El arrestado vive en Francia desde hace cinco años y ya tenía antecedentes penales.
Police france
© Philippe Wojazer / Reuters
Un refugiado sudanés mató este viernes a puñaladas al jefe de un centro para solicitantes de asilo en la ciudad de Pau, al suroeste de Francia, después de que las autoridades decidieran no cursar su petición de asilo político, informa Reuters. El agresor, que asestó varias puñaladas a su víctima en la garganta, permanece detenido.

No se sabe si fue el director del centro quien comunicó al atacante el rechazo de su solicitud, ni tampoco si la denegación fue el motivo del asesinato, señalan las fuentes policiales.

"Es un drama terrible, tanto más cuanto que la víctima pasó toda su vida profesional ayudando a los migrantes y a los solicitantes de asilo", comentó lo sucedido el alcalde de la ciudad, Francois Bayrou. El funcionario agregó también que la solicitud de asilo fue denegada "por razones de peso".

El arrestado lleva viviendo en Francia desde hace cinco años y tenía antecedentes penales, pues ya protagonizó un acto de violencia con uso de cuchillo en 2017.