La comisión reguladora determinó que el delantero uruguayo no quiso ser ofensivo al llamar "negrito" a un amigo, aunque sostuvo que el término sí es insultante en el país donde se desempeña profesionalmente.
Edinson Cavani
© Michael Regan / Reuters
Edinson Cavani del Manchester United durante el calentamiento antes de enfrentar al Wolverhampton, 29 de diciembre de 2020
Una comisión investigadora de la Federación inglesa de Fútbol (FA) ratificó este jueves la suspensión de tres partidos y una multa de 136.000 dólares al delantero uruguayo Edinson Cavani, a pesar de reconocer que no ha cometido un acto racista al llamar "negrito" a un amigo en un mensaje publicado en su cuenta de Instagram, informó la cadena ESPN.

Según concluyó la FA, el jugador del Manchester United no sabía que el lenguaje que utilizó, muy común en su país para referirse a un ser querido de forma cariñosa, podía resultar ofensivo para los seguidores de la Liga inglesa.

Cavani llevaba pocos días radicado en Reino Unido cuando, el pasado 29 de noviembre, respondió a las felicitaciones de un amigo por haber convertido dos goles en la remontada del Manchester United contra el Southampton, por 3 a 2: "Gracias, negrito", fue el término utilizado por el delantero mundialista de la selección 'Celeste'.

"La comisión se mostró satisfecha de que el jugador escribió su respuesta en agradecimiento cariñoso a un mensaje de su amigo uruguayo y que no fue diseñado ni pretendía ser racista u ofensivo ni para su amigo ni para otras personas que lean el contenido de la publicación de Instagram", dijo la comisión.

"Tal conclusión — refiere la FA — fue apoyada por toda la evidencia disponible relevante a las circunstancias en las que se realizó la publicación y teniendo en cuenta el carácter y la respuesta del jugador", agregó.

Tras exponer los hechos, la comisión argumentó: "Sin embargo, no es suficiente que el jugador simplemente no tuviera tal intención", ya que, advirtió, "un seguidor del fútbol de la Premier League inglesa habría llegado a la conclusión comprensible de que las palabras utilizadas eran racialmente ofensivas".


Jugadores y entidades de fútbol de todo el mundo se han expresado en contra de la sanción disciplinaria aplicada por la Federación inglesa contra Cavani, por considerar que con ello se discriminaba a la cultura y forma de vida de los uruguayos.

Incluso el propio Cavani, quien borró la publicación, dijo que aceptaba la penalidad pero no la compartía, ya que no tuvo intención de ofender a nadie.