Doscientas personas evacuadas y cerca de 35 mil damnificados es el balance de las lluvias que afectan a la provincia del Chaco desde la semana pasada. Las localidades más comprometidas, según la policía de esa provincia, son Gancedo, con 340 milímetros, General Pinedo con 205, Hermoso Campo con 125 y Charata, con 110.
Chaco es la provincia con más deforestación
© Leandro Herrera / Greenpeace
Chaco es la provincia con más deforestación de los últimos cuatro años (130.177 hectáreas) y ya perdió cerca de 2 millones de hectáreas de bosques de su territorio.
Según contó Noemí Cruz, la coordinadora de la campaña de Bosques de Greenpeace, que se encuentra asistiendo con víveres a los pobladores de la zona de Villa el Palmar, "los anegamientos ocurren en las áreas que fueron deforestadas durante los últimos cuarenta años. El suelo ya no aguanta más agua, está completamente saturado, impermeabilizado por los monocultivos. El gobierno debe declarar la Emergencia Forestal y frenar los desmontes, no podemos perder ni una hectárea más"

En su recorrida, el equipo de Greenpeace asistió con víveres a familias aisladas del paraje Villa El Palmar, situado a 30 kilómetros de General Pinedo, la zona más afectada por las inundaciones.

Según un informe de esa organización ecologista, en los últimos cuatro años se deforestaron 130.177 hectareas en el Chaco, lo que convierte a esta provincia, que ya perdió cerca de dos millones de hectáreas de bosques, a la cabeza este triste ránking en el país.

"La conservación de bosques -señalan- juega un rol clave en la mitigación del cambio climático. Los sectores Agricultura, Ganadería, Silvicultura y otros usos de la Tierra representan el 39% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero del país".

También sostuvieron que, en recientes sobrevuelos, detectaron siete topadoras desmontando en seis fincas, ubicadas cerca de Juan José Castelli y Fuerte Esperanza.
Leandro Herrera / Greenpeace
© Leandro Herrera / Greenpeace
Un estudio del Instituto de Tecnología Agropecuaria -citado por el documento de Greenpeace- reveló que una hectárea con bosque chaqueño en buen estado de conservación puede absorber en una hora hasta 300 milímetros de lluvia, mientras que una con pasturas 100 milímetros, y una con soja tan sólo 30 milímetros.

Con más de un millón de kilómetros cuadrados, el Gran Chaco es el segundo ecosistema forestal de Sudamérica, después del Amazonas. Se extiende a lo largo de Argentina, Paraguay, Bolivia, y una pequeña porción en Brasil.

En cuanto a su biodiversidad, se pueden encontrar 3.400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 especies de mamíferos, 120 especies de reptiles y 100 especies anfibios.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ubicó a Argentina entre los diez países que más desmontaron entre 1990 y 2015: se perdieron 7,6 millones de hectáreas, a razón de 300.000 hectáreas al año.

En la zona llovieron casi 400 milímetros en la última semana.

En 2014 el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) advirtió que aquí ocurre el 4,3% de la deforestación global.

Los informes sobre deforestación que periódicamente realiza la Unidad de Manejo del Sistema de Evaluación Forestal (UMSEF) del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación señalan que "la superficie de bosque nativo destinada a un posible uso silvopastoril en las tres provincias donde la presión para habilitar tierras para uso ganadero -Chaco, Salta y Santiago del Estero-es más alta". En ese sentido, identifican que en el Chaco "la superficie destinada a un posible uso silvopastoril representa el 65% de las áreas deforestadas"

La provincia decretó la Emergencia Hídrica, y se estima que las lluvias durarán hasta mañana.