Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Documentos obtenidos por The Grayzone muestran que ejecutivos de la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas) criticaron en privado la manipulación de la investigación de armas químicas de Siria y apoyaron a un veterano inspector disidente. Uno de los altos funcionarios, sin embargo, temía ayudar a la "narrativa rusa" con ello. Estas admisiones privadas exponen aún más el lavado de cara público sobre el encubrimiento del incidente en Duma, y socavan los continuos ataques a los denunciantes que lo desafiaron.
OPCW leaking bucket

OPAQ
Desde la explosiva revelación de que una investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en Siria fue manipulada, se ha llevado a cabo una campaña de desprestigio contra un par de científicos veteranos de la OPAQ que desafiaron el encubrimiento.

Los dos denunciantes han sido descartados como actores deshonestos, desinformados y embaucadores. Sus detractores incluyen al actual director general de la OPAQ, embajadores de Estados miembros de la OTAN y autodenominados funcionarios anónimos de la OPAQ blanqueando afirmaciones falsas a través de plataformas financiadas por Estados miembros de la OTAN.

Los documentos y la correspondencia de la OPAQ obtenidos por The Grayzone ofrecen un marcado contraste en relación a estos ataques públicos. Entre varias revelaciones, muestran que antes de los intentos de desacreditar a los denunciantes, los directores de la OPAQ criticaron en privado la supresión de la investigación por parte del organismo de control de armas químicas y apoyaron al inspector en sus firmes protestas.

Sin embargo, uno de estos ejecutivos temía que el hecho de dar la alarma sobre el fraude científico ayudara a la "narrativa rusa" - una admisión tácita de que la independencia e imparcialidad de la organización se han subordinado a la geopolítica.

El inspector disidente, el Dr. Brendan Whelan, veterano de 16 años en la OPAQ, fue miembro de la Misión de Investigación de la OPAQ (FFM por sus siglas en inglés) que investigó un supuesto ataque químico en la ciudad siria de Duma el 7 de abril de 2018. Las conclusiones del equipo suscitaron grandes dudas sobre las acusaciones de culpabilidad hacia el gobierno sirio, el pretexto para un bombardeo de Siria dirigido por los Estados Unidos una semana después.
Brendan Whelan opcw whistleblower

Brendan Whelan, un ex inspector de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)
Pero altos funcionarios de la OPAQ, junto con un intento de EE.UU. de influir en la investigación, censuraron las pruebas y dieron a conocer conclusiones sin fundamento. Una serie de lapidarias filtraciones más tarde expusieron el engaño.

En lugar de que sus quejas fueran atendidas, Whelan y el otro conocido inspector disidente, veterano de 12 años en la OPAQ, Ian Henderson, han sido sometidos a una segunda trampa: falsas afirmaciones sobre ellos y su investigación.

Quienquiera que esté detrás de estos ataques públicos, los correos electrónicos privados de la OPAQ y los documentos obtenidos por The Grayzone los socavan aún más. Además de revelar los elogios iniciales de los jefes de la OPAQ por el intento de Whelan de proteger la investigación, estas filtraciones proporcionan una nueva ventana a cómo otros funcionarios la comprometieron:
  • Un alto funcionario reconoció la alteración de las pruebas de Duma. Pero en lugar de ordenar una investigación sobre cómo ocurrió, este funcionario buscó que se borrara de los servidores de la OPAQ un correo electrónico de protesta por la censura.
  • Otro ejecutivo, que parece haber estado profundamente involucrado en el fraude científico, dejó de lado a los inspectores que recogieron las pruebas en Siria. Este mismo funcionario de la OPAQ también diseñó un retraso que aseguró que el disidente más vehemente, Whelan, ya no estaría en escena.
  • Por el contrario, dos directores principales elogiaron la oposición de Whelan al subterfugio de la investigación de Duma. (Estos directores son distintos del director general, bajo el cual trabajan.) El primer director criticó la censura de las pruebas, y también señaló que estaba motivada políticamente. Sin embargo, este mismo director también dudó en presionar sobre el tema, por temor a que al hacerlo "alimentara... la narrativa rusa".
  • El segundo director alabó las contribuciones de Whelan a la OPAQ, así como su esfuerzo por defender la investigación de Duma de un comportamiento fraudulento.
Estos documentos muestran que las preocupaciones internas sobre el encubrimiento de Duma fueron más allá de los miembros del equipo de la FFM hasta incluso los niveles más altos de la organización.

Además, The Grayzone ha publicado previamente un correo electrónico de un exfuncionario de alto nivel expresando alarma por el escándalo y la intimidación de las voces disidentes. Una declaración posterior de otro funcionario de la OPAQ criticó el "aborrecible maltrato" de los inspectores disidentes.

Este relato se basa en documentos recientemente revelados y previamente publicados, así como en fuentes de la OPAQ familiarizadas con la investigación.

"El informe no fue modificado a instancias de la Oficina del Director General"

Un intercambio de correos electrónicos del 22 de junio de 2018 fue la salva inicial en el enfrentamiento por el encubrimiento de Duma.

Dos días antes, la Misión de Investigación de la OPAQ (FFM) había completado su borrador del informe de la investigación de Duma.

El autor principal del informe fue el Dr. Brendan Whelan, un miembro de alto rango de la FFM y parte del Equipo de Avanzada que fue a Damasco.

Veterano de 16 años de la OPAQ, Whelan era considerado el principal experto de la OPAQ en química y análisis de las armas químicas. Presentó algunos de sus trabajos pioneros sobre análisis de armas químicas al Consejo Asesor Científico de la OPAQ en octubre de 2017.

Cuando la FFM de la OPAQ se desplegó en Duma en abril de 2018, Whelan sirvió como el coordinador científico de la misión. A su regreso al cuartel general de la OPAQ en La Haya al mes siguiente, se le encargó que informara a los representantes de los Estados sobre los progresos del equipo.

Un alto funcionario de la OPAQ informa a sus colegas que el Dr. Brendan Whelan informará a los representantes de los Estados sobre la investigación de Duma, en mayo de 2018.

opcw email leaks

Un alto funcionario de la OPAQ informa a sus colegas que el Dr. Brendan Whelan informará a los representantes de los Estados sobre la investigación de Duma, en mayo de 2018: "Brendan se centrará en el incidente de Duma con una presentación sobre cómo hicimos nuestro trabajo en este caso."
Producto de más de dos meses de trabajo, los hallazgos del informe Duma fueron explosivos. Sin pruebas de un ataque con armas químicas, el documento no apoyaba las acusaciones presentadas por una Administración Trump que ya había bombardeado Siria, junto con el Reino Unido y Francia, antes de que la OPAQ pudiera llegar a Duma en abril.

No se habían detectado ni agentes nerviosos ni sus productos de degradación, y no había pruebas del uso de gas cloro. Un grupo de toxicólogos de un Estado miembro de la OTAN dictaminó que la causa de la muerte era inconsistente con la exposición al gas cloro, y no pudo encontrar otros agentes químicos como alternativa plausible.

De hecho, el informe consideró dos hipótesis alternativas, una de las cuales incluía un incidente "no relacionado con productos químicos" - posiblemente una alusión a que el incidente se estuviera escenificando sobre el terreno.

A los directivos superiores se les había entregado el resumen ejecutivo del informe y no plantearon ninguna preocupación. El documento había sido revisado por pares por miembros del equipo de la FFM, incluido el jefe del equipo, y se estaba preparando para su publicación.

Pero poco después, Whelan hizo un descubrimiento sorprendente: funcionarios no identificados habían alterado radicalmente el producto final y se apresuraron a sacar un informe adulterado para su inminente publicación, todo ello sin informar al equipo.

La versión adulterada era un encubrimiento. Hechos clave faltaban o se habían tergiversado, y las conclusiones habían sido reescritas, para sugerir falsamente que un ataque con gas cloro había ocurrido en Duma.

Las ramificaciones de este subterfugio eran asombrosas. En efecto, el equipo de investigación fue dejado de lado y socavado por un informe impostor que, basado en conclusiones infundadas, daría una justificación post facto a los ataques militares de los EEUU, el Reino Unido y Francia contra Siria el 14 de abril de 2018. Alarmado por este descubrimiento, Whelan escribió un correo electrónico de protesta el 22 de junio expresando su "más grave preocupación". Estaba dirigido a Robert Fairweather, el entonces jefe de gabinete de la OPAQ, un cargo que sólo es superado en términos de influencia por el director general. El adjunto de Fairweather y los otros miembros del equipo de la FFM recibieron una copia del correo.

"Después de leer este informe modificado, que por cierto ningún otro miembro del equipo que se desplegó en Duma ha tenido la oportunidad de hacer, me sorprendió lo mucho que tergiversa los hechos", escribió Whelan.

La carta de Whelan fue revelada por el periodista británico Peter Hitchens y publicada por Wikileaks en noviembre de 2019.

Inédita hasta ahora era la respuesta de Fairweather.

Fairweather no negó que el informe había sido modificado, sino que insistió en que la censura no se hizo en nombre del director general. "El informe no fue modificado a instancias de la ODG (Oficina del Director General por sus siglas en inglés)", escribió Fairweather. "La única aportación de la ODG fue pedir que el informe no especulara".

Fairweather añadió: "Este es sólo un informe provisional que deja abierta una gran cantidad de trabajo adicional en varias áreas".
opcw leaked emal

El Jefe de Gabinete de la OPAQ, Bob Fairweather, reconoce la modificación del informe Duma, pero insiste en que no se hizo a "instancias" del Director General. Censurando la protesta de censura
Censurando la protesta de censura

La intervención de Brendan Whelan frustró la publicación del informe manipulado. Pero la desconcertante respuesta de Robert Fairweather envió un claro mensaje: a pesar de que estaba preparado para reconocer la censura y retrasar la publicación del informe, no se haría nada más al respecto.

En lugar de iniciar una investigación inmediata sobre el engaño, Fairweather aparentemente se contentó con dejar a los inspectores a su aire.

Fairweather instruyó a Whelan, el inspector disidente, a "sentarse con el [líder del equipo] y el equipo para debatir". Este líder del equipo, cuyo nombre The Grayzone no está revelando, parece haber participado en la reedición fraudulenta sobre la que Whelan había protestado.

Fairweather fue, sin embargo, proactivo en un aspecto - inició otro acto de censura.

Poco después de que Whelan enviara su carta de protesta, Fairweather le escribió a él y al resto de los destinatarios un correo electrónico de una sola frase: "Robert Fairweather quiere que el mensaje Grave preocupación por el informe de Duma 'modificado' se elimine."

Tal solicitud - un curso de acción poco común entre los funcionarios de la OPAQ - se referiría a que la OPAQ borrara el correo electrónico de queja de Whelan de su servidor y de los buzones de entrada de cada destinatario. Esta petición de retirada, no publicada anteriormente, sugiere que los altos funcionarios de la OPAQ no sólo eran reacios a tomar en serio las preocupaciones de Whelan, sino que intentaban borrarlas del registro documental.

El Jefe de Gabinete de la OPAQ, Bob Fairweather, pide que se elimine, o se "retire", un correo electrónico del Dr. Brendan Whelan que protestaba por la alteración del informe Duma original de la FFM.
opcw leaked email

El Jefe de Gabinete de la OPAQ Bob Fairweather solicita que se elimine o se 'retire' un correo electrónico del Dr. Brendan Whelan en el que protestaba por la alteración del informe Duma original de la FFM.
La solicitud de borrado es exactamente lo contrario de la acción clave que Fairweather no tomó: lanzar una investigación sobre quién fue responsable de censurar y distorsionar las conclusiones del informe original.

Fairweather, que ahora trabaja como el representante especial del Reino Unido para Sudán y Sudán del Sur, no respondió a las preguntas enviadas por correo electrónico por The Grayzone sobre su intercambio con Whelan y la alteración del informe inicial.

Fairweather dejó la OPAQ en septiembre de 2018. Tres meses después de su partida, el gobierno del Reino Unido lo nombró Oficial de la Orden del Imperio Británico (OBE) por "servicios a las relaciones internacionales".

"La naturaleza selectiva de la presentación de los hechos"

No todos estaban satisfechos con la respuesta de Robert Fairweather. Los correos electrónicos obtenidos por The Grayzone revelan que un alto director de la OPAQ estaba preocupado por los acontecimientos.

Este alto funcionario no estaba directamente involucrado en la investigación de Duma, pero se le mantuvo informado sobre la disputa interna. Al ejecutivo se le mostró la queja de Whelan antes de que Fairweather solicitara su retirada.

En un correo electrónico a Whelan, el director expresó su preocupación de que Fairweather había menospreciado las quejas de Whelan sobre la censura al responder que "esto es sólo un informe provisional", y que aún quedaba trabajo por hacer.

"No creo que decir que este es un 'informe provisional' defienda la naturaleza selectiva de la presentación de los hechos", escribió el director (énfasis añadido). "Por lo que he oído, al menos algunos de ellos deberían encontrar el camino de vuelta al informe."

"Usted tomó todas las medidas para mantener su integridad moral y profesional"

El director de la OPAQ también elogió la intervención de Brendan Whelan el 22 de junio.

"Mis respetos, creo que su correo electrónico está muy bien elaborado, sin emociones, sin acusar a nadie pero exponiendo los hechos y preocupaciones muy claramente", escribió el ejecutivo. "Muy bien hecho".

En otro email, el director le dijo a Whelan: "Usted tomó todas las medidas para mantener su integridad moral y profesional y eso es lo más importante."

"Una misión de investigación más profesional, transparente y sólida"

El director de la OPAQ también respondió positivamente a la noticia de que los superiores de Whelan, en respuesta a su correo electrónico de protesta, habían acordado cancelar la publicación del informe manipulado.

"Espero que sea un precedente importante para el futuro", escribió el ejecutivo. El director continuó:
Debería servir de estímulo a los futuros miembros de la FFM para que se comprometan en la redacción e insistan en que sus conclusiones y posibles preocupaciones se consideren adecuadamente y que el simple hecho de ignorar las opiniones de los miembros de la misión no es una forma aceptable de hacer las cosas. A través de su acción, podría estar dando el primer paso para tener una misión de investigación [FFM] más profesional, transparente y sólida.
"Habría sido más fácil simplemente 'dejarlo pasar'"

El director no fue el único alto funcionario de la OPAQ que elogió los esfuerzos de Brendan Whelan.

En agosto de 2018, un segundo director de la OPAQ escribió una evaluación por un desempeño brillante que celebraba las contribuciones de Whelan al organismo de control químico. La evaluación llegó menos de dos meses después del correo electrónico de protesta de Whelan del 22 de junio, y sólo unas semanas antes de la salida programada de Whelan a principios de septiembre de 2018. (Este fue el segundo mandato de Whelan con la OPAQ , que se remonta a 1998.)

"Puedo decir sin ser injusto con otros que usted ha sido el profesional de la TS [Secretaría Técnica] que más ha contribuido al conocimiento y la comprensión de la química de las armas químicas aplicada a las inspecciones", escribió el segundo director de la OPAQ. "Ha producido muchos conocimientos y ha compartido desinteresadamente cada parte de lo que sabe con otros, con entusiasmo. Le agradezco mucho por esto."

El segundo director también alabó la protesta de Whelan por la censura de la investigación de Duma.

"Quiero elogiarle también por su carácter y sus fuertes valores, que se han mantenido firmes en momentos en los que hubiera sido más fácil simplemente 'dejarlo pasar' sin luchar por lo que creía que era correcto", escribió el segundo director. "Gracias por todo, será difícil reemplazarle, ahora que su mandato está a punto de terminar."
opcw leaked emails

Un segundo director de la OPAQ elogia los esfuerzos del Dr. Brendan Whelan.

El cierre de verano


Aunque el superior de Brendan Whelan puede haber lamentado su inminente partida, los funcionarios que censuraron su informe aparentemente lo vieron como una oportunidad.

Después de la crucial intervención del 22 de junio, el jefe del equipo de Duma tomó medidas que neutralizaron eficazmente a Whelan hasta su salida prevista para principios de septiembre de 2018, sólo unos meses después.

El 6 de julio se publicó un informe "provisional" de compromiso. El informe provisional ya no contenía las ediciones engañosas que funcionarios desconocidos habían intentado insertar, pero, no obstante, siguió omitiendo varias conclusiones clave del informe original del equipo.

Pronto quedaría claro que este informe provisional era sólo una medida de contención temporal. La publicación del documento modificado, con sus incómodos hechos eliminados, dejaba la puerta abierta para la futura publicación de los hallazgos adulterados una vez que Whelan dejara de estar en el medio.

A principios de julio, los funcionarios de la OPAQ anunciaron la creación de un nuevo equipo "central" que sería seleccionado para escribir el informe final. El así llamado equipo "central" excluyó no sólo a Whelan sino también a todos los miembros del equipo que se desplegaron en Duma. Hubo una excepción: un paramédico.

En lugar de los inspectores experimentados, el equipo "central" incluía ahora a funcionarios júnior que estaban empezando su carrera en la organización.

Como oficial de confidencialidad durante el despliegue en Duma y el período posterior a la misión, Whelan había sido hasta ese momento responsable de la gestión de todos sus materiales. El 2 de julio, pocos días antes de la publicación del informe provisional, Whelan recibió instrucciones de entregar todos los datos confidenciales y no confidenciales de Duma al equipo "central".

Whelan también fue relevado de sus funciones en el equipo de Duma. "Nominalmente seguí formando parte del equipo, pero en realidad ahora quedé al margen de cualquier otra contribución significativa a la investigación", recordó más tarde Whelan, en una carta de abril de 2019 dirigida al director general. "Ya no estaba a cargo de la redacción de informes y mi responsabilidad en cuestiones de muestreo y análisis se transfirió a un miembro del 'equipo central' Alfa de la FFM".

El jefe del equipo también anunció algunas noticias: se tomaría unas vacaciones de seis semanas hasta el 4 de septiembre, un día después de la salida prevista de Whelan de la organización.

Con el líder nominal tomándose un descanso prolongado y la responsabilidad entregada a los funcionarios subalternos, algunos de los cuales ni siquiera habían puesto un pie en Siria, la investigación estaba efectivamente en pausa hasta el momento en que Whelan se fuera para siempre.

"Lleno de escepticismo", pero "miedo" a la "narrativa rusa"

Con Brendan Whelan fuera de la ecuación y el resto de los inspectores de Duma efectivamente dejados al margen, fue un pequeño grupo de los llamados miembros del equipo "central" el que produjo el informe final científicamente fraudulento del 1 de marzo de 2019.

El intervalo de ocho meses desde la publicación del informe provisional es notable. La mayor parte de la investigación ya se había realizado antes del informe original suprimido de finales de junio de 2018. Esto incluye el 70 por ciento de los análisis químicos, el 90 por ciento de las evaluaciones de las entrevistas y, en vista de la bibliografía, toda la investigación científica sobre el análisis químico y la toxicología.

A pesar de ello, la dirección de la OPAQ, en un intento por refutar las acusaciones de fraude científico, ha afirmado que "la FFM emprendió el grueso" de su trabajo en el período posterior a la salida de Whelan. De hecho, parece que la OPAQ aplazó y prolongó deliberadamente la investigación para dar la falsa apariencia de que se estaba realizando un "trabajo" significativo.

Liberado de los inconvenientes de los expertos disidentes, el informe final afirmaba sin fundamento que había "motivos razonables" para creer que se había producido un ataque químico en Duma, y que "el producto químico tóxico era probablemente cloro molecular".

Cuando más tarde se hicieron públicas las preocupaciones de los denunciantes sobre el informe final, los dirigentes de la OPAQ acusaron a Whelan de intentar "influir" indebidamente en la investigación. En realidad, Whelan, tras abandonar la OPAQ en septiembre de 2018, sólo volvió a entrar en la contienda de Duma después de la publicación del informe final.
Fernando Arias González opcw

2018: Director General de la OPAQ, S.E. Sr. Fernando Arias González
Whelan escribió primero al director general, el diplomático español Fernando Arias, una carta privada el 25 de marzo. (Arias había tomado el relevo de su predecesor, Ahmet Üzümcü de Turquía, en julio de 2018, pocas semanas después de la publicación del informe provisional de la FFM).

Incierto de que sus preocupaciones llegaran a la mesa de Arias, Whelan se dirigió una vez más al primer director de la OPAQ que había elogiado su intervención inicial en junio de 2018.

Whelan escribió el 4 de abril de 2019, más de un mes después de que se publicara el informe final. Whelan pidió "consejo y asistencia" para llevar sus preocupaciones directamente al director general. Se ofreció a volar a La Haya si Arias accedía a reunirse.

El director respondió rápidamente, aparentemente sin sorprenderse de que Whelan se hubiera puesto en contacto con él: "Me alegra saber de usted y sí, en realidad anticipé saber de usted de una manera u otra una vez que el informe sobre Duma saliera a la luz".

El director parecía igualmente preocupado por el informe sobre Duma. "Francamente, todo el asunto sigue confundiéndome", escribió el ejecutivo. "No puedo decidirme sobre muchas cosas y eso es una sensación incómoda, especialmente dado el infierno que se ha desatado sobre el informe de Duma."

El director accedió a ayudar a Whelan a explorar cómo hacer llegar sus preocupaciones a Arias. El alto funcionario también reveló que un colega de la OPAQ con experiencia en armas químicas (que no era uno de los inspectores) había expresado dudas similares sobre el informe final.

Pero a pesar de estas dudas, el director añadió una reveladora declaración que indicaba que la investigación de Duma se había politizado demasiado como para que cualquier preocupación válida pudiera marcar una diferencia:
"Él [el principal colega] también está lleno de escepticismo [sobre Duma] pero ... me temo que hay poco que se pueda hacer, ya que el informe es definitivo y está publicado - a menos que uno quiera alimentar la narrativa rusa y eso nunca lo haría ya que realmente no son amigos bona fide de esta organización, eso es seguro". (énfasis añadido; elipsis en el original)
A pesar de las dudas sobre la veracidad del informe publicado, el director siguió dejando claro que era un hecho consumado y fuera de toda duda. "Supongo que ambos coincidimos en que es difícil imaginar que el director general cambie de opinión y ordene la emisión de otro informe revisado o algo así. El informe simplemente está publicado", escribió el funcionario con resignación.

Estos reparos a reforzar la percepción de una "narrativa rusa" después de la publicación del informe contrastan con la documentada voluntad de la OPAQ de permitir una narrativa estadounidense desde el comienzo de la investigación.
robert fairweather opcw coverup douma
© gov.uk
Robert Fairweather fue Jefe de Gabinete de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)
A principios de julio de 2018, justo antes de la publicación del informe provisional, Robert Fairweather, el entonces jefe de gabinete, convocó a los inspectores de la FFM para reunirse con una delegación visitante de los EEUU. Los funcionarios estadounidenses no identificados trataron de influir en el equipo de Duma para que concluyera que el gobierno sirio había cometido un ataque químico con cloro.

El equipo estadounidense promovió esta teoría del cloro a pesar de que todavía no se sabía públicamente que no se habían encontrado agentes nerviosos en Duma - un indicativo, quizás, de que los EEUU desempeñaron un papel fundamental en el perfilado de la "narrativa" definitiva.

"Una discusión que es difícil de llevar a cabo abiertamente"

En un posterior intercambio de correos electrónicos el 17 de abril, el director de la OPAQ volvió a insinuar que los imperativos políticos anularían cualquier preocupación sobre la imparcialidad de la investigación de Duma.

En la parte inferior del correo electrónico, Brendan Whelan mencionó un trabajo de fuente abierta escrito por un grupo de académicos británicos criticando el informe Duma: "PS. Un artículo muy interesante y perspicaz acaba de ser publicado por un grupo de académicos británicos sobre el informe de Duma. Puedo enviarle el enlace si está interesado", escribió Whelan.

Fernando Arias sugeriría más tarde en una declaración pública que este comentario implicaba a Whelan en una violación de la confidencialidad. Pero de hecho, el director ya había visto el documento de los académicos del Reino Unido - y volvió a señalar que las preocupaciones políticas prevalecerían sobre las científicas.

"Sí, he visto el análisis de los académicos del Reino Unido", escribió el director. "Lamentablemente, este es un debate difícil de llevar a cabo abiertamente, sabiendo que ya lo están haciendo intereses que decididamente no son simpatizantes bona fide de la CAQ [Convención sobre Armas Químicas]".

Los comentarios del director se leen como un reconocimiento de que la OPAQ estaba ahora subordinada al drama geopolítico. La OPAQ estaba dispuesta, según las palabras del ejecutivo, a suprimir las preocupaciones sobre el fraude científico y la interferencia política si prestarles atención podía "alimentar la narrativa rusa" y otras "partes" indeseables.

"Una visión totalmente imparcial de las cosas"

En otro guiño al sesgo del informe Duma, el ejecutivo sugirió que, aunque era demasiado tarde para volver a examinar el informe de Duma de la FFM, había otra opción. Las preocupaciones de Whelan, propuso el ejecutivo, podrían ser enviadas al Equipo de Investigación e Identificación (IIT por sus siglas en inglés), un cuerpo separado dentro de la OPAQ encargado de identificar a los perpetradores de los ataques químicos.

El alto funcionario dio a entender que esta idea ya se había discutido entre la gerencia, y que este nuevo equipo del IIT podría estar menos comprometido.

"También estoy pensando en cómo las cosas podrían desarrollarse más y básicamente veo sólo una opción que parece realista, dado que no podemos dar marcha atrás al reloj, y que ya ha estado dando vueltas: se trata de que todos sus puntos sean remitidos al IIT para una evaluación nueva y completa por parte de personas que también son recién contratadas y que, por lo tanto, deberían tener una visión totalmente imparcial de las cosas", escribió el ejecutivo el 18 de abril.

La posibilidad de que el IIT fuera "totalmente imparcial" era un claro reconocimiento de que la FFM no había cumplido esa misma norma.
opcw email leaks

Un director de la OPAQ le dice al Dr. Brendan Whelan que el IIT, a diferencia de la FFM de Duma, puede ser capaz de "tener una visión totalmente imparcial de las cosas". El Director también dice que el Jefe de Gabinete "está perfectamente de acuerdo en recibir su carta" para el director general Arias. La carta expresaba la preocupación de Whelan sobre la investigación de Duma y su informe final.

"Está claro que hay interés en continuar la comunicación"


La petición de Brendan Whelan de reunirse con el director general Fernando Arias fue denegada. Pero el alto ejecutivo hizo los arreglos para conseguir una carta de Whelan para el jefe de la OPAQ.

The Grayzone ha publicado previamente la carta de Whelan del 25 de abril de 2019 a Arias, en la que expone sus preocupaciones sobre la investigación de Duma con todo detalle.

Arias respondió a Whelan cinco semanas después, el 7 de junio. Como había sucedido con la protesta inicial de Whelan sobre el informe provisional suprimido, Arias ignoró las preocupaciones de Whelan sobre la mala conducta científica y de procedimiento a lo largo de la investigación.

En cambio, la única reacción de Arias fue reiterar su confianza en el informe final de Duma, y afirmar falsamente que el trabajo realizado después de que Whelan dejara la OPAQ justificaba sus conclusiones.

Extrañamente, Arias continuaría desestimando públicamente la carta de Whelan como prueba de un malicioso "deseo de tener acceso continuo a, e influencia en, la investigación sobre Duma". Esto contrasta fuertemente con lo que el director le dijo a Whelan en su correspondencia.

El director le dijo a Whelan que el jefe de gabinete "está perfectamente de acuerdo en recibir su carta" y que "claramente hay interés en continuar la comunicación". El jefe de gabinete es el principal adjunto de Arias, y actúa en su nombre.

Ataques públicos después de los elogios privados

El comentario falso de Fernando Arias sobre el "deseo" de Brendan Whelan de "influir" en la investigación de Duma fue parte de una investigación de la OPAQ de febrero de 2020 que caracterizó engañosamente a los denunciantes como actores deshonestos y desinformados.

Desde entonces, la campaña contra los inspectores se ha intensificado. En el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, los EEUU, el Reino Unido y Francia - los Estados que bombardearon Siria basándose en la acusación de Duma - han desestimado las preocupaciones de los inspectores calificándolas de "desinformación" siria y rusa.
Jose Bustani
© EVARISTO SA / AFP; REUTERS/ Ali Hashisho
El ex director de la OPAQ, José Bustani
En octubre, esos mismos gobiernos incluso impidieron que el primer director general de la OPAQ, José Bustani, testificara en apoyo de los inspectores, con los que trabajó durante su mandato.

Bellingcat, un sitio web financiado por un Estado miembro de la OTAN, ha publicado una serie de ataques falaces, incluyendo un engaño descarado. Poco después del incidente de Bustani en las Naciones Unidas, Bellingcat expuso la identidad del Dr. Whelan y sugirió falsamente que había ocultado información que refutaba sus objeciones.

En realidad, como reveló The Grayzone, una supuesta carta que Bellingcat afirmó que fue enviada a Whelan por el director general de la OPAQ nunca fue realmente enviada, estaba repleta de errores, y que puede ser en realidad una falsificación.

En el último intento fallido de desprestigiar a los inspectores, una serie de podcasts de la BBC llamada Mayday recicló las afirmaciones desacreditadas de Bellingcat; cometió otros errores y omisiones flagrantes; y promovió crédulamente las dudosas afirmaciones de una fuente anónima que afirma trabajar para la OPAQ en una capacidad no especificada.

Dado que se sigue filtrando información falsa sobre los inspectores disidentes y sus preocupaciones científicas - supuestamente de personas de la OPAQ - no debe descartarse que esas mismas personas también hayan informado deliberadamente mal a Arias.

Quienquiera que esté detrás de esta campaña de difamación contra los denunciantes, un hecho es seguro: los comentarios privados de los ejecutivos de la OPAQ - que elogiaron a uno de los inspectores, y cuestionaron el fraude científico que él objetó - están en contradicción directa con los ataques públicos.