Acostumbrados a sus prácticas monopolísticas, gigantes como Facebook y Twitter tal vez creyeron que su actual campaña de censura les saldría gratis. No es así.

El Silmarillion

Fingolfin guiando a los noldor través del paso de Helcaraxë. Una obra de Ted Nasmith basada en "El Silmarillion" de J.R.R. Tolkien.
Twitter y Facebook se desploman en bolsa tras censurar a Trump

Para empezar, las consecuencias de la campaña de censura que han emprendido los gigantes digitales, especialmente desde el 8 de enero, ya han provocado un desplome en bolsa de las acciones tanto de Twitter como de Facebook, con pérdidas milmillonarias para ambas compañías: 5.000 millones de dólares de caída en Twitter y 30.562 millones en Facebook, según informó ayer El Liberal.

El meteórico ascenso de Parler antes de ser censurada

Parler
Además, la prácticas liberticidas de esas compañías han hartado a muchos usuarios, que se están buscando alternativas más respetuosas con la libertad de expresión. Un ejemplo espectacular de ello fue lo ocurrido con la red social Parler. Según Sensortower, en Google Play estaba en el puesto 477º de las aplicaciones más descargadas el 3 de enero: el día 8 ya había subido al puesto 49º. en Estados Unidos. En plena ofensiva de los gigantes digitales contra la libertad de expresión, el día 9 Parler fue expulsada por Google Play.

Más sorprendente fue lo ocurrido en el repositorio de Apple: el 5 de enero Parler estaba en el puesto 731 de las aplicaciones más descargadas de la App Store: el 9 de enero llegó al primer puesto. Ese mismo día fue censurada por Apple. Que yo recuerde, es la primera vez que la compañía de Cupertino elimina la aplicación más descargada de su tienda, y todo por cuestiones políticas. La paradoja es que, tras censurar a Parler, otra aplicación sin ninguna relación, Parlor, ha subido como la espuma en descargas en Google Play y en la App Store porque muchos usuarios la han confundido con la aplicación censurada.

Gab, con problemas de carga por la avalancha de nuevos usuarios

Gab social media
Algo similar está ocurriendo ahora con otra red social alternativa a Twitter y que ya fue vetada hace tiempo en Google Play y en la App Store: Gab.com. En un mensaje publicado ayer en esa red social, el CEO de Gab, Andrew Torba, indicaba algunos datos obtenidos por su sitio recientemente: 46 millones de visitas y 80 millones de páginas vistas en la última semana y un millón de usuarios nuevos en las últimas 48 horas. Es tal la avalancha de solicitudes que está recibiendo que Gab lleva dos días con dificultades de carga. Y es que Gab ha aumentado un 761,82% su tráfico.

Telegram vive su momento de oro a costa de WhatsApp

telegram
Otra aplicación que está viviendo un buen momento es Telegram, una aplicación de mensajería alternativa a WhatsApp pero que ofrece algunas funcionalidades más que ese servicio de Facebook, como la posibilidad de crear canales, lo que le posiciona también como un medio de difusión alternativo a las grandes redes.

Ayer uno de sus fundadores, Pável Dúrov, anunció que Telegram ha superado los 500 millones de usuarios activos al mes y se unieron 25 millones de usuarios nuevos en las últimas 72 horas (la media de usuarios nuevos al día el año pasado fue de 1,5 millones, según apunta Dúrov). El 4 de enero, Telegram ocupaba el puesto 114º en Google Play: ayer llegó al 2º puesto. Entre las mismas fechas, en la AppStore ha pasado del puesto 104º al 2º.

En este caso, el éxodo tiene también relación con el reciente y polémico cambio en los términos de privacidad de WhatsApp, a fin de compartir los datos de sus usuarios no europeos con Google. Un cambio que ha enojado a millones de usuarios. Significativamente, el 38% de esos 25 millones de nuevos usuarios de Telegram proceden de Asia, uno de los continentes afectados por los nuevos términos. "La gente ya no quiere cambiar su privacidad por servicios gratuitos. Ya no quieren ser rehenes de los monopolios tecnológicos que parecen pensar que pueden salirse con la suya siempre que sus aplicaciones tengan una masa crítica de usuarios", ha señalado Dúrov.

Signal se convierte en la app más descargada en Google Play y la App Store

Signal
Otra alternativa a WhatsApp, Signal, también se está beneficiando del doble enfado de los usuarios del servicio de mensajería de Facebook por los cambios en los términos de la privacidad y por los ataques de los gigantes tecnológicos a la libertad de expresión. El 7 de enero Signal ocupaba un modesto puesto 216º en Google Play: el 10 de enero llegaba al primer puesto, donde se mantiene en este momento. En el repositorio de Apple ha pasado lo mismo, pero con un ascenso aún mayor: el 6 de enero Singal ocupaba el puesto 597º en la App Store: el 10 de enero llegó al primer puesto, donde se mantiene a día de hoy.

MeWe: fuerte ascenso de la alternativa a Facebook

MeWe
Otra red alternativa que ha tenido un fuerte ascenso en los últimos días ha sido MeWe, una alternativa a Facebook que muestra una especial atención por la privacidad. El 8 de enero su aplicación era la 209ª más descargada en Google Play: ayer llegaba al 4º puesto en Estados Unidos. La subida ha sido aún más meteórica en el repositorio de Apple. El 3 de enero MeWe ocupaba el puesto 1436º de la App Store: el 11 de enero llegó al 5º puesto.

Rumble: subidón y demanda contra Google

rumble
Otro sitio que se está beneficiando de la caza de brujas contra los conservadores por parte de los gigantes tecnológicos es Rumble.com, una alternativa a Youtube muy popular entre los conservadores de EEUU. El 9 de enero ocupaba el puesto 177º en Google Play, y ahora está en el puesto 11º de las aplicaciones más descargadas. Precisamente anteayer Rumble demandó a Google por violación de la ley antimonopolio, acusándole de beneficiar a Youtube en su buscador frente a portales multimedia alternativos. A su vez, el 7 de enero Rumble ocupaba el puesto 1.435º en la App Store, y dos días después llegó al puesto 79º, registrando una ligera bajada desde entonces.