó en ser percibido, sin embargo causó pánico en el turismo que se encontraba en el lugar, a pesar de que no sonó la alerta sísmica. De acuerdo con diversos usuarios de redes sociales el temblor se percibió en la capital, pero tampoco fue necesario activar la alerta sísmica.

Cabe destacar que el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (SASMEX) sólo activa la alarma si en los primeros segundos de la detección sísmica se rebasa en al menos 2 estaciones los niveles de energía preestablecidos para cada ciudad.

Tampoco amerita alerta cuando ocurre lejos de la zona de cobertura de detección del SASMEX, es decir, si está muy lejos de la ciudad o cuando las estimaciones de su energía no rebasan los niveles definidos.

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) detalló que el temblor que ocurrió la tarde del miércoles 29 de enero tuvo epicentro al suroeste de Acapulco, en Guerrero. A su vez el coordinador general de Protección Civil, David León Romero, confirmó que no se reportaron daños y descartó una alerta por tsunami.

Por su parte, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que se activaron los protocolos de actuación en caso de sismo, pero tampoco se reportaron novedades.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Protección Civil Estatal no hubo víctimas que lamentar, aunque decenas de establecimientos comerciales, hoteles y oficinas públicas tuvieron que desalojar de emergencia a las personas que se encontraban en su interior como una medida preventiva por la fuerte sacudida que se sintió sobre todo en el puerto de Acapulco.

Por su parte, el gobernador del estado Héctor Astudillo Flores, informó a través de su cuenta de Twitter que se mantenía una comunicación constante con los diversos municipios de la entidad, para corroborar que no hubiera ningún problema derivado del movimiento telúrico.

En el 2020, en Guerrero se han registrado 331 sismos, manteniéndose como la segunda entidad con mayor actividad sísmica del país, tan solo por debajo del estado de Oaxaca.

La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) emitió algunas recomendaciones sobre qué hacer ante rumores de sismos, debido a que en ocasiones a través de las redes sociales se difunde información que puede generar intranquilidad entre la población. En primer lugar recomienda conservar la calma, verificar de dónde proceden y consultar las fuentes oficiales. En México, el Servicio Sismológico Nacional (SSN) es la fuente oficial sobre la ocurrencia de sismos.

A la fecha ninguna persona e institución en el mundo han logrado establecer un procedimiento confiable para predecir temblores o determinar la inminencia de alguno. No es posible determinar la fecha, la ubicación, ni la magnitud de un futuro sismo.

Es importante tener en cuenta que México es un país con alta sismicidad, por lo que tiembla todos los días, aunque generalmente son sismos pequeños e imperceptibles para la población. Esta sismicidad se manifiesta especialmente a lo largo de la costa del Pacífico.