Traducido por el equipo de SOTT.net en español
Einstein and Planck

Einstein y Planck
Ayer señalábamos que en un debate con otros cuatro filósofos de la física, Charles Sebens sostenía que no hay partículas, todo son campos.

Un amigo nos escribe ahora para recordarnos que el gran físico Max Planck tenía puntos de vista bastante inmateriales sobre la naturaleza del universo:
Max Planck: Señores, como físico que toda su vida, dentro de la ciencia más sobria y racional, se ha dedicado al estudio de la materia, yo estoy seguro de estar libre de la sospecha de ser un soñador, y así lo digo después de mis investigaciones sobre el átomo; la materia como tal no existe.

Toda la materia se origina y existe sólo en virtud de una fuerza que pone en vibración las partes del átomo y mantiene unido el sistema solar más pequeño del universo. Como no existe en todo el universo una fuerza inteligente, ni una fuerza eterna -el hombre no ha conseguido todavía inventar el movimiento perpetuo-, por lo que debemos suponer detrás de esta fuerza la existencia de un espíritu inteligente consciente. Este espíritu es la base de toda la materia. La materia visible pero impermanente no es la realidad y la verdad- porque sin espíritu, la materia no existiría en absoluto- pero el espíritu invisible e inmortal es la verdad. Porque todo espíritu pertenece a un ser, estamos obligados a suponer que es un ser espiritual. Porque los seres espirituales no surgen por sí mismos, sino que deben ser creados, no dudaré, de hecho, en llamar a este creador secreto, como han hecho los pueblos de todas las culturas a lo largo de los milenios, Dios. De este modo, el físico que se ocupaba de la materia, pasa del reino de la materia al reino del espíritu. Y así termina nuestra tarea, y debemos entonces pasar la investigación a manos de los filósofos. - Ponencia, "Das Wesen der Materie" [La esencia/naturaleza/carácter de la materia], Florencia, Italia (1944). Archiv zur Geschichte der Max-Planck-Gesellschaft, Abt. Va, Rep. 11 Planck, Nr. 1797. Extracto en Gregg Braden, The Spontaneous Healing of Belief: Shattering the Paradigm of False Limits (2009), 334-35.

Vea también: Lo que han dicho los grandes físicos sobre la inmaterialidad y la conciencia