Imagen
© Desconocido
Edgar Huerta Montiel, alias El Wache, líder de Los Zetas.
La Policía Federal de México detuvo a Edgar Huerta Montiel, alias El Wache, quien fue identificado como uno de los presuntos líderes del grupo Los Zetas que opera en el noreste del país, organización a la que se le atribuye el asesinato de los 72 inmigrantes dentro de una finca de la localidad de Tamaulipas en agosto de 2010. El detenido perteneció al Ejército mexicano durante ocho meses.

El arresto tuvo lugar el jueves en Frenillo, estado de Zacatecas (norte) durante un operativo y fue presentado este viernes por la Policía, según informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a través de un comunicado.

Alias El Wache, reveló que "encabezó personalmente el secuestro de dos camiones de carga, en cuyo interior viajaban escondidos más de 70 indocumentados centroamericanos, quienes fueron privados de la vida" en un rancho, agrega el texto oficial.

Además reconoció haber asesinado al menos a diez personas y ordenado el plagio de otros "6 autobuses de pasajeros que arribaron a San Fernando para trasladarlos a las casas de seguridad donde eran torturados para obtener información y verificar si pertenecían al Cartel del Golfo", indicó la SSP.

El detenido, de 22 años de edad, admitió que los cadáveres de sus víctimas eran enterrados en diferentes fosas clandestinas de San Fernando, Tamaulipas, donde varios de los cuales fueron hallados en abril pasado por las autoridades.

En los últimos dos meses y medio han sido hallados 193 cadáveres en 47 fosas clandestinas en San Fernando, un municipio próximo a la frontera con EE.UU., de unos 60 mil habitantes y localizado unos 172 kilómetros al norte de Ciudad Victoria, la capital de Tamaulipas.

De acuerdo con el jefe de la División de Antidrogas de México, Ramón Eduardo Pequeño, Edgar Huerta Montiel es el principal colaborador de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, conocido como La Ardilla, jefe regional de la banda criminal.

El Gobierno federal ofrece una recompensa de 1,2 millones de dólares por información que lleve a la captura de La Ardilla, según la SSP.

Ramón Eduardo Pequeño dijo a medios de comunicación que las declaraciones del detenido serán presentadas ante el Ministerio Público Federal para su ratificación.

El líder criminal, quien agregó que en la localidad de San Fernando podría haber más de 600 muertos enterrados en fosas clandestinas, perteneció al Ejército mexicano durante ocho meses y luego se dio de baja para ingresar al crimen organizado como informante al servicio de Los Zetas en la ciudad de Morelia, Michoacán, explicó el encargado de la División de Antidrogas mexicana.

La organización de Los Zetas, es una de las bandas más violentas de México, que junto con el Cártel del Golfo, libran desde hace años agresivas batallas en las regiones del norte del país, limítrofes con Estados Unidos por el control del territorio para el tráfico de drogas.