(España) - Una de las razones por la que estamos teniendo un invierno tan seco en nuestro país, y tan prolífico en bombas meteorológicas atlánticas de altas latitudes, es la fortaleza excepcional del Vórtice Polar Estratosférico. Tanto es así que, según los datos y análisis a los que estamos teniendo acceso, su fortaleza está alcanzando niveles de récord. A continuación analizamos en profundidad este patrón meteorológico tan singular.
MetDesk
© MetDesk
Vórtice Polar Estratosférico representado mediante un mapa de vientos al nivel de 10 hPa (colores) y altura geopotencial para ese mismo nivel (líneas). Análisis del modelo meteorológico americano GFS / NCEP, 18 de febrero de 2020, 06 UTC.
Recordemos algunos conceptos, que os van a ayudar a comprender qué tiene que ver un Vórtice Polar Estratosférico a plena potencia, y lo que está sucediendo en la atmósfera, más abajo, en la Troposfera. Es lo que se denomina Teleconexiones. Y, cada año, en nuestro foro, abrimos un hilo para su seguimiento en la temporada otoño-invierno-primavera.

¿Qué es el Vórtice Polar?

Como sabéis el vórtice polar se podría definir como un ciclón persistente que se ubica cerca de las zonas polares terrestres, distribuyéndose tanto en la troposfera (superficie terrestre) como en la estratosfera (a partir de los 6 kilómetros de altura), ocupando una extensísima zona sobre la atmósfera del Polo Norte.

Evidentemente, hoy nos estamos centrando en el que ocupa la capa de la atmósfera que se denomina Estratosfera.

Dicho vórtice contiene a las altas presiones polares, pero también forma parte del frente polar, o lo que es lo mismo: el choque de masas que se produce entre la cálida procedente de los anticiclones subtropicales que se extienden por el Hemisferio Norte con las masas frías embebidas en los anticiclones polares que se sitúan más al norte.
vortice

Relación entre una Corriente en Chorro Polar zonal, lineal y estable, con un Vórtice Polar fuerte. Y un Chorro Polar meandrizado, con un Vórtice Polar débil. Dos fases: vórtice fuerte, vórtice débil
Durante muchos tramos del otoño e invierno el vórtice polar se mantiene fuerte, ese ciclón persistente ocupa una zona cerrada sobre el Círculo Polar Ártico, lo que se suele traducir en que las masas más frías de aire que están sobre el Hemisferio Norte se quedan en latitudes altas, sin afectar a las zonas más pobladas de Norteamérica, Europa o Asia.

En cambio, en ciertos tramos de la temporada invernal, el vórtice polar se debilita: desaparece esa configuración cerrada típica y se presenta con perturbaciones de aire más cálido en aquellas latitudes más altas del Planeta, desplazando las masas más frías hacia el Sur.
vortice
Qué ocurre cuando el vórtice se debilita

Lógicamente, el debilitamiento de vórtice polar afecta a las condiciones meteorológicas de superficie por la influencia descendente de las ondas planetarias, que son oscilaciones producidas en los fluidos geofísicos (océano y atmósfera). Hasta ahora se había demostrado que un recalentamiento estratosférico frecuente podía modular el flujo troposférico durante dos meses.

Este nuevo estudio de reanálisis de las condiciones del vórtice polar ha comprobado que su debilitamiento, como consecuencia de un recalentamiento acelerado del Ártico, tiene una relación directa con los inviernos más fríos que se han vivido en los últimos años en el nordeste de Estados Unidos, en el norte de Europa y en Asia.

Invierno 2019 - 2020: un Vórtice Polar Estratosférico con una fortaleza récord


Actualmente, y en base a diversas climatologías de reanálisis, el Vórtice Polar Estratosférico se encuentra mostrando una fortaleza récord.

Y esta circunstancia se pone de manifiesto en cómo los vientos, muy intensos, dibujan un donut perfecto. La animación contenida en el tuit superior, así como la imagen de portada, son impresionantes y valen más que 1000 palabras.
Anomalías de temperatura (ºC) al nivel de 10 hPa (Estratosfera) respecto a la climatología del modelo 1979-2010. Análisis del modelo meteorológico americano GFS / NCEP, 18 de febrero de 2020, 06 UTC.

Anomalías de temperatura (ºC) al nivel de 10 hPa (Estratosfera) respecto a la climatología del modelo 1979-2010. Análisis del modelo meteorológico americano GFS / NCEP, 18 de febrero de 2020, 06 UTC.
Un Vórtice Polar Estratosférico muy robusto implica que sus vientos más intensos formen un donut perfecto. Además, que ese donut esté contraído. Y, a la vez, que las temperaturas asociadas del aire sean muy bajas. De hecho, según el mapa superior, las anomalías negativas asociadas son muy destacadas.

Su efecto en capas atmosféricas inferiores es el de provocar que la Corriente en Chorro Polar también se contraiga hacia el Polo Norte. De este modo, las masas de aire frío polar y ártico, permanecen confinadas en altas latitudes, y los desalojos fríos hacia latitudes inferiores son menos frecuentes.
vortice
Como vemos en este panel, la temperatura media zonal actual mostrada con la línea roja, está alcanzando valores récord en algunas capas estratosféricas. Por ejemplo, en las de 100, 70, 50 y 30 hPa. Esto nos da idea de la robustez del Vórtice Polar Estratosférico.

Otra forma sensacional de comprobar su robustez es observarlo a través de una modelización 3D. De este modo, podemos verlo como un objeto volumétrico y se comprueba su extraordinaria solidez a través de todo el perfil atmosférico.

¿Se prevén cambios?

Pues lo cierto es que no... Estos patrones atmosféricos son muy persistentes. Lo que sí podemos comentar es que, si hablamos de predicciones meteorológicas, estamos pendientes del posible desprendimiento de una DANA hacia las Islas Canarias.