Pues esto es uno de esos vídeos que te quedas diciendo: «olé por las personas que no se comportan como robots». En este caso un sanitario de una residencia le ordenan vacunar a los ancianos y, éste antes de hacerlo, pide saber quién se responsabiliza si existieran efectos secundarios y si han sido informados los ancianos.
vacuna anciano

Imagen de archivo
Pues bien, en vez de aclarar todas sus preguntas como debería de ser, se dedican a intentar amedrentarlo, tal cual. Es decir, que le ordenan vacunar y no se hace cargo nadie de posibles secuelas o efectos secundarios. En todo caso querían cargar el muerto al propio trabajador. Escuchad porque no tiene desperdicio.