Traducido por el equipo de SOTT.net en español

La mejor manera de forzar algo a la gente que no lo quiere, es forzar la salida del mercado de lo que sí quieren.
Gasoline Prices
© Eric Peters Auto
Ejemplos de esto incluyen la retirada forzosa del mejor refrigerante para automóviles jamás desarrollado, Freon, que enfría más rápido y más profundo que los sustitutos que se impusieron en el mercado forzando la retirada del freón en nombre del "agujero de ozono", pero la realidad fue que, debido a la expiración de las patentes del Freon, era mucho más barato fabricarlo, y por tanto comprarlo, que los sustitutos "respetuosos con la capa de ozono" que se impusieron en el mercado.

D’Lynda Fischer
© Eric Peters Auto
D’Lynda Fischer: Retrato de un psicópata político.
Otro ejemplo es la gasolina, que se ha visto obligada a abandonar el mercado en favor de la gasolina adulterada. Lo que la mayoría de los estadounidenses se ven obligados a bombear en sus depósitos es en realidad un 10% de etanol (alcohol etílico) y sólo un 90% de gasolina.

Pronto, puede que no haya gasolina en absoluto.

No porque la gente no lo quiera, sino porque no podrán comprarlo. Debido a la proliferación de nuevas leyes que prohíben su venta.

Como en Petaluma (California), donde el ayuntamiento acaba de votar que se prohíba la construcción de nuevas gasolineras y que las existentes no puedan instalar nuevos surtidores. "El objetivo es abandonar los combustibles fósiles y facilitar al máximo la tarea", afirma D'Lynda Fischer, una de las principales promotoras de la ley.

Ella quiere decir, su objetivo; el objetivo de los que imponen sus puntos de vista a la gente de Petaluma. Se les hará "más fácil" no comprar gasolina, a fin de que sea más difícil para ellos no conducir coches que quemen gasolina.

¿Ves cómo esto funciona?

Esto debe funcionar así, también porque la forma no-psicopática de libre intercambio que determina lo que triunfa y lo que fracasa hace que sea más difícil conseguir que la gente renuncie a lo que funciona para ellos en favor de lo que "funciona" para los psicópatas políticos que consideran que su forma es la única y pretenden que sea "más fácil" que lo veas a su manera.

Matt Krogh
© Eric Peters Auto
Matt Krogh, el psicópata de Stand.earth.
Otro de estos psicópatas políticos se llama Matt Krogh, que es portavoz de algo llamado Stand.earth - un lobby "medioambiental". Dijo una cosa interesante sobre el edicto emitido por los psicópatas políticos de Petaluma: "El problema de permitir nuevas gasolineras es que realmente no las necesitamos y que están dejando fuera del negocio a las gasolineras existentes".

¿No las necesitamos realmente?

Entonces, ¿por qué la gente (parte de "nosotros" pero no se cuenta) está dispuesta a invertir su dinero en construirlas... si no lo prohíben los psicópatas políticos que siempre se confabulan entre ellos ni sus exigencias con nuestras preferencias libremente expresadas?

Por supuesto, el problema es precisamente ese. Realmente necesitamos gasolineras, un hecho evidente expresado por la voluntad de la gente de satisfacer esa necesidad construyendo gasolineras con su dinero y no con el de otros, que están dispuestos a gastar porque saben que se puede ganar dinero vendiendo gasolina a gente que la necesita y quiere comprarla.

No hay que forzar nada a nadie.

Esto crea un problema - para los psicópatas políticos. No hay poder en el libre intercambio ya que la gente es libre de no intercambiar, si así lo prefiere. El poder del No es tan poderoso como una pistola, pero sin la inmoralidad. Tiene un efecto escarmentador sobre los no deseados.

El poder se hace forzando lo que no se quiere, usando las armas para negar la libertad de no intercambiar.

Este equipo de Stand.earth -que se representa a sí mismo y a la gente asociada a él, no el "nosotros" real que todo lo abarca y que los psicópatas políticos utilizan reflexivamente para crear la impresión de unanimidad y así ocultar la inmoralidad de arrastrarnos a lo largo con ellos- también está dando golpes de pecho por algo llamado Ciudades SEGURAS. El insípido acrónimo se traduce como "Stand Against Fossil Fuel Expansion" (Contra la expansión de los combustibles fósiles). Lo que en realidad significa: estar en contra de las decisiones libremente tomadas por el resto de nosotros.

Unlimited Power
© Eric Peters Auto
Lo cual es necesario -de nuevo- por el hecho siempre tácito de que el resto de nosotros no soportamos tales cosas. Si "nosotros" lo hiciéramos -si no quisiéramos gasolina- no habría necesidad de prohibir a las gasolineras que nos la vendieran.

Las preferencias libremente expresadas de "nosotros" se encargarían de ello.

Pero "nosotros" -más de nosotros que de ellos- sí preferimos comprar gasolina y comprar coches a gas, como lo demuestra nuestra compra de ellos, porque tienen más sentido (y cuestan mucho menos) que los coches eléctricos que nos imponen los psicópatas políticos, como nos impusieron el R-134a (el sustituto forzado del Freon) y el E10 (el sustituto forzado de la 100% gasolina).

"Ideas como esta pueden extenderse rápidamente", dice Krogh. Quiere decir que la legislación que impone ideas como las suyas puede extenderse rápidamente. Y se está extendiendo. Los aparatos políticos de otros 30 condados y ciudades de California están en proceso de imponer sus ideas a la gente que vive bajo sus regímenes y es probable que se extienda más allá de California ahora que esta ha adquirido un control de facto del aparato federal.

Pero los psicópatas políticos nunca utilizan un lenguaje honesto por la sencilla razón de que es demasiado honesto. El lenguaje tiene que ser invertido para subvertir el pensamiento, para manipular (hacer luz de gas) a la oposición, y que sea más fácil imponernos a "nosotros" -en contraposición a ellos- sus ideas.

"En realidad es una valentía política ser el primero en esto", dijo Krogh a Axios.

Sí, en efecto. Es muy valiente utilizar el poder del gobierno para quitarle a la gente sus opciones y obligarles a hacer lo que se les dice.