El sismo tuvo lugar frente a las costas de esta isla y cerca de la ciudad turca de Esmirna, que también resultó seriamente afectada por el movimiento telúrico.
Terremoto de magnitud 7 sacude a Turquía y Grecia

Edificios derrumbados por el terremoto en Izmir, Turquía. (30.10.2020).
Al menos cuatro personas murieron y 120 resultaron heridas por un poderoso sismo que provocó el hundimiento de varios inmuebles en el oeste de Turquía el viernes, según un primer saldo publicado por el ministro de Sanidad.

"Cuatro conciudadanos nuestros perdieron la vida en el sismo (...). En total resultaron heridos 120 conciudadanos", indicó el ministro, Fahrettin Koca, en Twitter.

Un fuerte sismo de magnitud 7 sacudió este viernes el oeste de Turquía y provocó el derrumbe de varios edificios, informaron el Instituto Geofísico de Estados Unidos (USGS) y los medios turcos. El temblor, que se sintió en Estambul y Atenas, tuvo lugar en el mar Egeo, al sudoeste de Esmirna, tercera ciudad de Turquía, y cerca de la isla griega de Samos.

Un "mini-tsunami" y daños materiales se registraron en la isla griega de Samos en el mar Egeo tras el sismo. La ciudad turca de Esmirna también resultó seriamente afectada por el movimiento telúrico, que provocó derrumbamiento de muros de casas e inundaciones en el puerto de Samos, según imágenes difundidas por Ert.

"Fue el caos, nunca hemos vivido eso... Hasta ahora no tenemos víctimas. Algunos edificios han sido dañados, una iglesia en particular", situada en el puerto de Karlovassi, declaró a Ert Giorgos el vicealcalde de Samos, Dionysiou.

Sentido fuertemente en Samos aunque también en la isla de Creta y en Atenas, el sismo, de duración prolongada, "se registró a las 11H51 GMT y su epicentro se ubicó a 19 km de Samos y a 2 km de profundidad", según un comunicado del observatorio griego de sismología.


En un primer momento, el observatorio evaluó la magnitud del sismo en 6,6, pero luego la revisó a 6,7.

La Protection Civil griega advirtió a la población de Samos de permanecer "al aire libre y lejos de los edificios", así como "alejarse de las costas" de la isla.

"En este momento, hemos recibido informaciones según las cuales seis inmuebles se derrumbaron en Bornova y Bayrakli", en la provincia de Esmirna, indicó el ministro turco del Interior, Suleyman Soylu, en Twitter.

"Algunos de nuestros conciudadanos están atrapados bajo los escombros", añadió el ministro de Medioambiente, Murat Kurum, que por su parte dio cuenta de cinco edificios derrumbados.

Las televisiones del país mostraban imágenes de nubes de polvo elevándose en el cielo, mientras que los habitantes se precipitaban a la calle víctimas del pánico.El gobernador de Estambul, Ali Yerlikaya, señaló que no se constató ningún daño por ahora en la capital económica del país."Todas nuestras instituciones comenzaron a desplazarse al lugar para iniciar los esfuerzos necesarios", declaró el presidente Recep Tayyip Erdogan en Twitter.

Grecia se encuentra sobre importantes fallas geológicas y los terremotos son frecuentes, sobre todo en el mar, en la mayoría de los casos sin causar víctimas.

Turquía se ubica en una de las zonas sísmicas más activas del mundo. En 1999, un sismo de magnitud 7,4 sacudió el noroeste del país, causando más de 17.000 muertos, un millar de ellos en Estambul.

En 2011, una sacudida de 7,1 en la provincia de Van mató a 600 personas.

El pasado enero, un terremoto de 6,7 dejó unos cuarenta muertos en la provincia de Elazig (este).