Las protestas del 23 de enero en Moscú han levantado polémica en la sociedad rusa sobre la incitación a los menores para participar en acciones ilegales. El Comité de Investigación de Rusia incluso abrió una causa penal por tales conductas.
Protests moscow
© Sputnik / Evgueni Odinokov
El 20 de enero el regulador ruso de medios de comunicación, Roskomnadzor, reportó que en las redes sociales como TikTok, VKontakte, Facebook, Twitter e Instagram, así como en YouTube, se están distribuyendo materiales pidiendo que los usuarios menores de edad participen en las manifestaciones convocadas por los partidarios del bloguero opositor detenido Alexéi Navalni.

El departamento envió notificaciones sobre la necesidad de eliminar este tipo de publicaciones y declaró que, a solicitud de la Fiscalía General de Rusia, considera multar las redes sociales por no bloquear su publicación.

protests moscow
© SPUTNIK / PAVEL BEDNYAKOV
Participantes de las protestas no autorizadas en apoyo a Alexéi Navalni, Moscú, 23 de enero de 2021
La defensora del pueblo, Anna Kuznetsova, a su vez, reportó que la Oficina del Comisionado para los Derechos de los Niños de Rusia recibió quejas de los padressobre la convocatoria para que los niños participen en manifestaciones y acciones ilegales.

"Recibo mensajes en las redes sociales, me envían capturas de pantalla ¡Quieren detener esta juerga! Las fuerzas del orden, Roskomnadzor ya están lidiando con este problema", señaló Kuznetsova.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, a su vez, condenó la incitación de los menores a la participación en manifestaciones no autorizadas, calificándola como la última opción, cuando nada más funciona.

"Cuando los menores son llamados a manifestaciones, no esperes nada bueno. Porque los niños son arrastrados a batallas políticas cuando todas las demás opciones no funcionan, lo que significa que los ideólogos de este proceso estarán listos para hacer cualquier cosa para lograr sus objetivos", escribió Zajárova en su cuenta de Facebook.

Castigo penal

El Comité de Investigación de Rusia a partir de los resultados de la verificación de los datos en las redes sociales, abrió una causa penal por implicación de menores de edad en actos ilegales, particularmente en manifestaciones no autorizadas convocadas para el 23 de enero.

Según los informes, la Fiscalía General de Rusia monitoreó la red para identificar llamamientos para acudir a este tipo de eventos que están prohibidos por la ley.

Un diputado ruso y miembro del Comité de Legislación y Construcción Estatal de la Duma Estatal, Evgueni Márchenko, incluso presentó un proyecto de ley sobre el castigo penal por convocar a los menores a protestas no autorizadas.

El documento propone introducir responsabilidad penal en lugar de responsabilidad administrativa para este tipo de acciones, lo que prevé una pena de hasta cinco años de prisión.

La Comisión de Investigación y la Corte Suprema apoyaron conceptualmente el proyecto de ley; no obstante, fue rechazado por el Gobierno ruso.
protests moscow
© SPUTNIK / ALEXÉI MAISHEV
Participantes de las protestas no autorizadas en apoyo a Alexéi Navalni, Moscú, 23 de enero de 2021
Las autoridades señalan que la responsabilidad penal por tales acciones puede establecerse por el artículo 151.2 del Código Penal de Rusia que habla de la incitación de menores para cometer actos ilícitos que representan un peligro para su vida.

Menores en las protestas

Mientras tanto, la comunidad de padres reportó que logró evitar la participación masiva de menores en acciones ilegales. Los pocos adolescentes que llegaron a las protestas mantuvieron conversaciones preventivas con la Policía y fueron llevados a casa, según reportó el presidente de la Comisión de Demografía y Protección Familiar de Rusia, Serguéi Ribalchenko.

De acuerdo con Kuznetsova, durante la protesta en Moscú fueron detenidos unos 15 niños, los más pequeños tenían entre 9 y 12 años. Según los menores, "simplemente patinaban cuando vieron mucha gente" y "decidieron mirar".
protests moscow
© SPUTNIK / ILIA PITALEV
Participantes de las protestas no autorizadas en apoyo a Alexéi Navalni, Moscú, 23 de enero de 2021
No obstante, en la ciudad del Lejano Oriente ruso, Vladivostok, los manifestantes se escondían detrás de la "cadena viva" de niños, lanzando conos de tráfico a los agentes de la policía antidisturbios, reporta la defensora del pueblo.