Traducido por el equipo de SOTT.net en español

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, dijo que la ciudad más grande del país, Auckland, entrará en un cierre de siete días desde la madrugada del domingo después de que surgiera un nuevo caso local de origen desconocido de coronavirus.
Otara testing station  Auckland
© David Rowland/AFP/Getty Images
Automovilistas hacen cola en el centro de test de coronavirus de Otara, en Auckland, después de que se informara de un caso positivo de Covid en la comunidad.

Esto se produce dos semanas después de que los casi dos millones de habitantes de Auckland se vieran abocados a un confinamiento repentino de tres días
cuando se diagnosticó a una familia de tres miembros la variante británica del coronavirus, más transmisible.

Las autoridades sanitarias, que no pudieron confirmar de inmediato cómo se infectó la persona, dijeron que se estaba realizando la secuenciación del genoma de la nueva infección. El paciente desarrolló los síntomas el martes y se considera que era potencialmente infeccioso desde el domingo, dijeron las autoridades. La persona visitó varios lugares públicos durante ese periodo.


Comentario: Sí, así es, UNA persona.


"Basándonos en esto, nos encontramos en la desafortunada pero necesaria posición de proteger a los habitantes de Auckland de nuevo", dijo Ardern al anunciar el cierre.

Las autoridades sanitarias estaban tratando de averiguar si el nuevo caso estaba relacionado con el grupo anterior de febrero, que ahora cuenta con 12 infecciones.

El confinamiento, con restricciones de nivel 3, permitirá a la gente salir de casa sólo para realizar las compras y el trabajo esenciales, dijo Ardern. Los lugares públicos permanecerán cerrados. Las restricciones en el resto del país se endurecerán hasta el nivel 2, incluyendo límites a las reuniones públicas.

Nueva Zelanda, una de las naciones desarrolladas que más éxito ha tenido en el control de la propagación de la pandemia, ha tenido poco más de 2.000 casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia.

El partido de cricket en Auckland entre Nueva Zelanda y Australia, programado para el viernes, se jugará en Wellington sin público, dijo New Zealand Cricket.

Las nuevas restricciones también complican la regata de la America's Cup Event, cuya salida está prevista para el 6 de marzo en el puerto de Auckland. La organización dijo en Twitter que estaba trabajando "en las implicaciones".