Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los pasajeros de transporte público deben evitar hablar entre ellos o por teléfono para minimizar el riesgo de propagación del coronavirus, según la Academia Nacional de Medicina francesa.
covid france
© REUTERS / Stephane Mahe
Foto de archivo
"El uso obligatorio de mascarillas en los transportes públicos, donde el distanciamiento social no es posible, debe ir acompañado de una precaución muy sencilla: evitar hablar y hacer llamadas telefónicas", señaló la Academia en un comunicado.

El miembro de la Academia Patrick Berche dijo el sábado en BFM TV que si sólo había tres personas en un vagón de metro no había problema, pero que si se estaba a sólo dos centímetros de la persona de al lado tenía sentido no conversar ni hablar por teléfono.

"No es una obligación, es una recomendación", dijo.

La academia no es un órgano consultivo oficial. Puede responder a las preguntas del gobierno, pero también emite recomendaciones, que a veces van en contra de la política oficial.

La academia -fundada en 1820- criticó una reciente recomendación del gobierno de usar sólo mascarillas quirúrgicas en público, en lugar de mascarillas de tela.

"La propuesta de endurecimiento de la normativa (sobre las mascarillas) se basa en un principio de precaución, pero carece de pruebas científicas", dijo la academia.

La academia afirmó que las mascarillas de tela o caseras son eficaces contra la propagación del coronavirus siempre que se usen correctamente y que la mayoría de los contagios se producen en situaciones en las que la gente se quita la mascarilla.

"Este cambio en las recomendaciones relativas a una práctica con la que toda la población se había familiarizado, corre el riesgo de provocar incomprensión y podría reavivar las dudas sobre la solidez de las políticas oficiales", dijo la academia.