Las cuarentenas son obligatorias para todos los viajeros entrantes a Canadá: duran un mínimo de tres días y tienen un costo de entre 800 y 1.500 dólares.
Hotel
© pixabay
Imagen ilustrativa
El sistema canadiense de hoteles de cuarentena obligatoria para quienes ingresan al país desde el extranjero ha recibido una ola de críticas, después de una serie de interminables y caóticos reveses que incluyen escasez de alimentos e incluso presuntas agresiones sexuales.

Algunas de las personas que han tenido que someterse a ese confinamiento, que con un un mínimo de tres días tiene un costo de entre 1.000 y 2.000 dólares canadienses (800 y 1.500 dólares estadounidenses), han documentado sus problemas en las redes sociales.

En uno de estos casos, un grupo viajeros enojados se congregaron en el vestíbulo de un hotel de la ciudad de Toronto en vista de que el establecimiento supuestamente se quedó sin comida ni agua embotellada, dejando a los huéspedes esperar por horas para recibir alimentos durante su estadía obligatoria.


Un video, publicado en Twitter por Raymond Truesdale, mostró a los huéspedes frustrados en el Sheraton Gateway Hotel, discutiendo con el personal del hotel tras presuntamente quedarse sin agua ni comida.

"¡No somos animales!", gritó una mujer enojada, mientras que un hombre afirmó haber estado esperando en la fila durante "más de dos horas" para obtener algo de comer.


Truesdale también publicó un video de su comida, que describió como "criminal": una opción vegetariana de chile, arroz y ensalada, con una Pepsi dietética, costó 47,23 dólares canadienses y tardó seis horas en llegar a su habitación.

Otra persona aparentemente recluida en el hotel lo comparó con una sentencia de prisión y aseguró que estaban "sufriendo" con "comida de mala calidad", lo que incluía un sándwich de pollo para una vegetariana.


Los residentes en cuarentena del Holiday Inn en Toronto también se quejaron de escasez de agua, comida fría y falta de cubiertos. "Tenía tanta hambre. Llamé tantas veces", reclamó una mujer en una entrevista con CTV News.


Acusaciones de agresión sexual

Algunos de esos hoteles también han sido acusados de posibilitar agresiones sexuales debido a la falta de seguridad, lo que llevó a los legisladores del país a pedir la suspensión del sistema.

Según los informes, una mujer, que se encontraba en cuarentena obligatoria en un hotel en Toronto, afirmó haber sido acosada sexualmente por un hombre que supuestamente entró a la fuerza en su habitación hotel y comenzó a quitarse la ropa y a tocarse.

En un caso separado, un presunto agresor, contratado como guardia de seguridad de cuarentena, fue acusado de agredir sexualmente a mujeres durante los controles sanitarios.