Un terremoto de magnitud 5,1 se registró a las 00:48 (hora local) de este viernes cerca de la ciudad de Damavand, a 69 kilómetros al este de la capital iraní, Teherán, informa la agencia IRNA.
Vista del monte Damavand desde Teherán, Irán.
© Morteza Nikoubazl / Reuters
Vista del monte Damavand desde Teherán, Irán.
Según el Instituto Geológico de Irán, el sismo se produjo a una profundidad de 7 kilómetros.

Jalal Maleki, portavoz del Departamento de Bomberos y Servicios de Seguridad del municipio de Teherán, indicó que hasta el momento no hay víctimas ni daños, y subrayó que la comunidad debe mantener la calma y que todos los bomberos y el personal de emergencias médicas están en alerta.

Al menos una persona murió y 7 resultaron heridas en el caos que siguió al sismo, escribió en su cuenta de Twitter el portavoz del Ministerio de Salud, Kianush Jahanpur.

Las fotos y videos publicados en las redes sociales muestran a los residentes llenando las calles de las localidades de la provincia de Teherán después del terremoto.

Según los informes, varios estadios y parques están preparados para acoger temporalmente a las personas que abandonaron abruptamente sus hogares.

La proximidad entre el epicentro del terremoto y el monte Davamand -el segundo volcán más alto de Asia-, ha provocado el temor de que este pueda despertarse, tras haber tenido su última gran erupción hace unos 7.300 años.