Traducido por el equipo de Sott.net en español

En Aksnīte los vientos de la tormenta causaron que un árbol cayera sobre un coche de pasajeros matando a dos personas en su interior. Testigos oculares en Liepāja también reportaron haber visto el revestimiento de metal volando en el centro comercial XL Sala durante los vientos fuertes. También en Liepāja una pared decorativa de ladrillo de 40 metros cuadrados en la plaza de Kārļa Zāles se había derrumbado por el viento.
Fallen tree on Ventspils - Grobiņa road

Árbol caído en Ventspils - carretera Grobiņa
A las 22:00 horas del jueves, el Servicio Estatal de Bomberos y Rescate había recibido 99 llamadas relacionadas con los daños causados por el viento en toda Letonia. Los rescatadores se dedicaron principalmente a la limpieza de los árboles caídos, pero en varias ocasiones los edificios también sufrieron daños en Rīga y Liepāja.



Como se informó anteriormente, el Centro Letón de Medio Ambiente, Geología y Meteorología predijo que la tormenta probablemente llegaría el jueves por la tarde desde el suroeste, con el viento ganando fuerza gradualmente y se esperaban los vientos más fuertes durante la noche del viernes. En el Mar Báltico y en la costa de Kurzeme se predijo que las ráfagas alcanzarían los 25-29 metros por segundo.

Se esperaba que las ráfagas de viento en la mayoría de las zonas de Letonia fueran de 20-23 m/s. La información pronosticada indicaba que el mayor impacto del viento se esperaba en la parte sur del país. Se advirtió de que los árboles dañados, los objetos no asegurados o los escombros podían causar daños y que las líneas eléctricas dañadas podían provocar apagones.