Meir Dagan
© Desconocido
Meir Dagan hace declaraciones que irritan a los líderes sionistas
Israel solicitó al exjefe de su agencia de espionaje Mossad Meir Dagan devolver su pasaporte diplomático en un aparente castigo por sus críticas a planes de atacar instalaciones nucleares de Irán, destacaron hoy medios locales.

De acuerdo con el Canal 2 de la televisión israelí, las autoridades decidieron retirar el pasaporte a Dagan, a raíz de las críticas públicas vertidas en su contra por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y el ministro de Defensa, Ehud Barak.

Ambos funcionarios reprobaron recientemente las declaraciones del exagente y espía a comienzos de mayo pasado en la Universidad Hebrea, en las que advirtió a Netanyahu que sería "la mayor estupidez" del gobierno sionista lanzar un ataque contra la República Islámica.

En virtud de esa polémica, el referido canal televisivo reportó que al exjefe del Mossad se le negó el pasaporte diplomático que pidió para utilizar en numerosos viajes previstos en las próximas semanas y, en consecuencia, se le instruyó devolverlo.

Según Dagan, un ataque a instalaciones nucleares o cualquier otro objetivo del país persa provocaría que "más de mil cohetes impactarían el centro de Israel por un período de tiempo indeterminado".

Apuntó que tal paso llevaría a ataques con misiles contra Israel desde varios frentes, y no aportaría ventajas a Tel Aviv.

Además, comentó tener miedo de que "individuos irresponsables y temerarios" en el círculo más estrecho del jefe de gobierno puedan ignorar la alegada oposición de Estados Unidos a un ataque contra Irán y el pedido de Washington de avanzar en el diálogo con los palestinos.

Netanyahu, que defiende mantener "sobre la mesa" la opción militar contra Teherán, acusó a Dagan de "traidor, saboteador y líder de una banda", mientras Barak advirtió que "cualquiera que genere ambigüedad en torno al tema iraní hiere la postura de Israel contra Irán".