Un gran jurado federal determinó, además, que el fundador de WikiLeaks alentaba en distintas conferencias a otros 'hackers' a irrumpir en los sistemas clasificados para obtener información.
Julian Assange
© Henry Nicholls / Reuters
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, sale del Tribunal de Magistrados de Westminster en Londres, 13 de enero de 2020.
El Departamento de Justicia de EE.UU. ha anunciado que un gran jurado federal ha devuelto este miércoles una segunda formulación de cargos contra Julian Assange en relación con "una de las filtraciones de información clasificada más grandes en la historia" del país.

La nueva acusación no añade cargos adicionales a los 18 anteriores de la acusación sustitutiva de mayo de 2019 contra el fundador de WikiLeaks, pero amplía el alcance de la conspiración en torno a las supuestas intrusiones informáticas de las que Assange fue acusado previamente.

Asimismo, a Assange se lo acusa de reclutar a los 'hackers' y conspirar con ellos para obtener acceso a datos clasificados en beneficio de WikiLeaks. Entre los piratas informáticos con los que habría conspirado se mencionan los grupos Anonymous y LulzSec, así como sus afiliados.

Además, se mencionan las declaraciones del fundador de WikiLeaks realizadas en diferentes conferencias de 'hackers' en las que alentaba a los demás a conseguir información para su organización e incluso se jactó en 2009 de explotar "una pequeña vulnerabilidad" del sistema de distribución de documentos del Congreso para lograr datos que no eran públicos.

"Con respecto a un objetivo, Assange pidió al líder de LulzSec que buscara (y proporcionara a WikiLeaks) correos electrónicos y documentos, bases de datos y PDF. En otra comunicacion, Assange le dijo al líder de LulzSec que la publicación más impactante de materiales pirateados sería de la CIA, NSA [Agencia de Seguridad Nacional] o The New York Times", indica el Departamento de Justicia, refiriéndose a las interacciones de 2012.

"WikiLeaks obtuvo y publicó correos electrónicos tras una filtración de datos cometida contra una consultora de inteligencia estadounidense por un 'hacker' afiliado con Anonymous y LulzSec. Según ese pirata informático, Assange le pidió de manera indirecta que volviera a 'spamear' a aquella empresa víctima", agrega el comunicado.

Finalmente, se mantiene la acusación de que Assange conspiró con el entonces analista de inteligencia del Ejército, Chelsea Manning, para 'hackear' una contraseña de un ordenador del Departamento de Defensa de EE.UU. con archivos clasificados.

En el caso de que lo declaren culpable, Assange se enfrenta a una pena máxima de diez años de prisión por cada cargo que pesa en su contra, excepto el de conspiración para cometer intrusiones informáticas, por la que se enfrenta a un máximo de cinco años de cárcel.