El pequeño asteroide 2020 CD3 se ha convertido temporalmente en un nuevo satélite natural de la Tierra, informa el Centro de Planetas Menores del Observatorio Astrofísico Smithsoniano.
Earth
© CC0 /Pixbay
"La integración de las órbitas indica que este objeto está temporalmente ligado a la Tierra", dice el comunicado del Centro.

El asteroide tiene entre uno y seis metros de tamaño y pertenece al grupo de asteroides Amor o Apolo.

Los llamados cuasisatélites de la Tierra tienen una órbita bastante complicada, según Borís Shústov, director científico del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias de Rusia, consultado por Sputnik.
"Cuando hablamos de un satélite, queremos decir que vuela en una órbita circular como la EEI o Yuri Gagarin. Este objeto vuela de manera más complicada. Vuela con el mismo período que la Tierra, no muy lejos de ella, y forma una órbita temporal", señaló.
El científico observó que los objetos en órbita no suelen durar mucho tiempo, pero pueden acompañar a la Tierra durante varios años y décadas.